keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Diary
Café Romita: Placer sibarita, de los dueños de MOG Bistró
30.07.2019
Por Fernando Lucio Escalera

La entrada a este oasis de sabor puede pasar desapercibida desde avenida Cuauhtémoc, en la colonia Roma Norte, pero para los avisados del buen comer, esta discreción se agradece al entrar al acogedor y aromático recinto. 

Café Romita sigue apareciendo como Trattoria Lingua Franca en los geolocalizadores, pero lo cierto es que está a unos pasos de la mencionada avenida, en el #13 del callejón Real de Romita. Pertenece a los mismos dueños del emblemático MOG Bistró, y su cocina es una fusión mágica entre la comida italiana, francesa y japonesa; las tres dominadas magistralmente por el chef Mazayuki Aida.

Enclavado en una casa antigua, típica de la zona, con un jardín adaptado para el disfrute de la tranquilidad de su ubicación en la parte de afuera, así como pequeños y cómodos salones, testigos mudos de charlas y disfrute, Café Romita ofrece una amplia carta que va desde las exquisitas entradas, como el ajillo de camarón (toda una bomba de olor), la burrata (que viene montada en una cama de masa de pizza horneada), las papas fritas orgánicas servidas con crema y salsa agridulce, mayonesa con curry y catsup, hasta los exquisitos platos fuertes, que van desde pastas y pizzas (que recorren la tradición italiana y llegan hasta la originalidad italo-japonesa).

A destacar los abundantes ramen tsukemen, que destacan por lo vistoso y cuidado de su elaboración, además de que es un tipo de fideo bastante peculiar de encontrar aquí en la Ciudad de México, más aún, por su grandioso sabor.

Los postres merecen su mención aparte. La crème brûlée de castaña y expreso, acompañada de helado de fresa y salsa de betabel  es un deleite. El Mont Blanc vuelve a recordarnos que estamos de la mano de un chef japonés, pues es un puré de castañas acompañado de helado de matcha.

El concepto de Café Romita lo define el capitán del mismo, Humberto Lumbreras*, como “un restaurante multiconcepto que busca ir más allá de vender comida y bebidas: queremos ofrecer experiencias. Que la gente venga y salga con algo más de con lo que llegó”. 

La oferta de bebidas incluye lo básico de una carta, pero no se olvida de ofrecernos algo nuevo: el ginger ale casero y la soda de maracuyá son prueba de ello. Tienen cerveza artesanal, que provee Cervecera Hércules y Cerveza Cru Cru, ésta última tiene su base de producción en el mismo barrio de Romita.

El café es otro de sus headliners. Proviene de Pólvora Fábrica de Cafés Especiales, un grupo que cada vez toma más protagonismo en la escena cafetera nacional.

Foto: instagram.com/caferomita

Abierto al público apenas en mayo de 2019, Café Romita es ya un spot necesario para todo amante del buen comer. Es de esos sitios de los que aún no te has ido y ya quieres regresar.

Información:

Café Romita

Real de Romita 13, Roma Nte., 06700, Ciudad de México, CDMX.

Reservaciones: Opentable, o al teléfono 4398-4084

*Agradecimiento especial a Humberto Lumbreras, por el maravilloso servicio y disposición para platicarnos todo sobre Café Romita.