keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Play Me
La más grande historia de desamor de Taylor Swift vuelve a contarse después de 10 años
12.11.2021
Por Dannie Zarazua

Érase una vez una chica cantante de country cuya vida se vio alterada con la llegada de un amor, uno que la hizo creer en todo lo que ella había desechado ya, que la hizo dudar de sí misma pero también darlo todo en el camino. 

Estamos hablando de una Taylor Swift, entrando en su segunda década de vida, que conoció a Jake Gyllenhaall, diez años más grande que ella, y que se enamoró perdidamente de él. 

Amarlo fue como el color rojo 

Famosa por inspirarse en sus rupturas amorosas, relaciones con amigos y aspiraciones, Taylor lanzó su cuarto álbum de estudio con el corazón destrozado pero con la convicción de que externar lo que sintió y seguía sintiendo era el verdadero cierre que debían tener todas las historias que en él encontramos. 

La bufanda y All Too Well 

La cantautora, muchos años después de que RED vio la luz, ha externado que la ahora canción más famosa del álbum fue catártica y tan personal que nunca pensó que se convertiría en un himno que todos los swifties hemos cantando a todo pulmón. 

En All Too Well, Swift cuenta esa historia que en su momento, todo vimos a través de la lente de los paparazzi, fotos de ella y Jake Gyllenhaall, caminando juntos, haciéndole saber al mundo que algo se estaba cocinando ahí. Sin embargo, la canción no es ni cercana a lo que podemos oír en su álbum Lover

All Too Well es la crónica de desamor, de un corazón roto que se encuentra en medio de un otoño helado, sin paisajes y que se prepara para un mucho más frío invierno, solo, con sus pensamientos, con sus recuerdos, de cuando todo era rojo. Esta canción, entre otras que también hablan de la relación de Swift y Gyllenhaall, coronan el álbum más controversial de la cantante. 

La nueva era RED 

Como parte de las regrabaciones que Taylor lanzará al mercado, el día de hoy RED vuelve, más poderoso que nunca, esta vez inhalando el otoño como si de un viejo amigo se tratara, preparado para llegar a los corazones de las personas que estuvieron con ella durante ese difícil momento y las que han llegado a lo largo del camino. 

Con una versión de diez minutos, la original que no llegó al corte final en el 2012, de All Too Well y una historia corta—cuyos protagonistas tienen la misma edad que ella y Jake tenían durante su relación—, RED llega de nuevo para quedarse. 

Tal vez no fue el álbum del año en los premios Grammys, tal vez no llegó a lo que en ese entonces Taylor estaba apuntando, pero una cosa es cierta, RED marcó y sigue marcando comienzos, fracasos, amor y desamor, sentimientos humanos tan inexplicables que por alguna razón Taylor Swift sabe ponerlos en palabras.