keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
#Inspower María Montané y el arte del estilismo de moda
28.11.2017
Por Olivia Meza

Existen mucha desinformación alrededor del estilismo de moda como profesión. Algunos piensan que es sólo ponerle ropa a una modelo pero la realidad es abismal entre ese pensamiento y lo que se requiere para llevar a cabo una buena coordinación o estilismo de moda. Y aunque apenas se ha forjado académicamente, la mayoría de los estilistas más reconocidos del mundo no contaron realmente con una educación escolar al respecto, sin embargo, la práctica, la constante investigación y por supuesto la pasión por la moda más allá de calificarla como bonita o no, ha sido su enfoque y motivación de estudio.

“Diviértete, habla, pregunta, créetela y si no sale, y es un caos tremendo, vuelve a intentarlo,” –María Montané

En esta entrega de #Inspower, queremos presentarte a María Montané, Diseñadora de Moda con certificados en Estilismo y Diseño de Imágen en Fashion Institute of Technology y originaria de Saltillo, Coahuila. Su carrera es corta pero efervescente, llena de múltiples formas de coordinar la moda no sólo a través de revistas especializadas como Vogue Italia, Nylon Magazine, CAKE, Código e incluso en MEOW Magazine; también para marcas para niños y revistas como Babiekins y Poster Child Magazine. Conócela más a fondo a través de esta conversación:

1. ¿Cuál fue tu primera prenda o outfit favorito del que te enamoraste?

Las chamarras de mi abuela. En realidad todo su clóset era digno de admirar. Lleno de texturas y estampados súper interesantes. Lo más bonito es que ahora yo tengo la mayoría de las prendas y las usó constantemente, a veces son la pieza clave para muchas de mis editoriales.

2. ¿Cómo era tu perspectiva de la moda cuando la conociste?

Creo que hasta ahora sigo sin entenderla, me acuerdo de los primeros días que estás en la escuela y te preguntan por tu diseñador favorito, pasarela o para quién te gustaría trabajar etc. me causaba conflicto. Yo sólo sabía que funcionaba haciendo cosas creativas y que la pasaba bien armando looks. Creo que a diferencia de muchas personas que trabajan en este ambiente, mi carrera ha sido el “mejor accidente” que he tenido, y estudié diseño de moda porque no me veía en otra carrera. Fue totalmente inesperado, ya que no soy la persona que desde niña se interesó por pasarelas y high fashion. Creo que me llamaba más la atención ir a los mercados de pulgas y tiendas de segunda y encontrar esos “tesoros” que hablar de Gucci y Chanel. Hay una frase muy buena de Bill Cunningham que me sigue constantemente y me ayuda a entender lo que hago: “Fashion is the armor to survive the reality of everyday life”.

“mi carrera ha sido el “mejor accidente” que he tenido”

3.  ¿Cuál fue el motivo principal por el cual decidiste ser estilista de moda?

En el abanico de posibilidades que te dan a la hora de estudiar diseño de moda, empecé descartando opciones. No soy buena cosiendo, no tengo la paciencia para patronar y, como lo comenté anteriormente, soy buena creando, me gusta mucho armar boards de inspiración … ¡puedo vivir haciendo eso! Descubrí que esa era parte del proceso de armar editoriales, o la labor de una estilista y simplemente me cautivó, dije, ¡de aquí soy!

4. ¿Cómo definirías el trabajo de una estilista, en este caso, el tuyo, obviamente?

Como freelancer no descansas ni dejas de crear, no hay horario de oficina y creo que como cualquier trabajo, necesitas mucha pasión y buscar inspiración en básicamente TODO. Creo lo más importante para tener éxito y hacer un buen styling es tener tu complemento perfecto, un buen equipo que concrete las ideas y tu como directora de arte y estilista hacer que visualicen el panorama que estas planteando. El cuadro entero de lo que se va a representar en la historia de moda; que haya coherencia y un conector de página en página.

5. ¿Cuál ha sido el reto más difícil que has tenido que enfrentar como estilista?

El hecho de que piensan que un estilista simplemente carga las prendas o ¡solamente plancha! Ja,ja. Eso es solo una parte pequeñita del trabajo, pero me frustra que por ejemplo a la hora de hacer una campaña piensen que no es necesario tener un stylist en el set, que sólo con el fotógrafo o “como vaya saliendo” está bien, es muy triste que no entiendan que todo lleva un proceso, board, ¡historia! Y que en todo equipo es necesario tener un estilista que engrane este storytelling a través de las prendas.

6. En el proceso de una sesión de moda editorial, ¿cuál es la parte que más disfrutas?

Probablemente el brainstorming y descubrir la primera pieza que será clave para desarrollar la historia, ir enlazando materiales, vibras, incluso canciones que vayan con la idea que se está “cocinando”. Y obviamente cuando la magia está sucediendo y estoy a un lado del fotógrafo viendo el proceso, o ya cuando la editorial sale a la luz… prácticamente todo ja, ja..

7. ¿Cuáles han sido tus trabajos favoritos como estilista?

Uno de mis favoritos y más retadores ha sido uno que realice con Taleen Dersdepanian. Empezamos a idear una historia con una modelo adulta y se me ocurrió enseñarle el IG de Maye Musk, dijimos ¿por qué no la contactamos? Le mandamos un correo y días después estábamos armando ¡¡¡un shoot increíble!!!

Últimamente estoy armando muchas historias infantiles y la última que hice en Barcelona fue una locura: dos horas y media para hacer un shoot con 4 mini modelos y unos 30 looks… Se planeó en dos días entre viajes y después de la sesión yo volaba a otro lugar, entonces llegué al set con maletas de ropa de niños (más la mía) y más el tiempo contado. ¡¡¡La historia salió divina!!! Esos retos inesperados que al ver las imágenes dices ¿¡Cómo es que salió!? ¡¡¡No sé pero salió!!!

8. ¿Cómo sería tu estilismo ideal si te dieran la libertad completa de elegir?

Creo que siendo freelance tengo esa libertad bendita que muchos estilistas no tienen por el hecho de tener que involucrar ciertas marcas en revistas. Deseando algo, tal vez sería poder colaborar más con esos nuevos diseñadores que acaban de graduarse y que seguro serán los próximos genios de la industria.

9. ¿Crees que el estilista de moda debe tener un estilo particular para sobresalir?

Creo que es probable que ese estilo mute poquito, o se vaya perfeccionando a lo largo del tiempo. Creo es importante tener muy bien adherido tu ADN, eso sí no se debe de perder. Pero es parte del juego arriesgarte y hacer cambios de vez en cuando.

10. ¿Qué hace a tu estilismo que lo podamos llamar “eso es muy Maria Montané”?

Buena pregunta… Te puedo decir que me gusta mucho mezclar todo. Layers y más layers. Yuxtaposiciones y creo que agregar ese toque final con algo inesperado, puede ser desde un pedazo de tela interesante que compré en algún mercado y termina funcionando de falda, o esos aretes de la abuela que sirven de prendedor para una editorial infantil.

11. ¿Cuál sería tu dream collaboration?

De solo pensar en personas con las que quiero trabajar (que son muchísimas) me pongo a crear historias en la cabeza. Amaría hacerle styling a Maria Carla Boscono o Linda Rodin. Muero por trabajar con Deborah Sfez. Su manera de ver la moda infantil / teen y su visión en general es ¡muy muy bonita! Ricardo Ramos hace cosas tan bellas que espero volver a coincidir y finalmente poder trabajar con él. O volver a España y poder armar una campaña para Paloma Wool o The Animals Observatory. *suspiros y más suspiros jajaja*

12. ¿Qué consejos le darías a todas las lectoras que quisieran aventurarse en el estilismo de moda?

¡Colabora, asiste otras estilistas y aprende! Encuentra un equipo con el que puedas experimentar. Diviértete, habla, pregunta, créetela y si no sale, y es un caos tremendo, vuelve a intentarlo. Combina y después haz totalmente lo opuesto para encontrar qué se ve mejor.

Sigue a María en su página web

Instagram