keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Highlights
Cintas de la Memoria: una pieza por las víctimas de feminicidio
15.03.2020
Por Sara Castañon

El pasado domingo 8 de marzo, las calles se llenaron de nuestros gritos, lágrimas y furia. Salimos a marchar por las que ya no están, por la impunidad y por nuestros derechos. México se pintó de morado y verde y desde el Monumento a la Revolución hasta el Zócalo de la CDMX, fuimos una misma. Este año, a diferencia de todos los anteriores, me acompañaron mujeres que nunca habían ido a una marcha feminista y entre tantos contingentes y colectivos, las invité a unirnos al contingente pacífico encabezado por una escultura que hizo un conjunto de mujeres autoconvocadas para recordar a las víctimas de feminicidio en el país.

Parte del equipo Cintas de la Memoria

Parte del equipo Cintas de la Memoria

Las Cintas de la Memoria fue una pieza hecha con varias manos, inspirada en la danza de las cintas que se realiza en distintas regiones del mundo como símbolo de unión. Sostenido en un poste, cayeron y se alzaron listones con banderines morados y verdes donde se escribieron la mayor cantidad de nombres de víctimas de feminicidio posibles, con la intención de nunca olvidarlas, de no minimizarlas a una cifra más, de recordar quiénes fueron. Al no existir listas oficiales con información sobre las víctimas, los nombres fueron retomados del Mapa de Feminicidios realizado por María Salguero, una iniciativa que nombra y da identidad a las mujeres asesinadas. El día de hoy, en el mapa hay más de 8,000 nombres.

Durante la marcha, la pieza fue montada en un carrito que fue movilizado por muchas de las mujeres que ahí estábamos. El grupo autoconvocado así lo expresó:

“caminamos juntas por las que ya no pueden caminar con nosotras.”

Al final, la pieza fue colocada a uno de los costados del Zócalo.

Diez mujeres al día son asesinadas en nuestro país; la marcha, las piezas, los performances, los destrozos, nada nos las va a devolver, pero nunca más tendrán el beneficio de nuestro silencio. Nunca más seremos borradas de la historia. No olvidamos a aquellas a las que les fue arrebatada la vida, a las que son torturadas y abusadas, a las que luchan desde su trinchera todos los días, a las que salen a acuerpar y gritar por todas. Prometemos nunca olvidar.

Todas las fotos se nos compartieron por las integrantes del contingete Cintas de la Memoria.