keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Fashion
Somos el mundo: Carla Fernandez Primavera-verano 2017
18.01.2017
Por Olivia Meza
Sin leer el boletín de prensa, la nueva campaña de Carla Fernandez es una oda a la multiculturalidad. El artificio de la ropa, de alguna manera, se excluyó por completo en esta serie de imágenes capturadas por Ramiro Chavez, que hablan sobre la estrecha relación que el ser humano ha tenido con la vestimenta y por consiguiente, ha permeado su integridad cultural en la sociedad que le rodea, conformada por historia, arte, política, cine, música, teatro, economía y diseño.
 Modelos –no modelos– de origen asiático, un excéntrico y folclórico escenario en Singapur, textiles creados por comunidades autóctonas de México, el impacto de diseño de Carla y la estirpe argentina de Chaves, solo son categorías demográficas que hoy en día continúan sembrando guerras, odio y xenofobia. Esta representación multicultural de la marca de moda mexicana, despierta la sensibilidad sobre nuestra existencia como un ser humano consciente de nuestros legados nacionalistas pero abiertos a abrazar y amar al mundo. Porque no nos hemos acordado que el mundo somos nosotros junto a la naturaleza, aunque siempre hablemos de él como un espectro ajeno y raro en nuestra vida.
 Carla Fernandez, como marca, ha enaltecido principalmente los valores humanos sobre las prendas. Este acto natural de vestirse y al mismo tiempo, comparte el placer que provocan las telas sobre el cuerpo. Es una introspección guiada por muchas manos y mentes en su proceso, trabajando por un objetivo en común y al mismo tiempo beneficiándose de ello.
En este caso, la imagen publicitaria de la campaña creada por Ramiro Chaves, quien lleva 15 años residiendo en la Ciudad de México, es el resultado de una relación profesional sólida con la diseñadora. Pues ha colaborado con la marca durante cinco años y ha sido el lente traductor de la visión Carla Fernandez a través de sus campañas, fashion films y videos sobre los procesos de cada prenda. Me considero un partícula más de todas las que conforman Carla Fernández. Colaborar con la marca ha sido y es un experiencia de vida transformadora por muchos motivos. Para mí, ésta ha sido ha una escuela para conocer México de manera profunda”, explicó Chaves.
 La colección en sí alberga la insignia de Fernandez bajo el lema textil ancestral combinado con técnicas de pigmentación como el shibori, bordados burdos y texturas con listones que remiten a la elaboración humana de cada pieza. La paleta de color es atrevida, pues se sale del contexto usual de la diseñadora al invitar a más colores como el rosa mexicano, violeta, amarilllo canario y azul celeste junto a los preferidos negro, blanco y azul marino. En cuanto a la construcción de la silueta, no se aleja mucho de su sello y respeta las formas tradicionales del huipil, sin embargo éste se voltea, se dobla y juega con su volumen para dar nuevas proporciones al cuerpo. Es una colección inclusiva, estudiada y sin temor a declararse mexicana en nuevos contextos geográficos y culturales. Al contrario, es una mano que se tiende al amigo, al vecino; un acto de representación pacífica sobre el degradante tiempo que vivimos.
Encuentras Carla Fernandez en:
  • Alvaro Obregón 200, Roma
  • Isabel La Católica 30, Centro Histórico
  • El Bazaar Sábado: Plaza San Jacinto 11, San Ángel
  • DÔCE 18 Concept House· Relox 18, San Miguel de Allende, Guanajuato

    KM 5.5 CAMINO TULUM – BOCA PAILA, Tulum, Quintana Roo