keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Closer
#InspoPower: Brenda Medina
18.09.2018
Por Edna Pedraza
fotografía Denisse Hurrle

La cuarta edición del Festival de Guión Cinematográfico celebrada a finales del pasado agosto en la Ciudad de México nos llevó a conocer a Brenda Medina, fundadora y coordinadora general de dicho evento que proclama que “en tierra de cine, el guionista es rey”.

Además de guionista, Brenda es también productora, fundadora de la asociación civil Escribe Cine, además de que ha participado como jurado en otros eventos, ha sido speaker de TEDx y acreedora del Programa de Fomento a Proyectos y Coinversiones Culturales del FONCA, por lo que no podíamos dejar pasar la oportunidad de echarnos un café con ella.

¿Cómo fue tu primer encuentro con la literatura?
Cuando era niña mi mamá no me dejaba ver televisión, yo no conocí a Los Simpson hasta que me salí de mi casa, estaba súper prohibido ver la tele. En cambio sí me inculcó mucho el leer y de ahí le agarré el gusto a esto, supe que quería escribir, estudiar literatura, letras mexicanas.

Alguna vez me tocó escuchar un programa con mi abuela sobre el cine, el detrás de cámaras de las películas, y a partir de ahí me dio mucha curiosidad ese mundo. Recuerdo que empecé a investigar cómo funcionaba, fue algo automático, me dije “yo quiero hacer eso, no sé muy bien qué es pero yo quiero hacerlo”.

También me gusta mucho la producción, es algo adictivo totalmente.

El papel del guionista es fundamental en todo proyecto cinematográfico y sin embargo son los más low profile
Sí, no es como que un niño diga “quiero ser guionista de grande”, además hay tantos departamentos en cine que nadie está seguro de qué es exactamente lo que quiere hacer, realmente hasta que estás estudiando todo lo que es cine te das cuenta para qué eres bueno.

Después de estudiar cine empecé a ver mi gusto en la literatura y las historias y decidí ser guionista.

¿Qué se necesita para lograr una buena historia?
Creo que tiene que ver con ser observador o ponerle mucha atención a las cosas. Si tienes esa sensibilidad de observar a tu alrededor, los acontecimientos sucediendo, las personas que están pasando, siempre puedes encontrar momentos que por alguna razón te llaman la atención.

Al menos a mi en lo personal me pasa que voy en el metro o caminando y encuentro personas que despiertan mi curiosidad, que te hacen pensar cosas, o te mueven cosas, te hacen sentir. No sabes a lo mejor qué es pero hay algo.

La última película de María Félix que vi me dejó pensando ¿cómo es que pasamos de ver mujeres fuertes, independientes e inteligentes en la gran pantalla a personajes femeninos que generalmente son todo lo contrario?
Particularmente ella generó esa personalidad, a lo mejor siempre la tuvo o hubo algo que le funcionó evidentemente, pero también creo que en el cine y en general en una posición de poder, a lo mejor ella tenía dos opciones, como actriz podía ser la clásica linda bien portada que sufre, pero ella decide ser un personaje mucho más fuerte porque te enseñan que o eres una cabrona o una perfecta, y a veces te ves forzada a ser una u otra de acuerdo a lo que necesitas.

A mi me ha pasado y me pasa ahorita que ser mujer y además ser joven te resta mucha autoridad, te cuestionan quién eres para hacer lo que haces y te enfrentas a muchas cosas, tienes que sacar ese carácter y mostrar esa cara fuerte, haces parte de ti características que se califican como masculinas porque si no te comerían, y a la vez tienes que tener cuidado y equilibrarlo con la parte sensible. Como mujeres es increíble tener esas dos partes, poder ser sensibles y cuando se necesita ser racionales.

En todos lados hay retos, María Félix por ejemplo me encanta porque creo que mostraba mucho esa parte fuerte sin perder feminidad. A mi a veces me pasa que no sé cómo equilibrarlas, muchas veces desde la forma de vestir estamos limitadas a perder seriedad o que te vean como objeto, es horrible, hay días en que sólo quieres ser invisible, pero también hay otros en que quieres sentirte y verte bien.

¿Cuál crees que es la influencia de las historias sobre su público?
Las historias, las películas y el arte en general son el reflejo de la propia cultura. Sería muy irresponsable decir que Casablanca o Lo Que El Viento Se Llevó son culpables por mostrar a la mujer como en esos tiempos se pensaba que la mujer debía de ser, cuando son un reflejo de cómo la gente se comportaba, otra cosa es que no nos guste o no estemos de acuerdo, pero era lo que pasaba en ese momento.

Lo que pasa ahorita en las películas o en las historias es el reflejo de nuestros días, claro que hay una responsabilidad, podemos mostrar otra cara, tanto como los artistas tienen la capacidad de mostrar la realidad creo que también tienen la capacidad de mostrar que se puede cambiar y eso sí podemos hacerlo mejor.

Hace unos días se celebró la cuarta edición del Festival de Guión Cinematográfico ¿cómo describirías la evolución?
Ha cambiado desde la parte de los apoyos, tenemos ya con que probar que es necesario un festival como este. En la primera edición llegué a encontrar gente de la misma industria que preguntaba para qué o no lo consideraba necesario, ahora con los resultados es más fácil, hay más apoyo, cada edición nos hace crecer en recursos, en participación y en que la gente crea en el proyecto.

Creo que es un proyecto que tiene mucho potencial, es sorprendente la cantidad de gente que escribe en México y que quiere escribir pero no sabe hacia dónde o con quién ir. El festival lo empezamos dos personas con la gestión en general, ahora tenemos nuevos objetivos para los cuales hemos sumado actividades y más gente.

¿Qué ha sido lo más satisfactorio de estar con el Festival?
Cuando ves realmente el impacto que tiene en otra persona, cuando alguien te dice “gracias, la verdad que nunca hubiera hecho esto o me paso esto otro”, cuando los tocas en algún sentido o los beneficias de alguna forma, te los vuelves a encontrar e incluso trabajas con ellos.

Ver los eventos llenos de gente entusiasmada, ser una catapulta de talentos y ver hasta donde pueden llegar es también muy satisfactorio.

Si bien habrá que esperar a la siguiente y quinta edición del Festival de Guión Cinematográfico, si lo tuyo es encontrar y contar historias entonces bien vale la pena mencionar que dicho evento cuenta con un concurso de guión para largo y cortometraje que abre convocatoria un par de meses antes de su realización, además de que cada edición incluye actividades como el torneo de guión cinematográfico que definitivamente llevarán tus habilidades al siguiente nivel. Hasta entonces te dejamos algunas de las recomendaciones de Brenda:

Película: En los pasillos, de Thomas Stuber
Libro: Malinche, de Laura Esquivel