keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Play Me
5 discos para escuchar con lluvia
26.07.2017
Por Luz Abril Castro

Uno de mis momentos favoritos es irme a dormir mientras llueve. Me encanta sentirme protegida por una fortaleza de cobijas y almohadas; saber que mi familia y mis perros están secos y a salvo. Encuentro una gran satisfacción en saber que podría estar empapada y con frío, pero en su lugar estoy caliente, adentro de mi cama, con mi pijama favorita y con mi pingüino de peluche haciéndome compañía.

 

Gracias a mi fascinación por dormir cuando llueve y por escuchar música para quedarme dormida, he descubierto algunos discos que funcionan perfecto para esta temporada que a muchos simplemente los ponen de mal humor. Por ello, cuando pienso en música de lluvia, me imagino algo tranquilo, nostálgico, casi triste, así que lo que tomé en cuenta para hacer algunas recomendaciones más una playlist perfecta para inspirarte y relajarte con sonidos gentile, suaves y nostálgicos para tus oídos. Que, de escucharse a un volumen bajo, puedas quedarte dormida, pero que a un volumen alto puedas disfrutarlos en la compañía de las nubes y el agua.

RY X – Dawn

Los violines, el piano, la voz, las letras, las melodías. Este disco es impresionante para escucharse en cualquier momento del día, pero si está lloviendo siempre es un plus. La primera vez que lo escuché iba en la carretera, no estaba lloviendo pero supongo que con lluvia me hubiera sonado mucho mejor.
Canción favorita: Howling
Momento perfecto para escucharse: en el coche.

 

Warpaint – The Fool
Este álbum me recuerda muchísimo a mi prepa; lo escuchaba en las madrugadas en el camión que me llevaba a la escuela. Muchas de esas madrugadas eran lluviosas, entonces el sentimiento de irme quedando dormida en el camino escuchando a esta banda es muy nostálgico y creo que a mucha gente puede pasarle lo mismo. Además las voces de todas las chicas son suaves y perfectas para escucharse en una tormenta.
Canción favorita: Empate entre Shadows y Baby.
Momento perfecto para escucharse: en la madrugada, si no puedes dormir.

 

Sufjan Stevens – Carrie & Lowell


El disco más triste de la historia, pero también uno de mis favoritos. Hay que ponerle atención a las letras para entenderlo por completo. Muy sincero y muy melancólico, perfecto para irse a dormir escuchando también las gotas cayendo. No lo escuches si estás muy triste porque puede ser que empieces a llorar.
Canción favorita: Empate entre All Of Me Wants All Of You y Fourth Of July.
Momento perfecto para escucharse: En la noche antes de dormir.

 

 

Fleet Foxes – Fleet Foxes


Un poco de folk barroco con voces agudas, muchas guitarras y letras románticas son justo lo que necesitas para despertar y desayunar en una mañana nublada. Este es, probablemente, el disco más “alegre” de toda la lista, pero es perfecto para acompañarlo con café y fruta.
Canción favorita: Blue Ridge Mountains.
Momento perfecto para escucharse: En la mañana, desayunando y preparándote para el día.  


Nick Drake – Five Leaves Left

Un disco muy sencillo (sólo dura 41 minutos) donde predomina la voz y la guitarra de Nick Drake. Su voz junto con el ruido de la lluvia en tu ventana será la combinación perfecta para irte a dormir o para relajarte y pensar en la vida. Es un disco tranquilo que sería perfecto como soundtrack de Gilmore Girls.
Canción favorita: Day Is Done.
Momento perfecto para escucharse: En la tardecita, cuando está a punto de anochecer.