keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Culture
Placer gráfico: PJ Romer, hagámosle un altar a la vulva
01.10.2020
Por Arianna Bustos

Inmersa en el hoyo negro al que nos ha llevado la pandemia, el recuerdo de la marcha del 8M a la que asistí con mis amigas parece lejano. Sin embargo, hay algo que lo aviva, no solo el momento de cuando caminamos de la mano, cuidándonos, sino un grito que abrió espacio entre la multitud:¡Abran paso a la vulva madre!”.

Lo que vi pasar a modo de procesión cargado por varias mujeres, era la imagen de una virgen pero con clítoris en lugar de rostro; de tela muy brillosa y una cama de flores. Me dieron ganas de seguirla, pero no fue así.

El tiempo y los clics en Instagram, me llevarían a conocer a la artista detrás de esa monumental pieza, PJ. Romer, la siguiente creativa en esta serie de Placer Gráfico, una serie de entrevistas en las que charlamos sobre el vulvart.

PJ me contó que la Vulva Madre surgió a petición del colectivo Galácticas (Galáctica podcast), juntas vieron que era posible llevar a cabo ese performance. Dice que imaginaba a la Virgen diciendo que está hasta el coño de esta sociedad, ignorante, patriarcal y misógina.

“Mis compañeras buscaban una artista que llevará a cabo una vulva gigante y en fusión con la virgen de Guadalupe para crear una expedición durante la marcha. Yo ya venía trabajando con estas dos figuras así que estaba lista para crear esta pieza gigante que nos representaría durante la marcha, siendo ésta la única figura femenina respetada por les Mexicanos. Así, nos acompañó a alzar la voz de todas”.

 

“Para mí fue un intenso, pero sanador el proceso de creación, estuve entregada en mente, cuerpo y alma, desde el peso, los materiales, los colores, etc. Pensé siempre en compartir mi arte, pero ver la pieza completa me ha dado mucha fuerza para seguir adelante, me conecté con muchas sensaciones, sentí valor, vergüenza, ira, orgullo, miedo, llanto, gozo, respeto y tantas otras que solo viéndome a los ojos llegarías a comprender mejor. Terminé exhausta y muy feliz”.

La Vulva Madre se encuentra actualmente expuesta en ATEA, el taller de la artista. “Sé que la veremos en un futuro de nuevo marchando”.

DISECCIÓN Y UNIÓN DE LA MATERIA

Me gusta imaginar cuando los artistas están en ese proceso de selección de texturas y materiales. ¿El resultado es mejor de lo que pensaron? Y en el caso de PJ. Romer y sus vulvas diversas, ¿es una manera de mostrar que todas son distintas?

“Durante el inicio del Vulvart, trabajando con los materiales, me fui dejando llevar por la creatividad, retomé el collage análogo, una de mis actividades más viejas, recortar y componer algo nuevo.Las tijeras y navajas de buen filo me seducen, los viajes que recorren mis piezas de collage son pensamientos que he ido estudiando, ideas que voy trenzando”

“Comencé a recortar labios de bocas, que luego las re-interpretaba con más detalles y así surgían composiciones de Vulvart en papel, las montaba en altares, porque después de mucho tiempo ¿en dónde habían estado? ¿en qué escenario aparecían las vulvas? ¿qué sucede con la puchis, dónde colocarla? ¿por qué tanto misterio? ¿o es miedo? ¿por qué la censura con el placer de la mujer? hasta que caí en la religión, los estatutos religiosos otra vez y en pleno 2020”

La artista tiene un gusto especial por las telas, el ropaje que nos viste y todo lo que significa. Menciona que los colores y accesorios que usa en una pieza están allí para dar fuerza a alguna idea específica, convirtiéndolas en piezas únicas y seductoras, “busco el placer en lo que hago y el mensaje es claro, permitirnos sentir placer, al verlas, al tocarlas y al crearlas. Después de todo volvamos al placer sin autocensura, sin culpa. Que la religión sea entregar sincera devoción por nuestras vidas. A priori tu libertad de sentir y disfrutar las caricias”

PUSSY POR TODOS LADOS

“Hubo un tiempo en el que comencé a ver pussys por todos lados, estaba trabajando en “mis cosas” y nada sacaba de mi mente las formas anatómicas de la pussy, me preguntaba cómo era y cómo podría representarla, así que decidí parar de hacer mis proyectos, y utilizar las herramientas y materiales que tenía, así puse manos a la Vulvart”.

Después de un proceso de investigación, exploración y experimentación textil, PJ.Romer comenzó con talleres y piezas de Vulvart, creando piezas de distintos tamaños.

Menciona que este movimiento va en aumento e irá creciendo más y más, “el día que llegue a estamparse será para cubrir y esparcir por todos lados el mensaje hasta la evolución de mentes mucho más flexibles y bueno, ya está sucediendo. ¡¡¡Estamos tomando conciencia yei!!!”

 

VULVART, VISTO DESDE PJ ROMER

“Es un movimiento consciente para visibilizar la vulva, la vulva es la parte externa de los genitales femeninos donde se encuentran los labios, la vagina y el clítoris ¡hagámosle un altar!”

Dice que lo que no se nombra, no existe y como si fueran palabras prohibidas, la vulva y el clítoris no aparecían mucho en ninguna parte, “Ojo que hablamos de la vulva, la vagina es el conducto de salida y entrada para distintas cosa, muy compleja e interesantísima, imagínate que de allí salió la humanidad entera”.

“Vulvart es la forma de apropiarse a sí mismas, es una expresión universal de ver la panocha como arte y no como objeto de censura, rechazo, o prohibición (…) Todas las vulvas son distintas, naturales y auténticas, y todas son preciosas y maravillosas”

PUCHIS SHOW

Durante cuartenena, PJ Romer comenzó a trabajar en Puchis Queen, una obra de clown underground por el momento está escribiendo y produciendo.

“Hola Puchis es una cortina que suspende como telón, allí dos piezas de vulvart cobran vida al introducir las piernas por un par de huecos a cada lado, así crean figuras en movimiento, desde performances llenos de poesía femenina, danza, teatro y clown, utilizando el cuerpo”, menciona. “La idea con esto es resetear nuestras mentes con arte y normalizar la vulva, admirarla y respetarla.Pienso que así dejaríamos de consumir tantas ideas basura y para cambiar la idea hiper-sexualizada por una más natural, que siente, que tiene pelos, que tiene olor y color natural, que sangra cada mes, que suda, que con los años el vello púbico se pone cano, y que da vida si así lo quisiera”

Concluye que le interesa mucho que las mujeres tomen conciencia de su cuerpo y del placer en su vida, “si esto jode al patriarcado, que así sea, pero a nosotras mismas ¡no más!”

Imágenes cortesía de la artista