keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Joanna Larequi sobre "Las hijas de Abril" de Michel Franco
13.06.2017
Por MEOW staff
fotografía Mariel Cortés

Pese a que la industria cinematográfica nacional pretende ser cada vez más diversa, existen patrones que continúan repitiéndose una y otra vez en las pantallas. Uno de ellos es la selección de actores, siendo muchas veces repetitiva y sesgando parte del talento potencial con el fin de generar cierta cantidad en taquilla o de imitar un personaje previamente interpretado.

Michel Franco (Chronic/2015, Después de Lucía/2012) regresó al festival de Cannes con Las hijas de Abril, película protagonizada por Emma Suárez, Ana Valeria Becerril y Joanna Larequi, con la que recientemente ganó el Premio del Jurado en la sección Un Certain Regard.

 

La apuesta de este director al acompañar a la conocida actriz española Emma Suárez por dos actrices mexicanas hasta ahora poco conocidas, destacan interesantemente. Por tanto, en su regreso de la ciudad francesa,  entrevistamos a Joanna Larequi, una de las protagonistas de Las hijas de Abril, donde abordamos temas personales, profesionales e íntimos sobre ser una actriz mexicana hoy en día.

  • Cuéntanos un poco acerca de tu experiencia actoral.

Inicié mis estudios en la ENAT y después me cambié a Casa Del Teatro de donde egresé. Saliendo de la escuela, empecé a trabajar en proyectos con algunos compañeros y al poco tiempo inicié junto con compañeros de la ENAT una compañía llamada Escena VII, que después se convirtió en Las Hijas de Safo. Es una compañía en la que trabajamos máscara, bufón grotesco y cabaret. Al mismo tiempo participaba en otros proyectos de teatro con otros directores e incursé en cortometrajes trabajando principalmente con Alex Argüelles. Más tarde dejé la compañía Las Hijas de Safo, y participé por primera vez en televisión en Bienvenida Realidad y me incorporé a la compañía de teatro con la cual aún trabajo: Teatroscopio de Banqueta. En el 2013 conozco a Raúl Simancas, mi manager, y el es quien me empieza a conectar con el mundo del cine; antes había tenido una participación pequeña en El Crimen del Cácaro Gumaro, y ya con Simancas pues inicio con “La Caridad” de Marcelino Islas, “Original y Copia” de Guillermo Barba , “Las Hijas de Abril” de Michel Franco , “Pastel” de Mariel Cortés y “Nadie Sabrá Nunca” de Jesús Torres Torres.

  • ¿Qué tipo de proyectos y personajes son los que más te interesan?

Uff, de entrada adoro los proyectos que te ponen o dejan una sonrisa en la cara; que te hacen reflexionar, esos que son poéticos, donde los personajes pueden parecer simples, pero no lo son, te terminan resultando sabios . Y también amo la complejidad; esas historias que te mantienen pensando durante el tiempo que te toque ser parte de ella, que te mantienen expectantes, que no sabes qué partido tomar, que como actor te retan y te confrontan con lo que piensas de la vida y el mundo. Y la Ciencia Ficción ja,ja,ja últimamente mi guilty pleasure sería ser una científica en el generador de partículas.

  • Dentro de la industria, ¿cuáles crees que son los principales obstáculos para un actor? 

Que se den las oportunidades. No todo mundo es Michel y no todo mundo toma el riesgo de buscar caras nuevas, y sobre el cast creo que hay una idea ya muy prejuiciada de como debería ser tal o cual personaje.

  • ¿Cómo es tu personaje en Las hijas de Abril?

Clara es una chica que padece de distímia y depresión crónica. Vive con su media hermana, Valeria, en Vallarta. Valeria se embaraza, es muy joven, tiene 17 años , y ella que ha estado a “cargo” de las dos; se da cuenta que no va poder con la carga ni económica ni emocional  de un tercero, así que decide llamarle a la madre, que ha estado ausente para que las ayude. Clara está a la sombra de la madre y la vemos cómo se aniña en el momento en que vuelve a ver a la mamá, hace todo lo que le pide aunque de por medio vaya su felicidad y el amor que le tiene a Valeria. Es un personaje a la sombra de la madre, la cual no ha podido hacer su vida a causa de su padecimiento. Es justo cuando Abril llega que ves que lo poco que ha logrado se deshace. Es un personaje de muchos silencios porque no puede expresarse con la madre ahí y porque la depresión misma no la deja. Es una chica que se hunde en la soledad y no logra tomar su lugar en el mundo.

  • ¿Cuál fue tu proceso para desarrollar el personaje?

Voy siempre de lo general a lo particular en cada detalle. Inicio con un análisis general del guión para luego ir por el personaje, ver características que necesiten de investigación, en este caso –la depresión– investigué un rato sobre eso desde lo médico hasta lo espiritual. Leí artículos, vi cortos que hablaban de la depresión, videos de gente que sabe llevar la depresión , escogí música para Clara que me pudiera poner en el mood mientras trabajaba en el análisis. Luego peiné el texto y comencé a buscar cosas particulares para construir y analizar texto por texto qué está diciendo, cuál es su objetivo, ver sus conflictos externos e internos, su línea de peripecia. Buscaba las emociones que dominaban los silencios porque, en este caso específico, encontré que el pensamiento se iba o de menos uno lógico, y era más la emoción que surgía en el momento lo que me podía ayudar a explicar el estar de Clara en esa situación. Y después ayudó mucho llegar con una semana de anticipación para conocernos y convivir en la casa, estuvimos cuatro días de encerrón en la casa conviviendo Emma, Valeria y yo, apropiándonos del lugar, de las relaciones y abriendo el mundo de esta familia.

  • La película aborda de una manera particular un universo femenino, ¿cuál crees que es ese acercamiento y cómo lo incorporaste a tu trabajo?

Pues de entrada creo que estaban tan bien escritos estos personajes que en  ningún momento me cuestioné cómo abordarlo, es decir, desde lo femenino no me saltaba nada, era muy claro y muy atractivo darle vida a alguien así. En algún momento había la indicación de que Clara era algo hombruna , yo decidí traducirlo desde la escena que le presenté a Michel como una mujer que más bien no es que esté clavada en el sentido del gusto o el arreglo pero que es comprensible desde el punto de vista de alguien con depresión, es decir no todas las mujeres somos o son la chica que se arregla y se cuida o se procura o presta demasiada atención en ello, creo que por eso lo femenino es tan complejo. Lo femenino no siempre es la flor y lo delicado o lo suave, es muchas más cosas. A veces es la negación de ello porque no quiero o no puedo, pero es desde lo femenino esa negación. Y Michel habla sobre cómo a las mujeres se nos juzga más por el hecho de serlo,  y seguramente  el juicio a cualquiera de los personajes femeninos puede que sea más severo a que si hubiera sido un hombre… no lo sé.

  • Durante el rodaje, ¿cómo funcionó la dinámica con los demás actores?

Valeria y yo hicimos click instantáneo y llegué a quererla y a tenerle toda la confianza del mundo la hice hasta mi confidente. Con Emma muchísima confianza y generosidad, es una gran amiga, juego, mucha comprensión dentro y fuera del set; ¡ves como si funcionábamos en familia ja,ja,ja! Lo de estar una semana juntas dio como resultado eso: un clan que se entiende. Con Enrique, es un chico amorosísisimo que siempre estaba de buen humor y un gran compañero. A ninguno de los cuatro nos  veías desconcertado o echando desmadre, fue muy buen grupo de trabajo, me tocó poco con Hernán que la dinámica que establece es tan agradable y tiene una capacidad de ESTAR,  se antojaba como para que estuviera ahí todo el tiempo. Iván Cortez, que es un gran actor, estando con él confabulas en un segundo para que se cree la ficción y no hay manera de que no.

  • ¿Qué te deja ir a un festival como Cannes?

Querer ir de nuevo (risas), de hecho sí. Apreciar el trabajo que se hace a nivel mundial, saber que somos muchos queriendo contar historias y eso me parece maravilloso. Saber qué se siente representar a tu país, yo esa todavía no me la creo, y las ganas y el agradecimiento de hacer esto. Y como expectativa, pues que ayude en las salas de cine, que vaya el público y que vean mi trabajo para poder seguir contando historias.

Las hijas de Abril se estrenará en junio de este año y será distribuida por Videocine.

Entrevista y fotografías por Mariel Cortés
Vestidos de Joanna Larequi por Liebano