keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Fashion
¿Juntos son mejores? Fendi y Versace se tomaron de la mano
07.10.2021
Por Dannie Zarazua

Por primera vez en la historia FENDI y Versace crean un desfile único con una colección que hizo historia. Una celebración del legado de ambas casas de lujo que durante el último medio siglo han marcado tendencias, tomaron la pasarela durante Fashion Week para fundir sus emblemas de diseño bajo la premisa que ‘juntos son mejores’. Nosotras lo cuestionamos.

COMPLICIDAD AL RESCATE 

Llevados a esta gran conjunción gracias a la gran amistad que existe entre Silvia Venturini Fendi, Kim Jones y Donatella Versace, cada pieza sale de la zona de confort de cada uno de los diseñadores, alejándose completamente de las líneas creativas de sus casas y convirtiendo sus diseños en el deseo de coleccionistas ávidos por la moda. No obstante, nos preguntamos si esta estrategia de marketing sacia lo que parece ser un pozo sin fondo de consumismo o si realmente sustenta la alianza que la industria del lujo necesita en la actualidad.

BRAND CULTURE

En las prendas y accesorios para mujer y hombre podemos ver cómo destacan los símbolos que todes conocemos para invitarnos a la cultura de cada marca. La logomanía y la repetición de monogramas es una constante que desde su boom en los años 90, sigue siendo una tendencia buscada, usada y consumida por la moda masiva y sus repeticiones en la moda rápida también.

¿Es esto el awareness para que nuevas generaciones se acerquen a estas legendarias casas de moda? Lejos de conocer sus significados o contextos, la brand culture de las marcas de lujo es una de las estrategias más recurrentes para posicionar el estatus que tanto las ha distinguido durante décadas.

LAS CASAS SE CASAN

La mancuernas en el mundo del lujo no son tan visibles ni esperadas. Pese a que las mismas han recurrido a marcas de streetwear, por ejemplo, para volverse en un sentido más accesibles pero igualmente de culto, hoy VXF FXV nos regalaron un experimento que casi se adapta a las nuevas generaciones, sin embargo, algo hace falta y eso es la frescura que también se ansía.

Por otro lado, la nostalgia misma de esta colección explora la idea de la atemporalidad, la dualidad y la fusión del monograma de Fendi con el motivo de la llave griega de Versace. Este ejercicio tendencioso, es posible que resulte en ser un éxito que cause cierto furor pero también una mentalidad efímera sobre prendas que tal vez no sean tan memorables como quisiéramos.

Texto por Dannie Zarazúa y Olivia Meza