keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Culture
Berlioz, la virtuosidad de la comida liderada por mujeres
21.10.2019
Por Olivia Meza

“Si fuera fácil, todo mundo sería emprendedor”, me dice Anne, una de las dos fundadoras de Berlioz, empresa de catering corporativo que busca trascender no solo en su servicio personalizado sino en tu paladar también. Anne Seguy y Tessa Schoor comenzaron este proyecto en el año 2015 y hasta la fecha su pasión por la comida y su empresa solo ha incrementado, asi como sus ventas también.

Anne Seguy y Tessa Schoor

Fanáticas de la música clásica, Berlioz nació por la necesidad de ambas mujeres en buscar y dedicarse a un negocio propio en México; se dieron cuenta que no existía un concepto de comida dedicado exclusivamente a las necesidades de empresas y que además ofrecieran un menú saludable, rico y sostenible, sobre todo. Anne Seguy es francesa pero lleva 15 años viviendo en México; es foodie de corazón y creció con la idea de que la comida es un pilar fundamental para unir a la gente, “los mejores momentos se comparten y suceden alrededor de la comida”, menciona, y no podía tener más razón cuando en el trabajo suele ser el área más descuidada cuando se trata de nutrir el cuerpo.

Generalmente, al momento de planear juntas largas u organizar presentaciones con tus equipos de trabajo, la comida rápida suele ser la primera opción, pero Berlioz llegó para ganarse un lugar como una elección más inteligente y deliciosa para satisfacer los paladares. “Todo lo elaboramos en la casa Berlioz desde cero; el pan lo hacemos nosotros y creemos mucho en la calidad que deben llevar nuestros productos”; comenta Anne, “Trabajamos con dos chefs, Mariana Martínez y Diego Peña, quienes se unieron desde el inicio a la empresa formando así un equipo súper sólido lo cual también a nivel negocio destaca la calidad en la consistencia. Entre todos proponemos nuevas recetas; queremos generar un tipo de ilusión de lo que comerás en la oficina, brindar placer con comida rica y sentirte feliz comiéndola”.

Como emprendedoras, Seguy se refiere a Berlioz como su primer hijo y a su sociedad con Tessa como un matrimonio, “sentimos mucha pasión por lo que hacemos; despertamos, desayunamos, comemos y hacemos prácticamente todo pensando en Berlioz,” y aunque en ningún momento han tenido crisis por abandonar el proyecto, Anne afirma que las cosas no suceden rápidamente y que encontrar el balance entre perseguir un sueño y la vida en general es clave. Cada negocio va al ritmo que debe tomar, Berlioz es un modelo de negocio sereno en una empresa muy femenina, honesta y de corazón abierto . Eso crea un círculo virtuoso donde la gente que labora en Berlioz se siente con la confianza de darnos retroalimentación y aportando ideas”, agregó la cofundadora.

Con planes de consolidarse más en la CDMX y en otras partes de México, Berlioz por ahora funciona a partir de su página web en donde puedes hacer tu pedido fácilmente con mínimo 1 día de anticipación y en los horarios que indican (antes de las 3pm) ya que todo se elabora en el momento. Todos sus envases son hechos de bagazo de caña y de fécula de maíz asi como las hermosas cajas en donde vienen los lunch boxes están elaboradas a partir de cartón reciclado.