keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Highlights
Amor, ligue y sexo en Bumble: una guía para navegarlos
18.06.2020
Por Olivia Meza de la Orta

No es la primera vez que uso Bumble, pero sí es un hecho que la pandemia ha cambiado muchas de sus posibilidades. Mi experiencia conociendo gente a través de apps va más allá de los clichés que se han escrito sobre ‘el amor millenial’ y aquí no vengo a platicarles sobre ellos sino desde una experiencia más personal.

Esta aceleración de abrirnos a la realidad virtual en muchos aspectos me hizo sentir ansiosa y un poco desesperanzada (soy una romántica). De hecho, tuve miles de dudas sobre aventurarme –en plena crisis sanitaria– de volver al dating moderno (e incierto, también) pero decidí que explorar este mundo del ligue y el sexo bajo nuevas circunstancias podría ser divertido y enriquecedor.

Somos seres sociales y la ciber citas son the new normal

Justo platicaba con una amiga que si antes las probabilidades para conocer a alguien físicamente –en un sentido romántico o sexual– eran muy pocas o muy difíciles, ahora el camino se enfoca totalmente al arte del amor, el ligue y el sexo en la jungla digital que busca ser conquistada. Esta nueva normalidad ya está aquí, nos guste o no. ¿Cómo vamos a ligar?’‘¿Cómo lograré ser íntima a la distancia?’ ‘¿Cuáles son las nuevas reglas del juego?’.

Resulta que cuando investigué al respecto, porque #virgo y porque necesitaba una especie de contexto más profesional para sentirme menos ‘sola’ en este journey, leí a Gigi Engle, autora feminista y sex coach certificada, en este artículo donde menciona que no veamos el virtual dating como algo secundario, “Todos nos debemos adaptar, ya no es viable conocer físicamente a alguien”.

Personalmente, el virtual dating me parecía vergonzoso. Pensaba en cuál es el sentido de conocer digitalmente a alguien si no existirá la contraparte física por lo menos en un futuro cercano. Hacer match y citarse para cenar o unos drinks en algún bar para conocerse mejor no es una primera opción. No obstante, Bumble ha dado nuevas herramientas, por decirles de alguna forma, para hacer de nuestra interacción algo más humano, ligero y divertido posible para poder conocer mejor a quién está del otro lado de la pantalla. Siendo honesta, ¿realmente me tomaba el tiempo de conocer a alguien? Ahora hay muchooo.

Solo quiero coquetear

La típica pregunta, ¿qué buscas o qué te trae a Bumble? Es clave para sentar las bases del juego. Muchxs buscan sólo divertirse (sexualmente, por ejemplo), otrxs están abiertos al ‘a ver qué pasa’; otrxs sí buscan una relación formal (incluso matrimonio), y otrxs –como yo– buscamos coquetear porque la verdad es que sí lo extraño. Y una de las ventajas de navegar en todos estos aspectos es que al tener claras tus intenciones, el dar y recibir fluye mejor cuando lo redactas y en lo personal me ha sorprendido.

Iniciar la plática es un reto abrumador. Además del ‘hola, cómo estás’, mi consejo es comentar sobre algo que te interesó en la persona; lanzar el anzuelo sin miedo, y recordar siempre esta guía feminista para estar preparada que me encantó.

Saber qué quiere uno en la vida, es e-le-men-tal. No significa que deba tener todo figured it out pero para aprovechar este intercambio de energía digital y a la distancia, hay que hacer caso a nuestra intuición; afilarla, entrenarla y confiar en ella. 


Se puede flirtear just for fun (a lo mejor ustedes ya lo sabían) sin ningún tipo de compromiso físico. Aún así, conlleva a cuidar mis emociones. Algo muy importante que descubrí para llegar a esta conclusión es que Bumble, al ser un safe place para esto, es válido indagar, conocer y preguntar sin pena.

 

Expectativas versus realidad

Para mí el amor siempre ha sido una búsqueda constante y una prioridad. Maldije muchas veces en su nombre y también odié las apps por no darme lo que yo quería. Pero en este viaje donde descubrí en ser más clara sobre lo que busco me llevó a aceptar la realidad y sus infinitas posibilidades, sin angustia y sin prisa. Pienso que si he de encontrar ‘el amor de mi vida’ será en el tiempo perfectamente imperfecto.

Y aunque no es mi caso (aún), este confinamiento sí ha llevado a una amiga a encontrar posiblemente un chico que va más allá del coqueteo sin compromiso. Ella sí se aventó a datearlo a distancia y en una de sus citas ordenaron de cenar lo mismo y vieron una peli. Me comentó que le pareció raro, pero también algo muy familiar y cómodo al respecto. Siguen hablando y haciendo planes post Covid-19. Con este ejemplo, no me cierro a la posibilidad pero tampoco me angustio si no pasa; la clave está en fluir, en estar seguro de los que unx busca y vivirlo, ¿no creen?

Y el sexo, ¿qué onda?

Friendly reminder: el sexo en cuarentena sí es posible (obviando a los que se quedaron con su special one en casa). El macro universo de la sexualidad igualmente tomó nuevos formatos y maneras de ser disfrutado y experimentado sin contacto físico. ¿¡KHÁ!? La gente anda muy horny y está bien. Puede ser que éste sea el next step que quieras dar con tu match o de plano ir directo al grano mientras haya consentimiento de ambxs. Este es un terreno recientemente explorado y ¡fascinanteeeee!

El otro día tuitee que a mí el sexting no me prendía, que urge un curso de redacción y algo de poesía también (sorry, still romantic). Pero para eso también llegan las personas indicadas y cuando me pasó fue absolutamente mind blowing. “No hay acercamiento correcto o incorrecto para intimar desde el teléfono (llamada), mensajes de texto o video. Establece los límites que te hagan sentir cómodx” , menciona la psicóloga y terapeuta Nazanin Moali en este artículo.

Es súper importante sentirte segurx, sobre todo si eres principiante como yo, así que crear un lazo de honestidad para que lo que se comparta (imágenes o videos) a través de la red es esencial y se logra hablándolo con sinceridad. La intuición aquí también es crucial, así que si ves banderas rojas y no quieres participar más en la conversación, desconéctate (o también puedes reportar si se pasan de lanza).

Estamos desaprendiendo y construyéndonos todo el tiempo. No te avergüences si la primera cita, acercamiento o match no fue lo que esperabas, todxs estamos navegando en la nueva experiencia y conociéndonos más y mejor, así que tómate tu tiempo para darle chance al swiping dando clic aquí.

Fotografía de portada Priscilla Du Preez via Unsplash
Artes por Quetzalli Hortensia
Fotografías de artes por Denisse Hurrle