keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Casa Lu: abriendo panoramas artísticos
19.07.2017
Por Paulina del Pino

Conocer, convivir, aprender o salir de lo cotidiano, son importantes factores que influyen en el crecimiento profesional y artístico. En el mundo existen programas de residencias con la única misión de cambiar temporalmente a los artistas de entorno para que entren en contacto con una comunidad distinta a la que está acostumbrado nutriéndose de nuevas experiencias, como vivir aisladamente, en el campo, en una montaña o hasta vivir en las ciudades más importantes del mundo. Hay todo tipo de programas, los hay para quienes buscan identificar sus estilos y lenguajes, experimentar con distintos materiales, conceptos o medios; los que ayudan a artistas sin tantas posibilidades económicas para darse a conocer en las ciudades más importantes del mundo y también existen programas con gran prestigio a nivel internacional como el Artist-in Berlin Program o el Whitney Independent Study Program.

En nuestro país poco a poco han ido surgiendo distintas residencias que les brindan a los artistas las posibilidades de viajar a otros países, conocer nuevas culturas y apoyar alguna causa social. En la Ciudad de México por ejemplo, Casa Lu, es una nueva organización privada que ofrece programas de residencia para artistas mexicanos e internacionales, con la misión de proporcionar espacios tranquilos para que los artistas vivan, tomen inspiración y realicen sus proyectos, con la intención final de promover esos trabajos a través de plataformas digitales, exposiciones, talleres y conferencias para conocer a nuevos artistas y demás personas del medio.

Guadalupe Quesada, fundadora de Casa Lu decidió iniciar este proyecto después de sus viajes, de conocer nuevas culturas y formas de vivir. Ella nació y creció al sur de la Ciudad de México, específicamente en la colonia Tlalpan, rica en historia, arquitectura y arte, quien por amor a la colonia, puso la casa a tan solo unas cuadras del centro de Tlalpan. Para ella es el lugar ideal para resaltar la escena artística de la zona, así como darla a conocer al mundo. “La palabra LU, en tibetano significa “algo que dejás atrás”; decir LU, nos recuerda que solo somos viajeros, refugiados temporalmente en esta vida y cuerpo. Aquí los artistas de cualquier disciplina pueden vivir, trabajar e intercambiar de manera temporal para luego continuar con su viaje en algún otro lugar”.

Como parte de su reciente inauguración, los artistas que presentaron sus obras fueron Isauro Huizar, arquitecto, que reordena y recontextualiza lo que ya existe; Vicente Quesada, ingeniero mecatrónico, explora la realidad y nuestro lugar en el universo; Katrine Munksgaard artista y arquitecta, que crea reflexiones distintivas, arquitectónica y artística en la preparación de propuestas, que confrontan cuestiones importantes para ella, la sociedad y también en temas concretos y poéticos. Por último se encuentra Katherina Acevedo, fotógrafa autodidacta, ella busca dentro de un colectivo al que pertenece, celebrar el papel significativo de la mujer a través del arte, literatura y política.

El programa de residencias, abre la convocatoria durante todo el año, en donde la estancia mínima es de un mes y la máxima de 6 meses; los artistas pagan una cuota  que cubre el alojamiento, estudio, transporte al aeropuerto y una exposición final. Dentro de la casa hay tres dormitorios, una cocina, sala de estar, tres baños, una galería, dos estudios de interior y tres patios. Si eres artista, buscas relajarte, vivir, inspirarte y trabajar en un proyecto en específico, este lugar es para ti, entra a su página para conocer más información.