keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Meow Picks
La belleza de lo cotidiano con Lucía Tacchetti
19.06.2019
Por Olivia Meza
fotografía Adriana Hamui

Junio ha sido un mes complicado y fue cuando llegó a mis oídos Lucía Tacchetti. La artista argentina se volvió un loop recurrente en mi día a día mientras iba en el coche daydreaming y ahora en su reciente visita a México tuve el placer de conocerla y tomarme un café con ella en Juana Juana, un lugar delicioso en la calle de Dinamarca.

Justo la semana pasada fue su cumpleaños #29, asi que puedo decir que conocí a una Lucía geminiana de 28, o sea mi edad, y eso me hizo identifcarme más con ella como una mujer que va tras sus sueños, y con todo y sus miedos e inseguridades, posee la determinación de conquistar el mundo.

Nacida en Bahía Blanca, Argentina, Tacchetti vive desde hace ocho años en Buenos Aires y es su primera vez en la Ciudad de México. “A los 21 años me salí de mi casa, dejé a mi familia y amigos y me fui a Buenos Aires. Siempre había querido vivir ahí, me encantan las ciudades y su vibra cultural”, me platica, mientras yo la interrumpí con un, “¿siempre quisiste hacer música?”. Su respuesta fue, “no, para nada”. Pero ella recuerda que su primer amor fue el piano de la casa de sus abuelos y fue este instrumento su primer acercamiento con la música aunque en realidad nunca pensó dedicarse a ello.

De hecho, Lucía estudió Diseño de Moda y es justamente la ropa una herramienta importante en su visión ahora como artista.“El diseño de modas fue la carrera que creía me iba a dedicar toda la vida. Me encanta la ropa. Creo que lo que uno se pone define mucho en su ánimo, su personalidad. Me encanta esa expresión de poder cambiar de un día para otro así que la moda tiene mucho que ver en mi arte. No me importa mucho el que dirán; lo que me gusta, me gusta y me lo pongo aunque haya inseguridades”, comentó con una sonrisa.

Digamos que el camino de Lucía hacia la música no fue el más tradicional pero es justo su alma de artista la que logra expresarse a través de distintos medios, aunque ella ni siquiera fuera consciente de ello. “Siempre he hecho música, me gusta mucho tocar y cantar pero no me animaba a hacerlo al público era muy introspectiva pero fue ese quiebre de irme sola a Buenos Aires que me hizo querer expresar y escribir en un cuaderno; un día le empecé a poner letras y estaba escribiendo una canción pero fue sin darme cuenta. Más que yo buscar la música, la música me encontró a mí”, afirmó. Asimismo, cuando ella tenía 11 años más o menos su perspectiva sobre la música cambió cuando descubrió a Julieta Venegas y Natalia Lafourcade, de las cuales se considera fan y unas de sus más grandes inspiraciones, “me trajeron un estilo de música que no conocía y el poder cantar cosas simples e intimas sin prejuicios me inspiró un montón”.

 

Desde hace cinco años, Tacchetti ha estado envuelta en su búsqueda personal musical. Sus primeros trabajos fueron hechos completamente con el ukulele, “fue mi primer instrumento, le tengo mucho cariño. Cuando llegué a Buenos Aires no tenía plata para comprarme un instrumento y los que tenía en casa pues no eran fáciles de transportar asi que compré un ukulele que vendían en una tiendita. Mi primer disco, Feriado (2015), fue con él pero ya no lo utilizo más, digamos que fue parte de mis inicios y ahora regresé a mi raíz que es el piano pero con sintetizadores, ahí encontré mi sonido en el cual quiero quedarme y la esencia de los discos que vengan. Ahora me siento más plantada, más segura y es el lugar donde me quiero quedar por largo, creo ja,ja”. Cabe mencioanr que Lu tiene un tatuaje muy chulo de un synth en su antebrazo.

Desde el año pasado, la argentina ha estado de gira dejando su huella musical por el mundo con siete shows entre España y Alemania. Luego, su gira estadounidense por el festival SXSW de Austin y shows por varias ciudades de Texas, vino este año a México para dar algunos shows en la CDMX y también debutando en el festival LTDO de Guanajuato. Su tercer álbum, VOL. 3D es una dosis de frescura bailable que recuerda a un nostálgico pero alegre pop con letras pegajosas con las que rápido podrías identificarte. El sueño de Lucía es colaborar con Clubz, una de sus bandas favoritas, y creemos que la mancuerna podría ser una garantía de baile.

Por último, nos adelantó que viene una canción súper importante para ella que habla sobre exaltar los valores del poder femenino y ¡no podemos esperar más! (stay tuned). También le pregunté qué consejo le daría a alguien que quisiera emprender su proyecto o seguir sus pasos en la música, y me dijo, “principalmente no hay que rendirse, me lo digo a mí misma siempre. [La música] es una carrera muy larga y llevo mucho tiempo encontrando mi sonido; hay fechas buenas, hay fechas malas; canciones que te gustan y canciones que no tanto… el punto es seguir en el mismo eje y no rendirse. Nada viene solo, hay que dedicarle muchas horas. Suena fácil pero es muy difícil”, más no imposible finalizaría yo. ¡Gracias, Lucía, por abrirte conmigo y nuestros lectores!

 

Síguela aquí:

Instagram
Youtube
Spotify