keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Highlights
Billie Eilish, más feliz que nunca
11.08.2021
Por Irving Alfaro

El pasado 30 de julio por fin se liberó en plataformas de streaming uno de los discos más esperados del año: ‘Happier than ever’ de Billie Eilish y por supuesto ya lo he escuchado a lo largo de una semana para digerirlo poco a poco, sin prisas. Realmente quería darme la oportunidad de disfrutarlo de principio a fin, y tratar de ser lo más objetivo posible para este review.

I’m happier than ever, at least that’s my endeavor

Y aunque el first listen siempre es extraño y en ocasiones difícil, para este segundo disco de estudio fue como sumar las piezas que ya teníamos desde el año pasado: My Future, por ejemplo, se lanzó hace casi 1 año, mientras el mundo se encontraba en medio de un encierro total. Llegó después Therefore I am que sería lanzada en noviembre para calmar la ansiedad de los fans y los críticos ante la nula información sobre su nuevo material, mientras que este año, Your Power y Lost Cause se agregarían a la lista de nuevos sencillos.

Con 4 sencillos promocionales ya se podía prever el feeling y el tono de su nuevo disco, que fácilmente podemos englobar como una expansión de ‘When do we fall asleep, Where do we go?’. Y no está mal dado su éxito abismal, pero se limita un poco al seguir con la misma fórmula creada por su hermano Phineas: bajos sobre saturados que contrastan con la voz grave de Billie a lo largo de 16 canciones.

No obstante, Eilish reivindica con sus letras el empoderamiento femenino con letras incisivas y lacerantes sobre amores perdidos (Happier than ever, I didn’t change my number y Lost Cause), la industria musical (NDA) y cómo es vivir después de la fama (Getting Older y Male Fantasy).

“Este disco para mí es el inicio de un mundo nuevo: desde el lugar donde lo grabamos, la nueva situación en nuestras vidas, la mentalidad que tenemos y nuestra edad. Ya no tengo 16… y aún así el proceso fue prácticamente el mismo”.

Do you know me?

Desde el anuncio de su gira mundial en marzo 2020 (justo antes de que iniciara la pandemia), Billie lanzaría una especie de Teaser llamado ‘Not my Responsibility’ en YouTube, una dura crítica a los prejuicios y la doble moral de una sociedad de consumo e industria musical machista, en donde se puede ver a la cantante deshacerse de su ropa mientras se sumerge lentamente en un líquido negro (que posteriormente sentaría las bases para su cambio de look).

Ahora, dicho material aparece como un interludio en donde la cantante expresa todo lo que el lenguaje de odio sobre su cuerpo, su ropa, sus opiniones, sus fans, su vida y el body shaming, puede llegar a afectar en cualquier persona sana sin importar el apoyo y/o la fortaleza que tenga:

…If I wear what is comfortable
I am not a woman
If I shed the layers
I’m a slut
Though you’ve never seen my body
You still judge it,
And judge me for it
Why?

Al final, los puntos más fuertes del disco se encuentran en Overheated, Billie Bosa Nova y Oxytocin, cortes en donde los arreglos de cuerdas y secuencias electrónicas muestran a una Eilish sugestiva e indiferente a las opiniones de la prensa, mucho más empoderada y en control de sus emociones. Tal vez la única sorpresa fue que Everything I Wanted no se incluyera en este segundo disco y quedara como un non-single track.

‘Happier Than Ever’ en conjunto podría tratarse de un disco con una mayor madurez lírica y emocional que musical, pero aún así logra pasar la difícil prueba del segundo disco gracias a la elocuente voz de Billie, una mujer de apenas 19 años que ha aprendido a valorarse, a aceptar su cuerpo y sentirse cómoda consigo misma, mientras lidia con la fama y el éxito.

3/5 Maullidos

@remyboy.aa