keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Fashion
¿Por qué Petra Collins es nuestro modelo a seguir?
02.06.2017
Por Paulina del Pino

En la época de lo efímero y las redes sociales como responsable, han surgido cada vez más artistas, fotógrafos y modelos que logran triunfar a una corta edad, sobre todo porque están en sintonía con su  generación que saben lo que quieren, cuando y cómo lo quieren. A cada uno de ellos los caracteriza un estilo único y simple en donde retratan su forma de ver la vida, natural y complicada como lo es.

Un claro ejemplo de artista, fotógrafa, modelo e incluso director es Petra Collins, quien a sus 15 años destacó por retratar a adolescentes haciendo cualquier actividad de su día a día. Con una visión única, ella capta el equilibrio perfecto entre la autenticidad y la creación.

Actualmente tiene 24 años y ya ha colaborado con revistas de la talla de Vogue, Vice, Oyster, Dazed; ha trabajado con marcas como Gucci, American Apparel y ha realizado videos musicales para artistas como Selena Gómez y Carly Rae Jepsen. Con medio millón de seguidores en su cuenta de instagram que la ayudan en su viaje de empoderamiento, descubrimiento del lado más íntimo de las mujeres y su labor por destacar el poder femenino, Collins se sitúa como la voz del futuro junto a su mejor amiga Tavi Gevinson y otras artistas como Lena Dunham. Por esto y más Petra Collins es un modelo de admiración e inspiración. Aquí te recordamos algunas razones por las que deberías seguirle la pista:

  • Rompe las reglas del juego:

Está acostumbrada a mostrar cosas que la sociedad no está acostumbrada a ver. Collins es atrevida y no le importa lo que piensen los demás. En 2011, cuando tenía 17 años, colaboró con la revista erótica Jacques en donde mostró a jóvenes desnudas o en poses provocativas. Su cuenta de instagram fue cerrada por escándalo ya que subió una foto en bikini en donde enseñaba su vello púbico. Cuando trabajó con American Apparel publicó una foto suya usando una playera donde tenía ilustrada a una chica masturbándose durante su periodo.

  • Tiene un colectivo de artistas femeninas:

Hace unos años comenzó The Ardorous, un colectivo de fotógrafas con los mismos gustos y cualidades, que tras un arduo trabajo de selección por internet encontró. En la plataforma se ven expuestos trabajos de muchas jóvenes que representan el nuevo girl power. En un mundo liderado por hombres y sobre todo en el arte, para ella existía la necesidad de crear un grupo de mujeres artistas de todo el mundo que presentaran su trabajo y formaran lazos para colaborar.

  • Su estilo único:

Sus fotografías son bastante distintivas. Es fácil reconocer su trabajo en el que destacan los colores pastel y neón; la esencia femenina en momentos íntimos y crudos, en donde la mayoría de las veces recurre a modelos adolescentes atípicas bajo una estética análoga y sutil. Es como la Sofía Coppola millennial. Este estilo le ha permitido trabajar con marcas como Gucci, Nordstrom, Calvin Klein, Vogue y Dazed and Confused, entre otras.

  • Su forma de ver el feminismo:

Su forma de ver el mundo y a la mujer es lo que marca la diferencia en cada una de sus imágenes. Para ella, el desnudo es algo natural por lo que no entiende la controversia que pueda causar para la sociedad. “Llevo mucho tiempo observando mi cuerpo y creando arte con él, gracias a la libertad que internet le ha dado a mi generación” menciona. Ella se sumerge en la vida de las adolescentes para mostrar hasta el más íntimo detalle; con toques meláncolicos, sexuales pero siempre directa y profunda. Lo que ella busca es normalizar todas las escenas femeninas naturales ante los ojos de la sociedad.

El último trabajo que realizó la artista es una exposición de fotografías llamada Pacifier en el que retrata parte de su niñez en Hungría y Canadá. La galería se presenta en el museo CONTACT en Toronto y estará hasta el 23 de junio de este año. Las imágenes están inspiradas en el libro El Principito donde retrata a amigos y familiares bajo cortinas de encaje y tul, arrugas, pecas, prismas y mucho estilo.

Anna and Anya (Hungary), 2016. Petra Collins