keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Highlights
M83 y la Daga en el Corazón
18.06.2019
Por Irving Alfaro

Anthony González siempre se ha destacado por reinventarse en cada disco al frente de M83 desde su origen en 2001 con un álbum homónimo, explorando diversos géneros del panorama musical, desde el shoegaze, la música electrónica, el ambient y hasta el dream-pop.

A partir de entonces, González definió su estilo multifacético, lleno de interminables atmósferas y capas de sonido con el poder de transportarte a un futuro lejano en donde la humanidad se comunica de manera efectiva a través de la música, lo cual se puede apreciar de manera concreta en ‘Oblivion’, producción cinematográfica del 2013 basada en la novela gráfica de Joseph Kosinski sobre un mundo post-apocalíptico dominado por figuras extraterrestres que nunca son visibles, pero que están ahí.

El trabajo de la banda en el score completo de la película fue tan notable que de inmediato ganó el reconocimiento de la prensa internacional, e incluso fue comparado con trabajos de grandes compositores musicales del séptimo arte como Hans Zimmer y James Newton Howard, elevando el nombre de la banda a lo más alto de Hollywood; un logro que tiempo después los llevaría a musicalizar ‘You and the Night’, séptima película de Yann González, hermano de Anthony, en ese mismo año.

Fue a principios de 2018, mientras se filmaba La Daga en el Corazón (Knife + Heart), que los hermanos nuevamente deciden colaborar juntos para darle un toque dramático y lleno de suspenso a la nueva película de Yann, un thriller ambientado en Francia en 1979, durante el apogeo del cine porno gay y centrada en la vida de Anne, una productora de películas porno de bajo presupuesto que acaba de terminar una relación amorosa con Loïs, su editora, mientras lidia con un asesino en serie que desata su furia en contra de la comunidad gay y que cada vez se acerca más al círculo de Anne.

El trabajo de director Yann y la música de su hermano Anthony, son una combinación casi perfecta que en ocasiones hace referencia al increíble e inesperado sonido ambient, synthpop de AIR en ‘Las Vírgenes Suicidas’ de Sofia Coppola, y en otras, a la potencia y furia de Mogwai, lo que le otorga un ritmo trepidante y claustrofóbico a la película, que combinado con la escena CAMP, (una forma de expresión anti estética y exagerada de la moda) y la vida nocturna, mantiene al espectador al borde del asiento desde el comienzo.

Todo esto aunado al trabajo de Anthony que, una vez más, resalta por la simbiosis que logra con los elementos narrativos de la película, convirtiéndose en una parte fundamental de la misma, hasta el punto en que prácticamente se vuelve un caleidoscopio de sentimientos reflejados en los estados de ánimo de la protagonista Anne quién, a su vez, trata de mostrar sus frustraciones y pensamientos hacia su ex pareja, a través de sus películas: diferentes historias de amor llenas de clichés que incluso se burlan del asesino enmascarado, provocando casi instantáneamente que todo su equipo de trabajo y ella se coloquen en la lista de víctimas de dicho personaje antagónico, con resultados extremos y muy sangrientos.

M83 se apunta otro gran trabajo musical que bien podría tener reminiscencias de su último disco de estudio: Junk (que por sí solo podría ser otro soundtrack sobre la música de los 80’s), como si se tratara de una precuela de último trabajo de la banda; haciendo que el sonido de la película se perfile como otra banda sonora clásica del cine de culto francés, que no solo retrata con fidelidad a la comunidad del porno gay y al estilo CAMP de la época, sino que mezcla de manera elegante y con una enorme sensibilidad, la comedia dramática con las películas de terror denominadas slashers. La música incluso rememora a la filmografía y al estilo de Pedro Almodóvar, al menos en sus primeras películas. Todo esto hace de la cinta y del soundtrack una verdadera maravilla moderna que se tiene que ver y escuchar a detalle.

La Daga en el Corazón lleva un par de semanas en exhibición y aún se puede ver en algunas salas de la Cineteca Nacional. Es, sin duda alguna, nuestra recomendación del mes para todos los amantes del suspenso y el terror no hollywoodense. Además ya puedes escuchar en su totalidad el gran soundtrack de M83 en Spotify:

@littleremy