keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Closer
Construir. Destruir. Empezar otra vez
06.08.2018
Por Fernando Lucio Escalera

Las FuckUp Nights nacen en México en 2012 con la premisa de compartir lo que el fracaso significa y cómo éste cambia la perspectiva de los emprendedores en cada aspecto de su camino al éxito. Diseñadores, arquitectos, YouTubers, chefs, cada uno se presenta y habla frente a diversas personas sobre sus más rotundos fracasos a lo largo de su carrera, y por supuesto, sobre cómo renacieron de las cenizas. Desde entonces, el proyecto ha llegado a más de 27 ciudades en el mundo en prácticamente todos los continentes del planeta, —no sin haber fracasado una que otra vez, suponemos.

En esta ocasión, y para celebrar las 70 ediciones en México de FuckUp Nights, Archivo Moda Mexicana —proyecto que conjunta a la grana mayoría de creativos nacionales contemporáneos independientes en una misma plataforma en línea, creado por la diseñadora Anna Gómez y la economista experta en innovación Elina Corona— presentó a cuatro de sus integrantes más representativos en la industria: Paola Wong, de Pink Magnolia; José Alfredo, de Trista; Alexa Ulibarri, quien lidera su marca homónima; y Natalia Ferriz, de Children of Our Town.

Cada uno, de manera divertida y dinámica, contó a los presentes sus fallos más épicos. Por ejemplo, Paola habló sobre cómo una nula planeación financiera para su marca la llevó a contratar a un recomendado que tenía menos idea del negocio que ella.

José platicó de cuando destruyó por completo el vestido estelar de los diseñadores ingleses para quienes trabajaba.

Ulibarri rememoró no uno sino varios fallos, siendo el más destacado un vestido para Alessandra Ambrosio al que se le rompió el cierre a minutos de un evento.

Finalmente, el más impactante corrió a cuenta de Nat Ferriz, quien con gran humor contó cómo le extraviaron en el hotel Roosevelt en Nueva York toda la colección que presentaría al día siguiente en aquella ciudad.

Y sí… Meter la pata está perfecto y a todos nos va a pasar en algún momento de la vida, en cualquier aspecto, no sólo en el profesional. Empezar de cero, caer para levantarse, olvidar para crear nuevos recuerdos; aprender de ello. De eso se trata todo esto. Intentarlo una y otra vez.

Al final de sus participaciones, los cuatro diseñadores en conjunto con el público presente llegaron a la conclusión de que el aprendizaje viene de esos grandes fracasos, pues son los que forman carácter e inspiran a superar retos mucho más complejos. Estos creadores tomaron las riendas de sus marcas y hoy continúan aprendiendo y representando a México con su talento, pasión y visión, conscientes de que, como escribió Sophia Amoruso, “you don’t learn from winning”.

Más de FuckUp Nights:

Web

Más de Archivo Moda Mexicana:

Web

En MEOW