keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Talento emergente: Emilio Aguado
27.06.2017
Por Natasha Peñuelas
fotografía Mauricio Ramírez

En nuestra segunda entrega de TALENTO EMERGENTE no le podíamos quitar la vista a Emilio Aguado. Un joven diseñador que nos cautivó desde su primera colección y que hoy presume ser una de las promesas incipientes del diseño nacional.

Su inquetud desde niño por la moda, lo llevó a aprender a coser y desarrollar habilidades técnicas que más tarde se reflejarían en su estilo de diseño. No es muy común que un diseñador/estudiante refleje ese nivel estético propio y que tenga tan claro su camino en esta industria llena de competencia. Su marca homónima se nutre principalmente de siluetas oversized, texturas detalladas y contrastes de color en formatos cómodamente ligeros y envolventes. Emilio Aguado a sus 21 años ganó el segundo lugar de México Diseña by ELLE y está próximo a presentar su colección Primavera-verano 2018 en la siguiente edición de Fashion Week México con una historia más llena de talento y ganas.

Platicamos con el diseñador sobre su emergente trayectoria y nos dejó conocer su singular personalidad a través de esta entrevista:

¿Quién es Emilio Aguado?

Soy medio malo al describirme como persona; soy complicado, hablo solo y hasta me regaño, tengo algo de loco, maniático, me encanta querer a las personas, soy muy confiable, amo dar abrazos, soy chismoso, pero sé admitir mis errores y aprendo de ellos. No soy rencoroso, trato de ser una persona feliz y de contagiar esa felicidad a todos aquellos que se cruzan en mi camino en el día a día; a veces ridículo, todos tenemos algo de inventados, me encanta la ropa y tengo un problema comprándola, sí, a veces caigo en ser infantil, pero no soy inocente. Soy respetuoso y tengo buenos valores, eso se lo agradezco a mis papás; tengo 21 años y vivo en la CDMX.

¿De dónde nace tu pasión por la moda?

Desde niño fui súper inquieto y mi mamá me metió a un Montessori, yo ahí desde muy pequeño aprendí a coser cosas súper básicas. poner botones, a bordar y a tejer, de ahí nació el amor por crear cosas con tela, ya más avanzada mi edad, como a los 10 u 11 empecé a comprar revistas de moda y comencé a coser mis primeras prendas. A los 15 creé el primer vestido a la medida y a los 18 me decidí por estudiar moda y poco tiempo después fundé mi marca de ropa.

¿Cómo surge la idea de crear tu propia marca?

Todo fue muy rápido, además de mi gusto por crear ropa, me invitaron a participar en un evento universitario, para poder presentar una colección, yo les dije a los organizadores que no tenía una marca y menos una colección, pero que la podía crear para el evento. Así es como nació Pulso y Punto -ahora EMILIOAGUADO- y la primera colección.

¿Qué es lo que identifica a Emilio Aguado de los demás diseñadores ?

EMILIOAGUADO es una marca que se basa en esta frase: “It´s All About Real People” y que aunque no es nada nueva esta filosofía de moda dedicada a las personas reales, sí fue una original desde la creación de la marca. En la primera pasarela los modelos han sido personas que disfrutan de ser modelos y es por eso que nuestros castings han estado abiertos a que el único requisito sea querer.

 

¿Por qué decidiste enfocarte en lo oversized

El oversized es uno de los canales mas importantes que tiene EMILIOAGUADO, ya que es una tendencia que ha perdurado a través de los años, además porque jugar y experimentar con el volumen no es sencillo, hay que lograr que una prenda grande le sienta bien al cuerpo y sea parte de un buen look.

¿En qué te inspiras para diseñar?

La inspiración viene de todas partes, lo más importante es conocer y siempre estar atento a nuestro alrededor, mi última colección está inspirada en las flores margaritas y el significado que les damos lo humanos, por eso el nombre de la colección es: He Loves Me, He Loves Me NOT dándole un giro infantil, con toques de color dispersos.

¿A quién admiras?

A mi abuelita y a mi mamá, siempre me han enseñado a ser fuerte, a mantenerme fuerte, a levantarme si me caigo y a ser perseverante.

Si querían saber sobre mi diseñador favorito,  admiro mucho a Alexander Wang, porque además de lo guapo, su trabajo es impecable.

¿Cómo percibes al mundo de la moda en México? 

Socialmente hablando, la moda en México carece de apoyo, pero si analizamos casos particulares, encontramos a personas que se destacan por siempre mostrar su apoyo a la moda Mexicana y a los diseñadores establecidos y emergentes y tenemos la suerte de que este grupo de personas crece día con día, dándole a la moda mexicana un sentido de dirección, poder e identidad nacional.

¿Qué te hace sentir orgulloso de ser mexicano? 

Todos los días, en algún momento del día recuerdo por qué ser mexicano es sinónimo de ser chingón, por ejemplo, cuando abro mi closet y veo la chamarra de “Mexico Is The Shit” creada por Anuar Layón, recuerdo que la moda y la unión en México crece cuando decidimos unirnos por un bien común; También cuando estoy en mi taller y estoy trabajando con las costureras y hablamos sobre temas de todo tipo y se nos pasan las horas conviviendo. Me siento muy afortunado por estar en donde estoy y de lo que me ha dado el ser mexicano.

¿Cuáles son tus planes a futuro?

En el ámbito profesional, espero que la marca comience a ganar más reconocimiento a nivel nacional, para que poco a poco crezca y genere un reconocimiento en el extranjero, pero todo a su debido tiempo. Por ahora, presentar en Fashion week México en Octubre 2017 es mi prioridad.

En un ámbito personal, espero poder seguir adquiriendo más conocimiento, poder viajar más, para poder conocer aun más el mundo en el que vivimos y si me dejan irme a un imaginario, ser un diseñador que pueda crear controversia en la industria de la moda.

¿En dónde podemos adquirir tus prendas?

EMILIOAGUADO está construyendo su pagina en kichink, la cual estará abierta al público pronto, pero aun así se pueden adquirir nuestras prendas por nuestra página de Facebook o Instagram, mándanos un mensaje.

Fotografía: Mauricio Ramírez @maumania

MUA: Benjamin Ornelas
Modelos: Isabel Perez Gil, Diego García y Susana Serrano