keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Beauty
#INSPOWER Elisa María, su historia en la Moda y el Deporte
08.03.2024
Por Diana Rosalia
fotografía Fernando Poil para NOT MODELS

Siempre que pienso en la imagen femenina dentro de los medios de comunicación y redes sociales, siento la urgencia de quejarme sobre lo homogénea que es esta representación y la urgencia de diversificarla. Siento una necesidad (hasta hace poco silenciosa) de ver personas con las que me pueda identificar: de cabellos rizados, morenas, de estatura promedio o pequeña y con barrigas redonditas. 

Sin embargo, y lo digo con vergüenza, jamás me había puesto a pensar en la necesidad de representación que va más allá de la talla o el color de piel. Nunca con tanta conciencia como el día que conversé con Elisa Maria.

Un poco de su historia

Elisa nació con una condición motora llamada espina bífida. A los 6 años, y como parte de su rehabilitación, comenzó a nadar y entre los 10 y 22 años fue seleccionada estatal de Jalisco. Actualmente es Licenciada en Cultura física y deportes y tiene presencia en el mundo del modelaje también. Ella misma nos cuenta un poco del cómo le gusta definirse.

Elisa María es una persona auténtica y fuerte en todos los aspectos. Me considero una persona determinada que le gusta ir por eso que quiere. Soy terca en el buen sentido porque no me rindo.

La moda es un espacio para todxs

Su incursión en el modelaje se dio de forma inesperada, al mismo tiempo que se desempeñaba en el deporte profesional.

Me invitaron a una pasarela cuando  tenía como 17 o 18 años por parte de una chica que tiene un proyecto que se llama Moda Incluyente y participé en intermoda. Esa fue la primera vez que modelé. Ahí conocí a Fer y Mau, ellos tienen una agencia creativa y tienen talentos que no son el típico estereotipo en el mundo de la moda.

El logro de Elisa al ser una de las primeras modelos mexicanas en silla de ruedas es suyo, pero también de todxs aquellxs quienes no han tenido a nadie con quien identificarse en este medio. 

El trabajo de buscar una diversidad en los rostros y cuerpos que vemos en pasarelas, portadas y medios no es solo de quien porta la ropa, también involucra a quienes la crean y el resto de participantes en esta industria.

Creo que hace falta conocer que en este mundo hay muchas personas diferentes. Sé que vamos poco a poco, pero nos falta mucho. Los diseñadores no piensan en que alguien en silla de ruedas pueda lucir un pantalón o unos zapatos, en que hay distintas tallas y distintas formas de cuerpos. Los diseñadores tienen que cambiar su mirada.

La representación importa

De pequeña yo nunca me sentí representada con alguna figura. Por ejemplo, jamás me sentí identificada con ninguna princesa como otras niñas que sí tenían este mundo de fantasía. Mi motivación es poder inspirar de forma positiva a otras personas y ser un ejemplo. Que me digan: te vi y me sentí identificada.

Si solo cierto tipo de cuerpos son visibilizados, ¿desde dónde se forman los ideales estéticos de las personas que no cumplen con los rasgos, proporciones o formas de esos modelos? Se forman a partir de ideales inalcanzables, se genera un deseo por lo ajeno y un rechazo por lo propio, por unx mismx.

Hace falta romper estereotipos y tener empatía. También nosotras mismas tenemos que darnos cuenta que podemos ser un modelo para las futuras generaciones. Una siempre va a tener luchas internas, lo importante es enfrentarlas. 

La empatía de la que habla Elisa me hizo falta al ignorar que no solo los cuerpos gordos o morenos necesitan mayor representación. Y después de esta charla y repensar mis primeras impresiones respecto al tema, reconozco que esa falta de empatía parte de un desconocimiento. La participación de personas funcionalmente diversas en la industria de la moda tiene repercusiones positivas en lo colectivo. Así que coincido con Elisa María:

Tienes que pensar en ti y pensar en los demás; pensar en el futuro es una responsabilidad social.

Esto no es una historia motivacional sobre cómo todxs podemos salir adelante a pesar de las adversidades personales y las desigualdades estructurales. Donde “el cambio está en unx mismx”. Es una historia, que como otras, también debe ocupar un lugar en los medios de comunicación y las redes sociales, no para anular los cuerpos hegemónicos sino para mostrar que otros cuerpos también existen. 

¿Conocías el trabajo de Elisa María? ¿Qué otras personas funcionalmente diversas conoces en el mundo de la moda? Cuéntame qué opinas sobre la entrevista y las fotografías. Nos leemos en Instagram.