keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Highlights
Las Pequeñas Profecías de Marcela Viejo
01.08.2019
Por Irving Alfaro

Marcela Viejo continúa su carrera como compositora después de un largo viaje de descubrimiento artístico con Quiero Club, la mítica banda de Happy-Fi que desde el 2004 se convirtió en un referente de la música indie mexicana.

Luego de más 13 años con sus antiguos compañeros y amigos de gira, Marcela decide continuar su carrera como solista y aventurarse en las implacables olas de la industria musical en solitario, materializando su primer LP en 2018 bajo el nombre de Pequeñas Profecías, un trabajo mucho más solemne, sombrío e íntimo que parece emanado de la escena goth de los 80’s, entre texturas llenas de surrealismo, belleza y rebeldía, propios de una chica que ha dejado de lado los convencionalismos sociales y navega libre entre su propia música.

El disco fue producido por Carlos Ann, músico y poeta español que definitivamente vio un destello poco común en Marcela, mismo que reluce en canciones como Furia y Cuerpo de Mujer, dejando ver su faceta más consolidada en cuanto a composición musical y lírica, que aunada a una serie de colaboraciones con Camilo Séptimo, Manuel Coe, Javiera Mena, Diosque y el propio Carlos Ann, le dan a todo el álbum un matiz mucho más conciso, mucho más maduro, sin perder ese sentimiento de nostalgia, de añoranza por un tiempo que no regresará.

Si pudiéramos comparar a Pequeñas Profecías con una escena cinematográfica, sería con una cinta de cine Noir, en donde la tristeza y la fragilidad femenina hacen su aparición para llevarnos de forma sutil en un viaje de descubrimiento personal y autocontemplativo, como si combinaras a Siouxsie Sioux con Cyndi Lauper.

Después de casi un año de promoción, Abril en Madrid, se presenta con el sexto sencillo en donde canta a dueto con otra gran exponente femenina de latinoamérica: Javiera Mena, quien le imprime su estilo pop-rock a la melodía, haciendo que las emociones suban, se condensen y se compaginen de forma lúdica en los coros, cuando ambas combinan sus voces para llevar el tema a un nivel mucho más estilizado y contundente, evocando recuerdos de amores pasados.

Atrás quedó la etapa experimental que explotó en su banda anterior, ahora se muestra mucho más madura y focalizada, se nota una Marcela mucho más oscura y visceral, en control de todos los elementos que convergen en los 11 temas, especialmente en Déjame construir y Desde mi imaginación, ambos cortes con claras influencias de pop francés que recuerdan a la armoniosa voz de Francoise Hardy y a la actitud retadora de Madonna y Patti Smith con un toque suave y sensual, casi llegando a los cautivadores sonidos del trip.

El primer disco en solitario se trata de un buen comienzo para la fundadora de Mujeres en el Rock, quién continúa cosechando éxitos a casi un año de su lanzamiento y próximamente estará presentándose en el Festival Panorama en Orizaba, Ver. el  17 de Agosto, en donde compartirá escenario con Hello Seahorse!, Vanessa Zamora, Disidente, Camilo Séptimo y Reyno, por nombrar algunos.

Si aún no has escuchado su primer material, ya puedes encontrarlo en Spotify.
Meow Magazine recomienda.