keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Culture
Fancy Lupe, una pieza entre el teatro y la denuncia
05.12.2017
Por Olivia Meza
En tiempos donde la creatividad nunca muere ni tampoco sus expresivas muestras de inconformidad y denuncia, surge Fancy Lupe, una obra de teatro combinada con el performance dirigida por Pepe Romero, la cual habla del atentado a la Compañía Teatral Veracruzana de 1981.
Las memorias adolescentes de Romero son narradas durante la criticada puesta en escena de Óscar Liera, titulada ‘Cúcara, Mácara’, misma que provocó el atentado paramilitar en Veracruz debido a las creencias nacionalistas y religiosas de la época y que aún persisten en muchas entidades del país. Todo en Fancy Lupe no es casualidad, sino todos sus artífices para dar a conocer el mensaje profundo y al mismo tiempo parodiado toma fuerza mediante el vestuario, diseñado por Bárbara Sánchez Kane.
Esta metáfora dramatizada es una interesante historia que surgió desde el año pasado y hoy, durante la 38 Muestra Nacional de Teatro, el Museo Tamayo abrirá sus puertas para albergar durante dos días esta nueva etapa de la obra que fungirá como homenaje póstumo a su eternamente musa Alan Balthazar, quien falleció un poco antes de que se diera por hecho este evento. Debido a la íntima relación de Alan con el personaje –la virgen de Siqui– Romero decide crear una nueva interpretación de él sin mostrar la cara, como una muestra de respeto, cariño y dedicación que le llevó al actor ser parte tan profunda de Lupe.
 
Las funciones son el sábado 9 y domingo 10 de diciembre en punto de las 7:00 p.m.