keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Culture
Berlinale Talents desde la mirada de Nathalie Álvarez
01.03.2017
Por Andrea Rendon

Hace unas semanas, el Festival de Cine de Berlín culminó y con ello también su área académica: Berlinale Talents. Desde que nos enteramos que Nathalie Álvarez Mesén estaba seleccionada, quisimos pedirle una colaboración sobre su experiencia como Talent, además de compartirnos lo que pudo ver en la Berlinale.

Nathalie es una joven y talentosa cineasta sueca, creció en Costa Rica y decidió regresar a su país natal para estudiar cine, actuación y guión. Ahora se encuentra escribiendo y produciendo su Ópera Prima que será una coproducción entre Suecia y Colombia. Actualmente estudia un MFA en Dirección y Guión en una de las escuelas con más prestigio: Columbia University.

Conoce más de su trabajo en: http://www.berlinale-talents.de/bt//talent/nathalie-alvarezmesen/profile y nathaliealvarez.com


Berlinale Talents es una  plataforma anual organizada por el Festival Internacional de Cine de Berlín, en donde 250 cineastas de diversas disciplinas son invitados a participar en clases magistrales, paneles, lab studios, proyecciones, etc.

“Courage Against All Odds” es el tema del Berinale Talent Campus 2017. Pancartas con frases como “nadie financiará esta película.” o “por qué no consigues un trabajo de verdad.” se colocan alrededor de Berlín,  reflejando la realidad que muchos cineastas se enfrentan todos los días, y nos recuerda el valor que necesitamos para continuar y hacer lo que hacemos.

Me siento agradecida de haber sido invitada a la edición de este año, cuando el tema “Coraje” estuvo presente en todas las actividades organizadas. En este tiempo políticamente hostil, se necesita mucho justo eso: coraje.

Algunos de los temas de los paneles y clases magistrales incluyeron la experiencia corporal del sonido, igualdad de género en la industria, subtitulación, sobrevivir coproducciones, “kill your darlings”, entre muchas otras cosas. Aparte, se ofrece una serie de interesantes excursiones en Berlín y además de un número de laboratorios específicos de campo más profundo. Era un enorme y lujoso menú a elegir, en donde podías componer tus días dependiendo de tus intereses.

Ésto, por supuesto, me dejó muy poco tiempo para las proyecciones de las películas en selección. Vi muy pocas, pero quiero mencionar dos de ellas.

En primer lugar, la adaptación del libro “Call Me By Your Name”. Ya que había oído maravillas sobre el libro y el anterior trabajo del director Luca Guadagnino, no ha dejado de impresionarme, tuve altas expectativas. No me decepcionó. Aparte de algunos problemas de claridad en la primera mitad, la selección de tomas de Guadagnino y especialmente el trabajo del joven actor, Timothée Chalamet, me sumergió de vuelta a éste mundo de ser joven y tener el corazón roto. Me dejo llorando junto a los diferentes personajes. Una profunda historia de amor y de como buscar y aceptar nuestra identidad, y cuán doloroso puede ser.

La segunda película es “Sameblod”, el primer largometraje de la directora sueca, Amanda Kernell. Sameblod era parte de la sección Indigenous Cinema y aborda algunos de los momentos más oscuros la historia de Suecia, durante la cruel discriminación de los Sami en la década de 1930, un momento de la historia que a todo sueco le gustaría olvidar (yo soy en parte sueca). Pero con la ayuda de éste largometraje, éste episodio es traído de nuevo a la luz, interpretado con mucha honestidad por actores naturales. Es una conmovedora película, realizada en parte en lengua Sami, que permanecerá conmigo por mucho tiempo.

Berlinale Talents fue una experiencia inolvidable, no sólo por la inspiración que todas las charlas, clases magistrales, studios labs y películas lograron inyectar en mi alma cinéfila, sino también debido a la maravillosa gente que conocí y las conversaciones que teníamos. La posibilidad de conocer a personas de todo el mundo es algo de gran valor en este clima político. Hace el mundo más pequeño y nos recuerda que nuestra fuerza está en nuestras diferencias y que con valentía podemos ser parte de un cambio muy necesario.

Colaboraciones y amistades nacieron aquí y continúan a través de la distancia. Estoy segura de que a cada participante del Berlinale Talents, Berlín lo ha dejado inspirado y con al menos un amigo más en el mundo.

—————————————————————————————————————————

Versión en inglés

Berlinale Talents is an annual summit and networking platform organized by the Berlin International Film Festival where 250 emerging filmmakers from different fields are invited to participate in master classes, panels, lab studios and screenings, amongst other things.

Courage Against All Odds is the theme of this year’s Berinale Talent Campus. Banners with phrases like ”No one will ever finance this movie.” or ”Why don’t you get a real job.” are placed around Berlin, mirroring the reality that many filmmakers face everyday, and reminding us of the courage we need to have to continue to do what we do.

I was happy and honored to be invited to the summit this year, when the theme Courage, ran through all the activities organized. In this crazy political situations that the world is going through we really need a lot of it.

Some of the subjects to the many panels and master classes included the body experience of sound, gender equality, right clearances, subtitling, co-productions, inspirational flows… Aside from this, a number of interesting excursions in Berlin were offered plus a number of longer field specific labs. It was an enormously luxurious menu to choose from and you could compose your days as it best suited you depending on your interests.

This, of course, left very little time for the actual film screenings. I saw very few films but I want to mention two of them.

First, the wonderful adaptation of the book Call Me By Your Name. Since I’d heard wonders about the book and the previous work of the director Luca Guadagnino hadn’t failed to impress me, I had high expectations. Luckily I wasn’t disappointed. Apart from some clarity issues in the first half, Guadagnino’s selection of shots and especially the young actor Timothée Chalamet’s stunning work carried me through the movie, and without noticing when it happened, I was engulfed by it. I was young and heartbroken again, crying together with our different characters. A strong love story and an amazing portrayal of a quest to find and accept ones identity and how painful it can be.

The second film is Sameblod, the feature debut of Swedish Director Amanda Kernell. Sameblod was part of the Indigenous Cinema section and it addresses some of Sweden’s darkest moments in history during the ruthless discrimination of the Sami people in the 1930’s, a piece of history that the Swedish would like to forget (I’m partly Swedish), but the issue has now been brought back to light in this strong drama, truthfully portrayed by brilliant non-actors. This striking film, done partly in Sami language, will stay with me for a very long time.

Berlinale Talents was an unforgettable experience not only because of the inspiration that all the talks, masterclasses, studio labs and movies managed to inject into my film-soul, but because of the wonderful people that I met and the conversations we had. The possibility to meet people from all over the world, with a love for cinema, is something of great value in this harsh political climate. It’s something to remind us that our strength is in our differences and that with courage we can be part of a much needed change.

Collaborations and friendships are born here and continue across oceans. I am sure every Berlinale Talent participant left Berlin inspired and with at least one more friend in the world.  I’d come back any second.