keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Culture
Una forma genuina y creativa de trabajar: PÚBLICO Trabajo
11.05.2017
Por Olivia Meza
fotografía Cortesía de PÚBLICO

En una cultura que tiende al emprendedurismo, nos hemos obligado a dejar de creer que estudiamos X cosa para ser empleados de un corporativo de por vida. Las tendencias sobre el concepto de trabajo se han diversificado tanto que se han reducido a una sola persona, ésta fungiendo como único responsable de lo que está generando u ofreciendo a través de su proyecto. Y gracias a esta rama generacional, el trabajo se ha vuelto en uno más personal, genuino y sobre todo, creativo.

Para satisfacer y elevar las expectativas de estas necesidades, los coworkings han tenido un significativo auge recientemente en México. Las personas freelance buscan un lugar para formalizar su servicio o proyecto y no siempre cuentan con las elevadas cifras de las rentas comunes. Tampoco de los mejores espacios para desarrollarse creativamente. Por ello, PÚBLICO Trabajo es una de estas iniciativas que emergió para ofrecer una nueva e innovadora percepción sobre trabajar en un espacio común con las mejores comodidades.

Visitamos una de las sucursales de PÚBLICO ubicada en la colonia San Miguel Chapultepec y tuvimos la oportunidad de platicar con el arquitecto Alfonso López Velarde y el diseñador industrial Allan Legaspi, quienes nos hablaron sobre el concepto original, funcional y contemporáneo del interiorismo y sus exigencias hoy en día.

 

Olivia: Cuéntanos, ¿cómo nació el concepto Público como co-working y cuál fue la tendencia arquitectónica que quisieron tomar?

Alfonso: Empezamos hace como tres años e hicimos una investigación de las oficinas y coworkings que ya existían en México; vimos muchas deficiencias, empezando porque todas las que estaban eran solo como un pasillo u oficinas cerradas, no había un concepto tan innovador a nivel diseño o una experiencia real para los usuarios.  De la misma forma, como hubo un boom en los hoteles boutique en donde se destacan más las recepciones o las zonas de lounge, quisimos hacer lo mismo con este proyecto: hacer oficinas boutique. De ahí empezamos a hacer varios proyectos de PÚBLICO y cada edificio tiene su propio estilo e identidad.

Olivia: Es lo que veo, como que tratan de no violar tal cual el espacio e intentan ser muy respetuosos con el lugar.

onso: Cuando empezamos, por ejemplo, con el edificio de Séneca en Polanco, en la calle en la que estábamos aun no habían tiendas, entonces fuimos los primeros en detonarla. Algo muy importante para nosotros es que el proyecto que estemos haciendo haga sentido en la colonia. No es lo mismo hacer un edificio de oficinas en la Roma, San Miguel, Polanco o Juárez, cada colonia tiene su propia identidad, entonces, incluso dentro de Polanco, el segundo edificio que fue en Moliere tiene una identidad distinta al de Séneca. Cada proyecto tiene su propia personalidad y siempre buscamos que se adapte a la zona.

Oli: También todos tienen un interiorismo diferente, ¿no?

Alfonso: Sí también. Desde que empezamos no quisimos hacer un tipo Starbucks, donde entras a cualquiera y hay un mismo lenguaje de interiorismo. Lo que queríamos era que cada edificio por lo mismo de que está en un punto distinto de la ciudad, tuviera su propia identidad. Conforme fuimos haciendo los edificios, éstos eran cada vez más grandes, por eso quizás aquí el interiorismo es distinto. Se hizo una investigación del uso de las oficinas, en cómo utiliza la gente los espacios. El mexicano lo que generalmente prefiere es su espacio privado, entonces una vez que tiene eso resuelto, se incursiona en las áreas públicas, que en este caso son las áreas de coworking, mezcladas con las áreas de transición que es la parte donde hay sillones o phone booths. Entonces ahí es cuando empiezas a entender a tu usuario, todo se fue diseñando con base en cómo los iba a utilizar la gente, en cómo iban a habitar estos espacios.

Olivia: Al momento de diseñar una casa o en este caso, una oficina, ¿existen diferencias en cuanto al bienestar o a las cualidades que el usuario busca en cada uno de los espacios? Lo pregunto porque para mí es muy importante que el espacio de trabajo sea tan pacífico como mi casa, la iluminación natural es muy importante.

Alfonso: Independientemente de que los edificios tengan un interiorismo distinto, queríamos que existieran cosas que sí los unificaran. Por ejemplo, que todos tengan espacios iluminados con luz natural. Eso que dices de la necesidad de sentirse acogedor como en tu casa, nosotros quisimos hacerlo, por ejemplo, hoy en día con la tecnología; tú estás conectado todo el día en tu celular y a cualquier hora estás trabajando, entonces digamos que te llevas el estrés a todos lados. Lo que quisimos hacer es que la arquitectura de los edificios fuera de tal forma que no te sintieras como en un corporativo sino como en un mood un poco más laid back. Que te sintieras tan acogedor como si estuvieras en la sala, cocina o terraza de tu casa. Quisimos incorporar ese tipo de ambientes en un edificio de oficina y que aparte contara con restaurantes hechos por nosotros.

Olivia: ¿Por qué le pusieron Público?

Allan: En un principio se llamaba Work & Co. y luego decidimos que no era un buen nombre y no nos gustaba que fuera en inglés. En todos los edificios desde que empezamos, quisimos incorporar zonas públicas, como terrazas grandes o lugares donde hubieran eventos culturales o sociales para que no nada más fuera un edificio con gente que trabaja sino también para reunir arte y cultura. En poco tiempo nuestros edificios han ido creciendo, al igual que nuestras áreas públicas en cada uno de ellos, por lo tanto, hizo sentido que se llamara PÚBLICO. También hemos incorporado submarcas Público Industrial. Esta surge de la necesidad de amueblar todos los edificios, integrar a la persona con el contexto por medio del mobiliario. Se tienen que diseñar líneas de mobiliario específico para cada necesidad que tenga una zona o un usuario o un contexto en especifico. En este caso, se diseñó este espacio (Múzquiz) con zonas públicas amplias, que no tienen Séneca ni Moliere, y se diseñaron nuevos muebles de coworking en donde se sintiera que tienes un poquito más de privacidad dentro del área pública. Eso es algo que diferencia a nuestro coworking de otros.

Olivia: en cuestión de interiorismo, ¿cuáles son las inspiraciones base?

Allan: En este caso, la mitad de los espacios es por colaboraciones. Les damos un brief a diferentes artistas y vamos produciendo juntos.

Olivia: ¿y están con otras marcas?

Allan: Sí, hacemos alianzas con diseñadores industriales, arquitectos y artistas. No hay un común denominador de inspiración para diseñar algo, hay un común denominador en cuanto a necesidades de usuario, por ejemplo, el material predominante. La inspiración se va platicando basándonos en espacios específicos.

Olivia: pero aún así todo se ve unificado… ¿cómo lo logran?

Allan: Sí, tenemos una paleta de materiales. Independientemente de que los proyectos sean distintos, en todos siempre hay un tema que es la conectividad de los usuarios, o sea siempre buscamos crear no la clásica oficina que es un flat space, aquí siempre los pisos están interconectados, hay puentes, siempre buscamos que haya interactividad por diferentes zonas para llegar a cierto espacio y no solo tomar ese elevador o esas escaleras.

Olivia: ¿Quién puede rentar una oficina en Público?

Alfonso: Puede ser desde una empresa establecida, un emprendedor que está empezando, una empresa media. El target, de lo que hemos aprendido, son empresas en el área de diseño y arquitectura, fondos de inversión, empresas extranjeras, entre otras. En su mayoría no son startups, son empresas con un ciclo de vida más grande.

Olivia: Justamente hablando del emprendedurismo, en México sí es algo generacional ¿no? Yo lo veo con mi generación que está dividida, la mayoría estudia una carrera y se va a un corporativo y la otra parte empieza a hacer sus cosas. Tengo muchos amigos que empezaron a hacer sus cosas porque justo encuentran ese vacío también en la onda corporativa. Y justo, estos espacios de co-working, nacen para satisfacer a esta generación.

Alfonso: Hemos visto a muchas personas que rentan un lugar de coworking y luego se mudan a una oficina privada porque crecen. Es muy padre ver como alguien empieza en su lugar y van progresando.

Olivia: Me gustaría saber lo que piensan sobre el panorama de la arquitectura y el diseño industrial hoy en día en México.

Alfonso: En Arquitectura, yo creo que México está en un boom sensacional, la época dorada de arquitectura en México empezó hace como 10 años. Hay gente muy preparada, mucha inversión, muchas ganas de hacer cosas, se están recuperando muchas colonias, muchas propuestas de vivienda. Hay una generación de arquitectos mexicanos impresionante.

Allan: A nivel diseño industrial también está increíble, vienen de la mano. Hay varias escuelas con egresados impresionantes bajo el esquema de autoproducción. El tema de emprendedurismo en diseño industrial está cañón. Hay muchísima propuesta y competencia que te incentiva, es competencia sana. Aquí en México hay un boom de construcción, diseño, que muchas ciudades europeas quisieran tener. Nunca tienes presupuestos ilimitados como en Europa o Asia, aquí tienes que estar consciente de qué usas, cuánto cuesta, hay una tendencia en arquitectura de los materiales artesanales, cómo puedes innovar con eso.  El tema artesanal mexicano, como la mano de obra es relativamente barata, cada vez se está especializando más, entonces el producto está saliendo mucho mejor.

Olivia: ¿Público qué ofrece en el tema de la sustentabilidad?

Alfonso: Desde un principio fue muy importante todo el tema de la sustentabilidad. Todos los edificios incorporan ventilación cruzada, pasiva, incluso el edificio de Séneca es totalmente autónomo a nivel energía, los paneles solares dan toda la energía de todo, la fachada es una que reduce el calor, tenemos la gran ventaja de que se permite la ventilación cruzada, entonces siempre hay ventilación aunque no la veas. Si tú haces un edificio de 30 niveles, por más que lo hagas green, es una construcción, entonces lo que ahorita se está intentando hacer es la sustentabilidad de cuadra o de barrio. Es más sustentable reactivar edificios que ya no funcionan en la ciudad y darles una nueva vida, que hacer un edificio nuevo.

Para conocer más de PÚBLICO, ingresa a su página web ¡y agenda un tour!