keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Play Me
DGTL Festival: música increíble, filosofía sostenible y vanguardia tecnológica
01.08.2017
Por Lolo

Vanguardia, innovación y sostenibilidad son tres de los nombres de pila del DGTL Festival, que llega los próximos 11 y 12 de agosto al industrial Parc del Fòrum de Barcelona desde Holanda para demostrar que un cóctel de ingredientes entre tecnología, ocio, disfrute pleno y –el clave– sostenibilidad hace que el futuro sea palpable. DGTL Barcelona se sienta en el trono de los festivales con una programación musical increíble y una filosofía que el resto del mundo debería adoptar.

Encabezando un cartel de electrónica muy, muy potente formado por más de 60 artistas, DGTL Barcelona cuenta con los beats de Solomun, el techno contemporáneao de la casa Berghain a manos de Marcel Dettman, un muy anticipado b2b entre el español Paco Osuna y Seth Troxler, el dúo Optimo –formado por JD Twitch y JG Wilkes– que ignora distinciones entre géneros musicales y reta las normas de su oficio en sus memorables sets y, cómo no, el reputadísimo Maceo Plex, líder de Ellum y Mosaïc, que se hará valer como uno de los máximos exponentes de música electrónica y house oscuro en su versión más visceral y emotiva.

A las mesas de los escenarios Modular, AMP, Generator y Frequency se suman también Âme [dj], Adriatique, Amelie Lens, Jennifer Cardini, Coyu, Fairmont [Live], Jeff Mills, Joy Orbison, Man Power, Marvin & Guy, Mind Against, Recondite [Live] y Tale Of Us, entre otros.

Para acompañar la potencia de esta programación a niveles más transversales, los HQ en Ámsterdam han decretado unas metas muy ambiciosas para la tercera edición del festival en Barcelona reflejadas en su programa de Art & Revolution.

Y es que cuando tenemos un festival en la mira, raramente nos planteamos cuántos recursos se involucran en su puesta en marcha y el impacto de su paso. Por suerte, DGTL es consciente de que el planeta tiene fecha de caducidad y de que la única manera de posponerla es cambiando la forma de hacer las cosas.

Por eso, y sin que el festival pierda reclamo, Revolution vuelve con numerosas e innovadoras iniciativas que contribuirán a que, para 2021, DGTL Barcelona sea el primer festival de España en no producir ningún residuo.

Con la sostenibilidad en mente como eje fundamental de la organización, las propuestas sobre impacto ambiental de este año van desde una alberca que consciencia sobre la cantidad de agua que se puede ahorrar si no se consume carne, una oferta gastro 100% vegetariana que sustituye la carne por heura –una proteína de soja muy similar al pollo en sabor y textura–, el alquiler de bicicletas como medio más ecológico para llegar al evento, el proyecto Food Makers que da un lugar a refugiados tras los fogones del festival y, la estrella del cartel, un sistema de reciclaje de orina que convertirá la pipí de los asistentes en fertilizante para los granjeros locales.

DGTL Barcelona, además de ser íntegramente autoabastecido, se toma muy en serio eso de borrar su paso una vez concluido, empezando por los miles de litros de orín que los 40.000 asistentes estimados dejarán en las letrinas del festival.

Siendo francos, quizá nunca lo hayas pensado, pero hacer pipí contamina… Aunque, lo creas o no, se le puede sacar mucho provecho para conseguir cerrar el círculo y aportar algo bueno. Resulta que la orina es muy rica en fosfatos, base de muchos fertilizantes que, de hecho, escasea –se estima que las reservas actuales no durarán más de 30 años–.

Por eso, unas pioneras y modernas cabinas especiales (WCloc), en las que el festival ha invertido enormemente, viajarán desde Francia para convertir la orina en estrovita, un fertilizante a base de fosfatos mediante un reactor especial.

El festival pretende reciclar unos 3.000 litros de pipí diarios que beneficiarán a árboles, plantas, frutas y verduras y mostrará el progreso mediante unos paneles LED que indicarán la cantidad de usos a tiempo real, el cálculo del fosfato conseguido, la reducción de CO2 en comparación a la que emitirían baños normales además de información sobre el ciclo del nitrógeno, la crisis del fósforo y la escasez de agua.

Con esto DGTL deja claro que hay mejores maneras –incluso cómodas y convenientes– de gestionar nuestros recursos que, junto con la música, ya promueve en ciudades como su natal Ámsterdam, Ade, Tel Avid o São Paulo, además de su sede condal. ¡Todo un estandarte a seguir!

No pierdas oportunidad de formar parte de la revolución y de disfrutar un festival sin igual si es que estás en Europa este verano.

Consulta más sobre el festival y su programa Art & Revolution aquí.