keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Fashion
Entre fotos antiguas y nómadas de espíritu libre: Carlos Pineda
03.05.2017
Por Olivia Meza
fotografía Iván Rizo

Una foto de su abuela desató todas las ideas para la colección Otoño-invierno 2017 del diseñador colimense Carlos Pineda. En un ciclo de moda que gira en torno a las múltiples y aceleradas tendencias, Pineda rescata la esencia de la personalidad de cada mujer a través de su ropa. Su misión es servir de individualidad a quien lo porte y destacar entre la homogeneidad de la moda femenina hoy en día.

El asomo gitano, se hace presente a través de la mezcla de estampados, patchworks y juego de colores que evocan este espíritu libre que tanto aprisionamos. El movimiento de sus vestidos también representan la soltura y el movimiento que exige el cuerpo femenino sin perder el estilo personal. Para conocer más sobre este nuevo talento, lee la entrevista que tuvimos con él.
¿Cómo fue tu primer acercamiento con la moda?
Desde que tengo memoria, me llamaba mucho la atención la ropa de mi madre y mi abuela; observar cómo combinaban prendas con accesorios, maquillaje, bolsos, zapatos y de más, me entretenía e intrigaba bastante.

¿En qué momento decidiste ser diseñador de moda?

Sonará como un cliché pero, desde el corazón, creo fielmente en que la pasión a la moda me eligió a mí y no yo a ella. Desde que era muy joven sabía que mi vida se enfocaría a la industria del vestido.

En México, han surgido muchos nuevos talentos, ¿cuál crees que sería tu factor diferenciador de los demás?

Lo que me hace diferente al resto de mis compañeros contemporáneos podría decir que es el proceso creativo. Al momento de desarrollar el moodboard de cualquier pieza o colección me inspiro bastante en formas, degradados, texturas de la naturaleza.

¿Cómo describirías a la mujer Carlos Pineda?

La mujer adaptándose a la tendencia sin perder su esencia ni personalidad. Ésa fue mi base al crear esta colección; nada lo refleja mejor como la cultura gitana, adaptándose no transformándose. Intenté plasmarlo en el juego de estampados y soltura del movimiento en cada prenda, evocando a una escaramuza contra la pérdida completa de la identidad por seguir una tendencia. Quiero ser el accesorio de una mujer, no su complemento. Una foto de mi abuela vestida de novia, desató todas las ideas que me llevaron a crear el concepto final.

¿Qué proyectos vienen para tu marca en cuestión de negocio?
Vienen bastantes cosas muy padres para CARLOS PINEDA. Colaboraciones con editoriales a nivel nacional e internacional, vistiendo a personalidades que por el momento son sorpresa, una primer tienda y en un futuro expandirnos por el país y –por qué no– también en el extranjero.

Si tu colección tuviera un soundtrack, ¿cuál sería?

Algo muy primitivo, muy crudo. De esos que te hacen estar intrigado todo el tiempo, no sabes cuando va a venir el siguiente cambio de tono.
¿Cuál crees que sea el factor más importante al momento de crear una colección?

Creer al 100 por ciento en el proyecto, estar satisfecho y que además tenga un significado importante para el autor o diseñador.

La moda para ti es:
Todo. Identidad, reflejo del alma. Visto, luego existo.