keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
La Tenochtitlán de Kris Goyri
07.12.2017
Por Fernando Lucio Escalera

Kris Goyri no ha parado de crear desde el 2008, año en que fue ganador de ELLE México Diseña, plataforma que se ha convertido en pilar y referencia internacional de calidad y talento 100% hecho en México. A casi diez años de haber recibido este galardón, el diseñador, nacido en la capital mexicana, sigue fiel a la estética, calidad y propuesta en silueta que sus clientas adoran, y para Primavera-verano 2018, no podríamos sentirnos más orgullosos e identificados con su colección, que lleva por nombre Tenochtitlán.

Inspirada en la cosmovisión de la cultura Azteca, Goyri hace gala de su dominio y pasión por la naturaleza, la mujer, así como el entorno en los que estos dos elementos se desenvuelven, con piezas que demuestran la feminidad y sensualidad desbordada. No obstante, la mujer que porte esta colección también podrá lucir piezas arriesgadas esta vez, pues el diseñador se aventuró a ir más allá para ofrecer ahora no sólo vestidos largos, sino piezas arriesgadas que dejan ver más piel, siempre a tono con la playa y si dejar la elegancia y sofisticación en ninguno de sus looks.

Los colores tierra, gris piedra, azules, blancos y verde nopal, así como destellos de negro y ocre, desfilaron frescos a través de esta reinterpretación veraniega y dirigida a playa, donde se nota el amor que el creativo tiene para este tipo de prendas, que en su mayoría remiten a la indumentaria antigua mexicana, fiel a su inspiración para esta temporada.

Notamos el agua, el cielo, las estrellas, las constelaciones, la medicina ancestral, las flores en las siluetas, así como la danza en el movimiento de cada una de las piezas al contacto con el aire y la mujer que las porta.

Tenochtitlán es una colección intensa, apasionada y llena de referentes a nuestra hermosa e infinita cultura, que sin duda es fuente de inspiración inagotable para visionarios como Kris Goyri, que de esta forma tan magistral nos empapan un poco más de la riqueza de ser mexicanos.