keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Play Me
La pista de baile es mi sala
15.05.2020
Por Arianna Bustos

Llega el fin de semana y después de terminar con la jornada laboral tengo un impulso de ponerme a bailar. Liberar el estrés, permitir que mi cuerpo se exprese, rodeada de otros como entablando conversaciones profundas a través del corpus. Dejó la compu, me miro al espejo, arreglo mi cabello y vuelvo a mi lap, no es que tenga pendientes laborales, es momento de buscar una fiesta dónde pueda saciar esas ganas de moverme, no puedo salir de casa, ahora tengo que hacerlo de manera virtual.

Mi radar de fiestas desde hace un par de años es el Dj Peach Melba, el confinamiento no ha cambiado mi fuente de consulta, solo que ha modificado drásticamente la manera en que lo hago. Las primeras fiestas prefería apagar la cámara y solo escuchar, a veces con una copita en mano, otras tomando  un té o cenando; cambié la pista de baile por la mesa del comedor.

Luego de un par de semanas sigo buscando la fiesta, aunque a veces las ganas son menos, ahora ya abro la cámara y busco un filtro divertido, disfruto escuchar la música de un Dj que elige sus tracks en casa, ¿Ya lavaría los trastes? ¿A poco así es su sala? Todo es más íntimo pero lejano.

Creo que a todos nos delata el voyeur que llevamos dentro cuando nos ponemos a mirar el movimiento de cámaras que hace el administrador virtual del evento, elige quién va a tener unos segundos de fama, aunque en la fiesta apenas hayan menos de 10 espectadores (he ido a unas con más de 100); así, aparecerá bailando en pantalla un par de chicos sentados que le dan scroll al celular  y se animan cuando ven su imagen en el Zoom… bailan y no dejan de hacerlo, no vaya a ser que los vuelvan a captar con los ojos puestos en cualquier red social.

Mi perspectiva como asistente online es un sube y baja, a veces bailo mucho (hasta con la perrita) y me río, otras me entra la nostalgia hasta del hielo seco de los clubs que tan anticuado me parece. Extraño sudar, bailar con mi novio, encontrar a los amigos, abrazarlos y hablar cerquita con ellos, decirles cosas al oído porque la música es muy fuerte; preparar los lentes oscuros para salir y descubrir que ya no es de noche. Sé que no soy la única que se siente así….

Paurro

“Mis ganas de tocar en una fiesta son tales que me voy a dejar ir… estoy acumulando música mucho más de fiesta que quiero poner. Creo que cuando regrese, me voy a arriesgar más que antes a poner distintos ritmos”, me cuenta Paurro, amiga y dj mexicana

Aunque me dice que tocar de manera virtual le ha permitido experimentar un poquito más con otros géneros y ha practicado mucho con las tornas, sin tener la presión de la gente, extraña el feed back de los asistentes, La gente me entiende mejor cuando me ve en vivo, dice.

“En zoom, en estas fiestas tienes algún tipo de interacción y ves reacciones; pero ver cómo la gente puede bailar, no sé cuando todos están bailando casi al mismo al movimiento… la interacción que genera el club y con más gente sí es muy distinto”, me cuenta Irma Ruiseñor, Dj mexicana que me ha tocado escuchar y ver desde su casa mientras que le pone ritmo a la sana distancia. Aunque ella no cambió su selección.. “lo mismo es para un espacio físico que para esto”.

Irma Ruiseñor

Le pregunté a ambas si creen que las fiestas serán iguales después de la pandemia y  coincidieron en que las medidas sanitarias seguro cambian, “Yo creo que en dos años, o espero que mucho menos… no sé de qué forma, de cuánto aforo, las dinámicas, si a fuerza se va a tener que llevar careta”, piensa Irma. Mientras que Paurro dice que lo que más le gustaría ver distinto después de la contingencia es el enfoque de los Djs, dejar un poco al talento internacional y apoyar más al local, “En este momento  todos los que hacemos música y tocamos en fiestas estamos viéndonos en un situación muy difícil de dinero, se ve que si lo hacemos por amor al arte… no estamos teniendo ningún ingreso. Espero que se trate de apoyar más a tu comunidad local”.

Opciones para ir de fiesta

¿Han ido a fiestas? Yo he entrado como avatar, a unas en 3D, una donde tocaban con códigos, otras con personas reales y bueno, hasta dentro de un Oxxo (donde me encontré con mi mejor amigo, por cierto). Tal vez ya han ido a algunas , pero les quiero sugerir dos que están haciendo casi cada 8 días (más o menos).

  • Club Quarantine, se describen como a 𝓆𝓊𝑒𝑒𝓇 online dance party
  • Terminal, es otro club que se mantiene muy activo con eventos, mínimo cada ocho días.

 

La Señorita Etcétera