keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Culture
Aldous Huxley y sus 4 enseñanzas sobre la vida
22.07.2020
Por Sara Castañon

The Doors of Perception en un ensayo del autor inglés Aldous Huxley publicado en 1954, unos años antes de que el movimiento hippie se expandiera por el mundo. Allí, el autor narra su experiencia en su primer viaje con mescalina, una droga psicodélica similar, pero menos potente en sus efectos, que el LSD.

Cuando lo leí por primera vez tenía la impresión de que sería una especie de manual, “todo lo que debes saber antes de tu primer viaje con ácido” o algo similar. La realidad es que más allá de los consejos para tu primer trip, podemos aprender cosas que hacen que nuestra visión sobre el mundo y la existencia cambien.

Mindfulness o cómo vivir en el presente

Por definición en mindful.org, el concepto de mindfulness se describe como “la habilidad humana básica para estar completamente presente, consciente de dónde estamos y qué hacemos, sin estar abrumado por todo lo que sucede a nuestro alrededor.”

Huxley explica cómo la mescalina, o estar en un estado alterado por alguna sustancia, le ayudó a poder apreciar lo que sucedía a su alrededor sin sentirse sobreestimulado, permitiéndole reconocer dónde se encontraba y apreciando los pequeños detalles de las cosas que parecen ser las más insignificantes en nuestra vida diaria.

Ilustración por Stacie Bloomfield @gingiber

Ilustración por Stacie Bloomfield @gingiber

“Estas son las cosas que deberíamos mirar. Cosas sin pretensiones, satisfechas de ser meramente ellas mismas, contentas de su identidad, no dedicadas a representar un papel, no empeñadas a representar un papel, no empeñadas locamente en andar solas”

En un mundo que se mueve tan rápido y nos exige ir diez pasos adelante de lo que sucede, es muy fácil dejar de vivir el presente, y en lugar de ello, sólo sobrevivir el momento. Es como cuando vamos manejando y de pronto ya hemos llegado a nuestro lugar de destino.

El cerebro se adapta para bloquear todo aquello que puede no ser importante, como recorrer el mismo camino de todos los días. Esto nos quita la oportunidad de apreciar la vida en todas sus facetas, aún cuando parezca ser igual que siempre.

El hasta nunca para las etiquetas

Vivimos en una sociedad que está muy acostumbrada a etiquetar y clasificar. ¡Todo debe ser nombrado y definido! ¿Pero no sienten que a veces sólo quieren ser, estar o hacer, sin asignarle un concepto preestablecido? La sexualidad es un ejemplo muy actual.

Huxley habla sobre el valor de nombrar, pero más que nada, sobre la necesidad de mirar las cosas tal cuál son, sin encasillarlas.

“Debemos aprender a manejar con eficacia las palabras, pero, al mismo tiempo, debemos preservar y, en caso necesario, intensificar nuestra capacidad para mirar al mundo directamente y no a través del medio semi opaco de los conceptos, que deforman cualquier hecho determinado dentro de la semejanza familiar de alguna etiqueta genérica o alguna abstracción explicativa”.

Es decir, mirar el mundo a través de una visión que no se vea opacada por las categorías impuestas. El poder que tienen las palabras es inmenso, pero también sabemos que podemos comunicarnos a través de lo visual, lo corporal e incluso lo abstracto. Y puede ser aún más placentero para el interior poder vislumbrar un mundo sin la imposición de llamarlo de tal o cual manera.

El descubrimiento de lo que ya tenemos dentro

Hay una falsa impresión que podemos llegar a tener antes de probar cualquier psicoactivo, y es creer que si tomamos ácido, descubriremos una iluminación mágica que nunca estuvo antes en nosotros. La realidad es que estas sustancias únicamente nos ayudan a darle luz a zonas y características que pueden estar muy enterradas en el inconsciente, o temas que hemos ignorado por mucho tiempo.

Huxley cuenta que al tomar la mescalina juraba que tendría todas estas visiones y escenarios fantasiosos frente a sus ojos. Lo que vivió fue algo muy distinto. Él nunca tuvo mucha imaginación, entonces claro que lo que iba a vivir no podría estar sustentado en mundo imaginarios.

Ilustración por @lenamacka

Ilustración por @lenamacka

“No había tenido en cuenta, era manifiesto, las idiosincrasias de mi formación mental, los hechos de mi temperamento, mi preparación y mis hábitos.”

Como él, todos tenemos viajes distintos que están directamente ligados a lo que ya tenemos dentro. Claro que podremos tener la oportunidad de vivir cosas que no podíamos imaginar, pero lo más sorprendente es que son cosas que ya existían dentro de nosotros mismos.

Estos viajes introspectivos son clave para poner en práctica en nuestra vida y no dejarlos sólo en la experiencia.

Lo indescriptible de las experiencias

En el afán de querer nombrarlo todo, podemos esperar que describir nuestras experiencias sea cosa fácil. Cuando vivimos situaciones extraordinarias, nos percatamos de lo difícil que es querer transmitir nuestras vivencias.

”Las sensaciones, los sentimientos, las intuiciones, imaginaciones y fantasías son siempre cosas privadas y, salvo por medio de símbolos y de segunda mano, incomunicables. Podemos formar un fondo común de información sobre experiencias, pero no de las experiencias mismas”

Ese viejo dicho de “nunca sabrás cómo es hasta vivirlo” es totalmente cierto cuando se trata de experiencias con psicoactivos. Por un lado, porque vivimos momentos muy distintos de persona a persona, e incluso de momento a momento.


Hay muchos factores involucrados como la gente que nos rodea, las actividades que decidimos hacer, nuestro estado emocional, etc. Por el otro, se viven situaciones tan únicas, tan visuales y sensacionales que las palabras no parecen alcanzarnos cuando queremos describir nuestra experiencia.

Hay algo muy mágico en vivir momentos para los cuáles el lenguaje no alcanza.

Ilustración por Hannah Michelle Bayley

Ilustración por Hannah Michelle Bayley

No podemos olvidar que las sustancias como la mescalina, el ácido, incluso la marihuana, son herramientas que, si así lo deseamos, nos ayudarán a canalizar partes de nosotros mismos que pueden estar muy enterradas. El mundo al que estamos acostumbrados comenzará a cambiar frente a nuestros ojos y, aunque suene a libro de autoayuda, podremos comenzar a vivir una vida mucho más luminosa y llena de amor.

¿Tu has tenido alguna experiencia psicodélica que nos quisieras compartir?