keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Culture
La comedia incómoda de ‘Babysitter’, la nueva película de Monia Chokri
29.08.2022
Por Olivia Meza de la Orta

ENTREVISTA. Platicamos con la increíble directora y actriz, Monia Chokri sobre su 2do largometraje que habla sobre la ridiculez de la misoginia 

Tras el reciente estreno de la mordaz comedia ‘Babysitter’, la directora y actriz quebequense, Monia Chokri, nos compartió sus visiones sobre cómo la comedia es un vehículo de expresión para tocar los temas más polémicos y su humor agridulce que desafía a cualquiera. 

El aspecto principal de la película es el poder y  porqué aceptamos ser tratadxs de ciertas maneras

Monia Chokri

Una cuestión de poder

El arquetipo de la niñera, encarnado por Nadia Tereszkiewicz (Amy) despierta las mentes de un matrimonio en crisis y el aspecto de la psique libre de prejuicios pero consciente de su poder sexual. Los clichés intencionalmente toman valor en este largometraje adaptado de una obra de teatro de Catherine Léger. Cuando le pregunté a Monia qué la inspiró a hacer esta película, respondió que: “Vi la obra y me fascinó. Pero también me hizo cuestionarme muchas cosas. Quise abrir un diálogo con otras personas sobre esta relación de poder, no solo el concepto mediático del #metoo, la misoginia o la represión sino nuestra relación con los medios de comunicación y la cultura en sí. Al final, el aspecto principal de la película es el poder y  porqué aceptamos ser tratadxs de ciertas maneras”.

Colores pasteles y tinas de corazón

Después de ‘An Extraordinary Person’ (2013), su primera película como directora, esta vez Chokri ambienta todo desde una estética retro, similar a los años 60 / 70, pero viéndolos en la actualidad. El vestuario es fiel a una estética vintage, e incluso Amy (en la peli) sugiere parecerse a Brigitte Bardot y venir disfrazada como ella cuando fuese a cuidar a la bebé. La fotografía e iluminación recrean calidez en escenarios kitsch, como encuadres en los que te perderías solo de mirarlas. 

Ella mencionó en nuestra entrevista que, “Es una historia contemporánea ambientada en esas épocas, pues creo que allí hubo una revolución en la mujer, pero no mucho en la cuestión de su intimidad. Las vidas de las mujeres no ha cambiado mucho desde entonces en ese sentido, por ello creí interesante que tuviera este aspecto retro”

Lo que callan las mamás

Además de dirigirla, Monia interpreta a una madre con depresión post parto atestiguando la torpeza masculina de su esposo tras ser acusado de acoso sexual a una periodista. En este sentido, la maternidad juega una área crucial en esta comedia negra a lo que la actriz menciona que tuvo el conflicto de interpretar o no a Nadine, sin embargo decidió experimentar cómo podría actuar y dirigir al mismo tiempo. “Debe sentirse modesto y yo empaticé en la forma que necesitábamos ver la depresión por la que atraviesa Nadie en este momento temprano de la maternidad”, agregó la actriz, memorable por anteriores actuaciones en Laurence Anyways y Les Amours Imaginaires de Xavier Dolan.

Al ver ‘Babysitter’, de inmediato capté el sentido del humor en escenas que en nuestro día a día son actos de violencia hacia la mujer y como entre nosotras también existe. El tono burlón prevalece, a veces me incomodó, pero conforme avanza la historia, surge también esta reflexión hacia dónde como mujeres y hombres estamos dispuestos a explorar y a normalizar:  querer estar sola, tener fantasías, experimentar más nuestra sexualidad y recuperar este poder que ha sido entregado a los demás cuando se trata de trabajo, relaciones sexuales, matrimonio, amistad y la crianza.

El espectro femenino

Amy para mí es un pilar primordial en la historia que representa la consciencia de una mujer en cuanto a su feminidad, su entereza al conseguir lo que quiere, al ayudar de cierta forma, a maternar a la bebé que cuida y a tener especial compasión con Nadine. En una escena, Amy llega vestida con un uniforme de sirvienta francesa (de esos negros con blanco muy cortitos con un liguero), todos en la sala se quedan pasmados, ella solo responde ‘¿Les gusta mi nuevo uniforme?’. Y en esencia, sí es solo un uniforme, ‘El de colegiala también es un uniforme, ¿no?’ dice. Esta naïveté despierta nuestra percepción de las cosas y como la cultura las ha hipersexualizado, sobre todo en la psique femenina.

En nuestra entrevista por Zoom, Monia recalca que, “No hay muchas mujeres de 24 años que tomen este poder o sean conscientes de ello. Pienso que Amy –la niñera– es un buen role model: soy joven pero también se escuchar, también se lo poderosa que soy. Creo que la gente en general tiene miedo de estas mujeres, es gracioso pensar que a estos tipos viejos, muy machos temen de estas mujeres; hay comedia en ello”.

Para concluir nuestra conversación, le pregunté cuál fue su parte favorita en todo este proceso de hacer una película así. “Cuando las actrices y los actores juegan entre ellos; eso sería mi parte favorita. Divertirme con mi crew, ser feliz en el set aunque es difícil. Pero es un privilegio que podamos pasarla tan bien haciendo lo que nos gusta”, concluyó Monia Chokri.