keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Culture
La vida es un gran baile: Diana Vizcaya
07.06.2018
Por Olivia Meza
fotografía Charley Smith
estilismo Ella Mae McKee
maquillaje Jemina Tamayo
peinado Daniel Zamora

Diana Vizcaya llegó a la Ciudad de México con más que un sueño y el ritmo de sus pies; rápidamente se convirtió en una estrella internacional.

Es una calurosa noche de verano y Diana Vizcaya, la polímata de las artes escénicas se encuentra en la esquina de Shaftesbury Avenue y Charming Cross Road. Lleva puestos unos leggins, una sudadera de Ivy Park y una cola de caballo alta. Acaba de salir de una extensiva clase de hip hop en los famosos Pineapple Dance Studios y tiene 5 minutos libres antes de tener que bañarse para asistir a su residencia semanal como DJ en Soho House.

Hace poco abandonó Querétaro, su ciudad natal, para ir a estudiar danza en Mazatlán, parecía un aventurado paso hacia lo desconocido. Si vemos que Diana está perdiendo su frescura es sólo por el inesperado calor que está haciendo en Londres. “¿Por qué hay tanto problema con el aire acondicionado en los estudios de danza?”, bromea. “¿Simplemente no puedes encontrar las dos cosas juntas, ¿verdad?”

Después de graduarse de la escuela de danza en Mazatlán, Diana firmó un contrato con Reves, una agencia de danza en la Ciudad de México, y en menos de un año ya había trabajado con artistas como Ricky Martin, Natalia Lafourcade y Wisin.”No sé si me gusta sentir las miradas de la gente sobre mí, pero la actuación es algo que se me ha dado desde pequeña. Hay varios videos de cuando era niña, bailoteando y hasta publicitado Coca Cola, con mi padre como camarógrafo.” Sin parar, viajó de Mazatlán a Londres, al conseguir una beca con Dana Foglia, una de las coreógrafas del tour de Beyoncé.

Sus días están llenos de actividades como tocar en bodas en Italia o posar en sesiones de foto en Bali y Francia. La cabeza de cualquiera estaría dando vueltas, pero Vizcaya tiene sus pies danzantes firmemente plantados en la tierra.

 “El mundo de la danza es muy competitivo. Hay muy pocas oportunidades para desarrollar una carrera exitosa, pero yo siempre supe que quería hacer esto, sin importar a dónde me llevara. Una vez que me pongo una meta, me aplico a ella y trabajo, trabajo y trabajo hasta alcanzarla. La actuación y el modelaje surgieron naturalmente.” Como cualquier mexicana respetable, la joven bailarina siempre encuentra tiempo para divertirse, y ahí es donde entra su trabajo como DJ. “Fue una evolución casi que natural, necesaria”, nos explica, “me fascina la música, bailar y la fiesta. Al principio sólo lo hacía por diversión, pero me di cuenta de que era un medio para llegar a lugares donde quería bailar y viceversa. Firmé con una agencia de DJs para mujeres llamada The Books. Me preguntaron si me quería ir a trabajar un verano a Londres, no fue una decisión difícil de tomar”.

Diana es muy honesta acerca de los retos y los beneficios que conlleva tener un estilo de vida tan millennial. “No siempre es fácil viajar por todo el mundo cuando eres mexicana. Especialmente en este momento. Donde sea que vayas, hay muchas preguntas que contestar. Y nunca en tu idioma…”, se ríe al recordar como en un casting para una serie de Netflix, se confundió con la palabra ‘ladrón’.

 “No me pidan que les platique esa historia. Sigo traumada… pero me di cuenta de que tenía que aprender a hablar bien inglés, y rápido”. Pero Vizcaya es la menos traumada, mientras se dirige a tocar un set en Soho House después de cambiar su ropa del gimnasio por un glamoroso atuendo (cortesía de marcas patrocinadoras). También toca recurrentemente como DJ en el legendario restaurante / bar, Nobu.

 “Me siento muy cómoda en Londres. Me fascina la mezcla de culturas que hay. En los estudios de danza puedes encontrar cualquier estilo, siempre hay alguien representando a su país. En los antros, puedo poner música de cualquier parte del mundo y siempre va a haber alguien que conecte con ella”, menciona.

Tras llamar la atención de Ivy Park, la línea de ropa de Beyonce, Vizcaya fue el personaje principal de un cortometraje producido por la marca. “¡No me voy a disculpar por ser fan de Beyoncé!”nos dice riendo. “Es la reina. Mi sueño es bailar con ella. ¡A ver si algún día pasa! Trabajar con Ivy Park fue algo muy especial para mí. Me fascina todo lo que representan y me dio gusto ser parte de ello”. 

Modesta y encantadora, su humildad y buen humor parecen contrastar con sus grandes talentos. Es una mujer llena de contradicciones –alivianada y relajada, pero se levanta a las 6am para ir a clase de CrossFit y continúa su día con castings, clases y uno o dos sets de DJs, antes de volver a dormir. Dormir parece ser la única cosa opcional de todas sus actividades. 

”Me acuerdo cuando pensaba que no llegaría ni a la Ciudad de México”, reflexiona, “ahora…pues, me he tenido que adaptar. Londres, Nueva York, Los Angeles… son lugares muy demandantes, pero sé que es lo que quiero y soy muy afortunada de poder hacer lo que más me gusta”.

Es la una de la mañana y su set de DJ en Soho House está a punto de terminar. Es tiempo de poner uno de sus propios tracks, un remix de uno de sus músicos favoritos: Mi Gente de J Balvin, producida por ella con el DJ Will Power. Diana abandona la torna mesa para unirse al público y bailar una última canción antes de irse. Es imposible no notar el efecto que tiene su presencia en la pista de baile, nadie baila igual que ella.

Afuera, un Uber espera para llevarla de regreso a su departamento en el este de Londres. A lo mejor esta noche podrá dormir unas cuantas horas antes de que salga el sol…

’Estoy muy orgullosa de mis raíces latinas. Todo el tiempo veo a personas de mi país adquiriendo reconocimiento internacional y por muy buenas razones. Estuvimos muy presentes en los Oscares de este año, México va a jugar en el Mundial y, ¿a quién no le encantan los ritmos latinos?’

Se detiene un momento a contemplar la gran distancia que ha recorrido y se sorprende de la gran diferencia que hay entre el lugar donde empezó y el lugar en el que se encuentra ahora.

’Seré muy feliz si lo que hago trae algo de prestigio a mi país y le demuestra al mundo lo mucho que México tiene que ofrecer. Es un lugar hermoso lleno de gente encantadora. No podría estar más orgullosa de ser mexicana.’

Y con eso, esta ciudadana del mundo por fin se dispone a descansar. Se sube al coche y se pierde en la obscuridad de la noche.

¡Sigue a Diana en Instagram y síguele los pasos para una gran noche de baile sin parar!

YouTube: Diana Vizcaya – https://www.youtube.com/channel/UCsjas2KoooWbFsN6jio41VA

Sound Cloud: Dj Dee Dee Official – https://soundcloud.com/dj-dee-dee-official

Agradecimiento especial a la locación: L’Otel San Miguel de Allende