keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Beauty
Obsesión coreana: 5 productos de Tony Moly
26.07.2017
Por Paulina del Pino

No recuerdo exactamente en qué momento la cultura pop coreana llegó a nuestras vidas. Quizás en los 2000 con los remakes de terror como El Aro o La Maldición que vinieron por obra y arte de los estadounidenses. No obstante, la Ciudad de México ha albergado toda una cultura gracias a sus inmigrantes coreanos que nos deleitan con sus deliciosos restaurantes en la Zona Rosa o de los centros de masajes que ofrecen a precios súper accesibles.

La cultura coreana es curiosa y única; son de los primeros en imponer tendencias y muchos expertos creen que sus habitantes se encuentran adelantados culturalmente. Y si de estética o de cuidados personales se trata, ellos son los mejores. Llevan años investigando nuevos ingredientes y fórmulas para crear los mejores productos, usan elementos naturales como té verde, baba de gusano, algas marinas, claras de huevo o ginseng; por ello, no es de extrañar que las coreanas tengan la piel más bonita. Actualmente, la tendencia de la cosmética coreana ha contagiado a todo el mundo, siendo México un lugar clave para estas experiencias como Momiji, tienda online mexicana de productos coreanos o Tony Moly.

Ésta última, Tony Moly, recién abrió su segunda tienda en la Ciudad de México: Plaza Oasis Coyoacán. La primera se abrió en Parque Vía Vallejo como una pop up store y la segunda en la calle de Londres en el corazón de la colonia Juárez. Sus productos ofrecen desde maquillaje hasta las mejores mascarillas de skincare, siempre manteniendo un enfoque eco-friendly, usando ingredientes naturales y orgánicos, así como libres de crueldad animal. Tienen los empaques más lindos, listos para alimentar de color tu feed en Instagram y para conservarlos después de acabártelos.

Para que te atrevas a probarlos, te dejamos una lista de cinco productos que más nos gustaron de la marca:

Tomatox
Es una mascarilla iluminadora multifuncional hecha a base de tomate, extractos naturales y verduras, que proporcionan un efecto de limpieza y frescura, dándole a la piel un efecto iluminador inmediato, dejándola suave y lisa. Su extracto de limón blanquea y unifica el tono de la piel.

I’m real mask

Son 11 mascarillas, cada una enfocada en aportar diferentes beneficios. Cada una contiene una esencia o serum que puede ser del tipo acuoso, de emulsión o lechoso. La de aguacate brinda nutrición; la de rosas un treat deli para devovler vitalidad a tu piel y la de arroz es perfecta para pieles claras.

Liptone get it tint HD
Son labiales tipo gloss que vienen en colores fuertes y de larga duración. Están diseñados para humectar los labios y nutrir la piel. Contiene 10 tipos de aceites como durazno, mango, argán, camelia, caléndula, vitamina E, centella y olivo. Su pigmentación es ligera y hará un efecto tipo caramelo en tus labios. ¡Muy kawaii!

Pure Eco Bamboo Clean Water Fresh Toner
Contiene 96% de agua pura de Bambú Damyang que provee hidratación y descanso a la piel cansada. El agua de bambú contiene minerales completos y aminoácidos para una textura de humedad en la piel. Puede calmar la piel sensible dañada por los rayos del sol, hidrata sin dejar la piel pegajosa y la deja lisa removiendo células muertas.

Panda’s dream stick
Barra de contorno para ojos: trata las arrugas, las bolsas en los ojos y las ojeras. Contiene extracto de bambú, de acción hidratante y nutritiva, que devuelve la luminosidad a la piel y reduce las líneas de expresión.                               

MEOW PICK:

“El primer producto que probé de Tony Moly fue el Pocket Bunny Sleek Mist. Se trata de un atomizador que ilumina e hidrata la cara de forma indmediata. Si estás cansada o tuviste un día intenso, este conejito será tu mejor amigo. Huele a talquito de bebé y está compuesto por extracto de perla, camu camu, mango y extracto de naranja. Además el empaque es lo más bonito del mundo.” –Olivia Meza, directora editorial.

Puedes adquirir todos sus productos en Tony Moly Plaza Oasis, Zona Rosa y en su tienda en línea.

Foto principal vía The Jen Project