keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Culture
El kaiser ha muerto. La historia está de luto.
19.02.2019
Por Fernando Lucio Escalera

“¿Por qué debería parar de trabajar? Si lo hago, moriré y si muero, todo acabará.”

Karl Lagerfeld

Karl Lagerfeld, mente creativa de la legendaria casa francesa Chanel por más de 35 años, así como de la italiana Fendi, y fundador de su marca homónima, falleció hoy a las 85 años de edad en París, luego de especulaciones sobre su salud y su ausencia estremecedora en el último desfile de haute couture en enero pasado. Lagerfeld jamás había faltado a ninguna de sus presentaciones desde 1983.
El diseñador de origen alemán, inmortalizado ahora con sus eternas gafas oscuras y su porte, se caracterizó por siempre vestir de negro y blanco. Una caricatura de sí mismo, como él se llegó a describir.
La trayectoria del modisto fue determinante tanto para la maison creada por Gabrielle en 1909, como para el mundo de la moda en general. Revitalizó no sólo la casa, sino la forma en que la gente apreciaba la moda, la elegancia y el diseño.
Un hombre que se adaptaba a la época antes de que la misma época se adaptara a sí misma. Diez colecciones anuales para Chanel, y dos más para Fendi formaban parte de su pasión diaria. De una creatividad inagotable, Lagerfeld conquistó el mundo.
Nacido en Hamburgo, se traslada a París en 1952. En 1955 comienza a trabajar como asistente para Pierre Balmain con tan sólo 16 años. Se abrió paso gracias a su estrecha relación e interés por la cultura y las artes; era un lector voraz declarado.
Fotógrafo, editor, ilustrador, entre otros menesteres, Karl Lagerfeld encontraba inspiración en cualquier aspecto que lo rodeara.
Inseparable amigo en su momento de Yves Saint Laurent, vistió a celebridades desde Elizabeth Taylor hasta Audrey Tatou, Julianne Moore, Penélope Cruz, Kristen Stewart, Lily Rose Depp, entre muchas, muchas otras.
Soltero y sin hijos, entregado eterno a su pasión, dejó como única heredera de su fortuna a su hermosa gatita Choupette, birmana blanca de profundos ojos azules, a quien Lagerfeld se refería siempre como su musa.
Descanse en paz el kaiser, el eterno, el gran Karl Lagerfeld.
Fuentes:
Filed Under