keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Highlights
¿Cómo hacer un swap party en tiempos covidianos?
08.12.2020
Por Aitanni Carranza

De las experiencias que más he extrañado desde la pandemia es visitar el tianguis, bazares o eventos de venta e intercambio de ropa donde, además de encontrar tesoros de segunda mano, eran lugares para pasar un buen rato y conocer a personas con intereses similares en cuanto a la moda.

Tanto es así, que hace poco decidí hacer un swap party con algunas amigas y sana distancia; era la primera vez que preparaba uno (también la primera vez que armaba un evento pandémico) y fue un éxito.

¿QUÉ ES UN SWAP PARTY?

Un swap party es básicamente una “fiesta de intercambio” donde puedes dar objetos que ya no quieres y recibir, por igual, cosas que alguien más ya no necesite; en este caso, el intercambio es de ropa.

Empieza invitando a no más de 10 amigues; que todes estén dispuestes a convivir y hablar de ropa toda la noche. Agenden la fecha y hora para ir preparando con anticipación lo que necesitan llevar.  

SE CREATIVX CON LAS REGLAS

Te comparto las reglas que yo di en mi primer swap party. Aún así tu puedes crear las tuyas o entre todas tus amistades: 

  • Cada persona debe traer 8 prendas (blusas, pantalones, faldas, vestidos, chamarras, sacos) y 2 accesorios (bufandas, bandanas, bolsas, carteras, joyería, lentes, cintos).
  • Traer la ropa ya limpia, desinfectada, sin defectos o manchas y traer en gancho lo que se necesite colgar.

No recomiendo que lleven zapatos a menos que entre las participantes se pongan de acuerdo antes en cuanto a medidas, ya que es muy difícil coincidir. 

DINÁMICA DE RONDAS

La dinámica del swap party es una serie de cuatro rondas para que platiques sobre tu estilo, la historia de tus prendas y conozcas las de las demás también.

La primera ronda es por turnos: cada quien elige una de sus prendas para contar la historia de cómo fue cuando la compraron, detalles sobre el uso que le dieron y un poco sobre por qué decidieron dejarla ir. Y como en una subasta, después de conocer sobre la pieza, las personas que la quieran hacen una oferta para intercambiar con algo de lo que llevan.

La segunda ronda ya es directo a robar. La indicación es tomar una pieza de la persona que se encuentra a la derecha, así cada quien tiene el privilegio de tomar lo que les gusta primero que las demás.

Antes de iniciar la tercera ronda pueden mostrar, una por una, las piezas que llevan para comenzar a hacer intercambios personales. La tercera ronda es la más extensa y puede ser tan flexible como quieran, es dar y recibir con la misma persona. 

CAMISETAS, DISCOS Y JEANS

Para el final, todas las prendas que no se pudieron intercambiar por acuerdo se ponen en un rack de ropa o al centro y por turnos cada quien elige una pieza. En esta última ronda se pueden repetir los turnos varias veces hasta el punto de ya haber obtenido suficientes prendas. 

Lo más importante de un swap party es pasar un buen rato entre anécdotas personales sobRe la ropa favorita de tus amigues. Al mismo tiempo ayudas a que el ciclo de cada prenda se extienda más, dándole nuevas oportunidades de vivir y usarse.

Si te animas a hacer un evento así, cuéntame su experiencia, qué prendas consiguieron y qué nuevos outfits lograron con sus piezas intercambiadas con el hashtag #aitannicslowfashion en Instagram.