keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Culture
Los poemas de Luciana
20.11.2018
Por Olivia Meza
fotografía Pepe Molina

J.D. Salinger afirmaba que la poesía no se trata de educación ni de historia; que muchas veces la inspiración o la necesidad (en cualquier caso) provienen de nuestros problemas. Hoy en día, hablar de poesía y la belleza de las letras podrá parecer anticuado e incluso considerado como un quehacer de intelectuales y clavados, pero la tecnolog´çia ha tenido un impacto positivo también en su difusión y promoción de estas voces que buscan ser la de nuestra generación. Uno de estos ejemplos es Luciana Villegas, quien decidió apostar por su pasión por escribir para expresar su lenguaje de una forma bellísima sobre sus más íntimos secretos y pensamientos. A veces la poesía funciona para adornar esos sentimientos que no han encontrado una salida exterior y creo que los poemas de Luciana captan justo aquello que sentimos pero no queremos decir. Aquí encontrarás sus primeros e-books, Instrucciones para estornudar y I Cannot Carry a Name, con algunos extractos para que fácilmente te enamores de ella. En español e inglés, respectivamente, Villegas fue intencional al respecto, pues menciona que algunas veces fluye mejor con uno u otro idioma.

“Poemario y experimento. La inagotable crisis existencial y cómo burlarse de ella, no como evasión, todo lo contrario, no habría que tomarse a uno mismo tan en serio. La sabiduría de la confusión y el cuerpo como vehículo. Expulsión de los antepasados y la constante construcción del presente.” –Luciana Villegas

 

Instrucciones para estornudar

No a la constipación

Acumule toda clase de emoción.
Corra.
Grite.
Empuje.
Llore.
Evite mantenerse quieto y en silencio.
Aspire la mayor cantidad de aire posible.
Más.
Olvide su nombre.
Exprima sus ojos.
Luzca torpe.
Agite las manos.
Expulse a gran velocidad traumas, rencores, recuerdos y amores.
Siéntase perdido.
Inhale.
Exhale.
Límpiese los mocos.
Sonría.
Repita hasta la muerte.

Filed Under