keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Culture
Escapando a la realidad: DILAO, el jardín escultórico de Tepoztlán
16.12.2019
Por Olivia Meza

A menos de una hora de la Ciudad de México podemos darnos el lujo de vivir una realidad completamente lejos del caos, las compras y toda la parafernalia decembrina de la vida citadina. Todo esto ocurre en Dilao, el jardín escultórico que creó Eduardo Olbés en el corazón del pueblo mágico de Tepoztlán.

Un día precioso nos recibió para conocer este maravilloso lugar ubicado al frente del Chalchitépetl –Cerro del Tesoro–; la llegada fue accesible (está casi a la entrada del pueblo); entre flores silvestres amarillas y moradas, rocas y senderos sinuosos se asoman 43 esculturas e instalaciones que conciben a este paisaje como uno surreal y único. De hecho, dilao es una palabra tagálog que significa amarillo y señala la abundancia de este color cultivado en todo el terreno.

Dilao tiene una energía mística que más allá de localizarse en un centro geográfico de altas vibraciones se perciben la pasión, la imaginación y la fantasía de su fundador Eduardo Olbés, quien trabaja y vive en Tepoztlán, y de todos los artistas que conviven en este formato de escultura a gran escala.

Los cuatro artistas invitados en Dilao son Valentina González Wohlers, diseñadora de mobiliario que trabaja entre la narrativa, la funcionalidad y la experimentación de sus piezas; Julio Martínez Barnetche, escultor y diseñador en piedra y madera; Juan Sánchez quien actualmente se enfoca en la escultura de acero, fundición de bronce y grabado en metal. Por último y no menos importante, Iván Puig, artista multidisciplinario que cuestiona y critica hábitos sociales a través de su obra e instalación.

La entrada a Dilao es gratuita y pet friendly, solo tienes que hacer cita en info@dilao.mx para que te reciban y te guíen en este gran jardín. Es una excelente opción para agregar a tu itinerario en tu próximo getaway a Morelos. El proyecto pretende albergar a más artistas y a motivar a los visitantes a sumergirse en el arte de una forma diferente, más libre y más alegre.

Imágenes cortesía de Dilao México