keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Play Me
Starsailor: El Amor Está Aquí
12.02.2020
Por Irving Alfaro

La primera vez que escuché a Starsailor tenía 16 años y realmente no tenía nada ni por asomo cercano a ellos. Estaba peleado con la vida y con el mundo escuchando a Slipknot, Mudvayne, Staind, Papa Roach, Soulfly, Pantera, Metallica; no había lugar para el britpop, ni mucho menos para una banda con un álbum titulado ‘Love Is Here’, que apenas comenzaba por el 2001. Definitivamente no había amor en mí por esas épocas…

Pero entonces, en algún punto de mi vida adolescente y por alguna circunstancia escuché los primeros acordes de Poor Misguided Fool, seguidos de una voz tan tranquila y serena que captó mi atención con algunas líneas que se quedaron en mi mente:

“As soon as you sound like him
Give me a call.
When you’re so sensitive
It’s a long way to fall
Whenever you need a home
I will be there
Whenever you’re all alone
And nobody cares…
You’re just a poor misguided fool
Who thinks they know what I should do
A line for me and a line for you,
I lose my right to a point of view…”

Tanta oscuridad y pesimismo en una sola frase, doblegó por completo a todas mis bandas de metal y nü-metal juntas hasta entonces. Tengo que saber cómo se llama esa banda, pensé.

Para ese momento mi atención completa estaba en la canción y aunque no sabía nada de ellos en ese entonces, escribí en una libreta el coro para buscarlo después en algún lugar de internet, antes de la era Google y los buscadores (recordemos que estamos hablando de hace casi 20 años). Horas después encontraría a una banda llamada Starsailor y su citado disco. Ahí vendría un descubrimiento mucho mayor, casi descomunal: Good Souls, una canción sombría y fulminante que sentencia a todos aquellos que se atreven a destruir el alma de una buena persona.

Comentaría con un amigo de la escuela mi hallazgo, él los escucharía y me diría: “pues, se escuchan un poco a Oasis”. Lo cual tiene sentido, dado que la banda de los hermanos Gallagher había influenciado a toda una generación de jóvenes en el Reino Unido que luego se traducirían en Coldplay, Doves, Embrace, Thirteen Senses, South, Travis y los propios Starsailor, aunque James Walsh y Noel Gallagher nunca se llevarían del todo bien. A partir de entonces me volvería fan de Starsailor y Oasis, y ambas bandas serían mi entrada de lleno al britpop, y se quedarían conmigo hasta la actualidad.

Originarios de Wigan, Inglaterra (al igual que Richard Ashcroft), los 4 integrantes logran capturar la esencia de la tristeza, el abandono y la melancólica con la crudeza del rock alternativo. Una bella forma de disfrazar el dolor.

Mezclando con maestría la dureza de dos guitarras, un bajo y la batería, con la tenue voz de su vocalista, son una banda que logra un equilibrio entre violencia y amor, entre un sentimiento de pertenencia con la necesidad de independizarse, como una gran fuerza contradictoria que se sostiene a sí misma gracias a los increíbles arreglos de cuerdas de sus integrantes. Y aunque probablemente nunca logren tener el reconocimiento que se merecen, se mantienen activos con 5 discos de estudio y un recopilatorio de éxitos bastante decentes para una banda que lleva ya más de 20 años en activo, con críticas muy favorables en todos y cada uno de sus discos. Algo que Oasis no podría presumir.

La carrera de Walsh y compañía aun no llega a su fin y eso es más que suficiente para sus seguidores, quienes se mantienen alerta ante la salida de un probable sexto disco en los próximos años. En medio de un mundo convulso que parece devorarse a sí mismo, es momento de dejar entrar el amor, justo como la canción que da nombre a su primer disco dictamina:

“…Can you feel it?
Love is here
It has never been so clear
You can’t love what you have not
So hold on to what you’ve got…”

Y como dijera All Music en alguna reseña de hace casi 20 años: ¡Richard Ashcroft estaría orgulloso de estos muchachos!

@littleremy