keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Fashion
Yakampot: la pausa necesaria de la indumentaria
26.04.2017
Por Olivia Meza
fotografía Fashion Week México

Empezó el tercer día de Fashion Week México con una necesaria propuesta de simplicidad y contemplación con Yakampot Otoño-invierno 2017. La firma ha mantenido una línea que exalta los valores tradicionales en lienzos modernos, sin embargo, esta colección en particular me conmovió por la naturaleza perfecta de las piezas que desfilaron en el Ex Convento de San Hipólito.

Francisco Cancino ha sabido identificar a las prendas madre de Yakampot; aún no puedo definirlas en un 100%, no obstante, las percibo como las siluetas base de todas sus colecciones y que en esta ocasión destacaron por el estado casi inmaculado de un impecable pantalón al tobillo con pinzas o de ensambles de tres piezas perfectamente bien construidas. El trabajo sobre la forma de cada prenda fue una introspección para la marca y también para la audiencia.

Al vivir en una época de consumismo desechable, la ropa ha sufrido una extrema desvalorización meramente personal. Por ello, entre conjuntos de lino, mezclilla de algodón y probablemente seda, se percibía un intrincado lapso en el tiempo donde todo ocurría lentamente. Plisados, deshilados muy bien estudiados, bordados minuciosos y sujeciones prácticas en la vestimenta denotaron este espíritu creativo de una ropa que vive y respira. 

Para complementar el mensaje, Yakampot estilizó su visión con sombreros de lana tipo fedoras pero sin ala, sandalias tipo huarache sujetados con tiras de piel y un pulcro peinado de dos trenzas que simboliza la tradición femenina de las comunidades indígenas y de nuestros propios ancestros. 

Yakampot fue un recordatorio para amar la ropa de la misma manera que se representa en la cultura y el oficio de quien la hace.