keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Highlights
¿Qué significa la moda mexicana?
21.11.2017
Por Olivia Meza

Hablamos constantemente de la moda mexicana, sobre todo esta semana pasada que fue Fashion Week México, el exponente más importante sobre el diseño de moda nacional. Entre muchas propuestas de diseño –algunas acostumbradas al mismo ritmo de siempre, otras más arriesgadas–, así como el lanzamiento de la mega campaña de H&M a propósito de su apertura en Madero, pude analizar desde un punto de vista distinto, qué es realmente la moda mexicana, o por lo menos, qué significa para mí.

Quisiera tocar algunos puntos sin tanta sensibilidad, sino sólo mencionarlos por su importancia mediática e impacto popular. Empezaría por la chamarra Mexico is the Shit que desde el año pasado se viralizó tan rápido que hoy ya muchos de nosotros portamos ese mensaje de que ‘lo mexicano es chido/chingón/cool, etc.’ Me pregunto realmente cómo la gente se siente al vestir un mensaje así; ¿qué realmente los hace sentir orgullosos? Después de la chamarra predominante, saltaron nuevos mensajes de distintas marcas mexicanas que aludían al mismo efecto creando nuevas afirmaciones de orgullo nacional; la pregunta persiste, ¿afirmar que ser mexicano es ser alguien aceptado socialmente? El 19 de septiembre pasó el terremoto en la Ciudad de México, y desde esta trinchera, los diseñadores locales adoptaron el apoyo para las víctimas tras el desastre natural. ¿Hemos pensado aquí de una forma colectiva para el beneficio propio, de todos o solo de unos cuantos? Es un hecho que México está más presente que nunca en la moda, algunos pensarán. O a lo mejor sólo en las camisetas.

En paralelo, desde hace unos años, el fotógrafo Dorian Ulises López ha trabajado sobre un proyecto personal llamado Mexicano (pueden leer la entrevista aquí). Después se viralizó; en Facebook había videos sobre el proyecto y citas de Dorian, y me sorprendió mucho al leer las diferentes opiniones que tenía la gente al sentirse halagada y otras excluidas. Sin embargo, la visión de Dorian jamás intentó conceptualizar el estereotipo de “mexicano”, sino en dar a conocer a los mexicanos, no por su color en la piel, sino por una cuestión de belleza atípica a lo que hemos sido educados en comerciales, revistas, cine o televisión. El ‘vainillismo’ o ‘lo naco’ no tiene nada que ver en esta búsqueda de la significación del mexicano, porque sería una curaduría pobre y repetitiva, misma que no nos ha permitido evolucionar en muchas ideologías culturales entre nosotros.

Quise mencionar ese preámbulo al indicar que Dorian realizó la campaña actual de H&M tras su reciente apertura en la calle de Madero en la Ciudad de México. En una plática con él, mencionó que es una cuestión de reinvindicación, “de darnos cuenta de lo rico que somos”. Sé que Dorian tiene una obsesión con los rostros que normalmente no salen en la publicidad, y por ello, quiso que “no solo fuera moda y jóvenes mexicanos, sino que se viera la calle como influencia de moda; para mí la calle es una fuente de inspiración muy grande y sobre todo por todas las cosas sorpendentes que encuentras en los mercados, en los locales, en su gente, en la cultura popular. Lo más lógico fue hablar del Centro Histórico ya que se inauguraba ahí la tienda y quise aprovecharlo para hablar de esa zona de una forma divertida como lo puede hacer la moda. La moda a veces es surrealista y quise capturar esa especie de surrealismo que vivimos a diario. El tema ‘mexicano, moda, surrealismo en al cultura popular’ pudo entenderse de forma madura, creativa, valiente gracias a Bárbara Sánchez Kane y Nayeli de Alba, dos personas que admiro muchísimo y que me sorprendieron. Fue justo lo que yo esperaba de toda esta campaña,” me platicaba Dorian.

Definir una moda mexicana es una tarea compleja, pues no podemos abordarla desde sólo el punto de vista industrial, por ejemplo. La moda mexicana tiene que ver con todo y a la vez con grupos selectos de firmas o diseñadores que se separan otorgándose la etiqueta casi monopolizada sólo por trabajar en comunidades indígenas, otros por traducir las corrientes europeas en nuevos trajes, y otros más por sacar provecho a la cultura del internet, por ejemplo. Ninguna de estas ascepciones está bien o mal, simplemente son distintos panoramas para percibir un tipo de moda mexicana y en cada uno se conoce la moda de una forma muy diferente y tal vez ésta sea la personalidad de ‘lo mexicano’, el reconocer a una persona con todas sus facetas, defectos y virtudes, pero ¿dónde está este hilo identitario socialmente reconocido y adoptado?

La moda no tiene que ser intencionalmente bella, alta, delgada, o verse de forma contraria; la moda no se puede encasillar en un solo precepto, sobre todo cuando nuestra moda nos permite ser, actuar y hasta vivir en muchos casos. La moda identitaria no tiene que ver con una sola marca o un diseñador, sino en el fenómeno que el consumidor elige llevar, en cómo lo combina y cómo lo hace suyo. Entender que lo mexicano es voltear a nuestra cultura, ya sea histórica, personal o popular es una de las formas más objetivas para entendernos a nosotros mismos. Y es justo este vacío que no hemos aprovechado para construir nuevos significados sobre México, pues creo que más allá de una camiseta con un slogan lindo debe existir realmente una conexión en quien lo porte; no es solamente una cuestión de sentirnos aceptados por llevar ciertos modos de vestir, de peinar, de maquillar, sino de realmente conectarnos con una identidad, con un sentido en común.

Lo mexicano en la moda es un abanico de posibilidades, y después de ver de cerca las nuevas colecciones de diseñadores mexicanos todavía existen conceptos muy arraigados y tradicionalistas con el tema, no solo en el estereotipo del diseño sino en el mismo consumidor que lo promueve, o sea el que lo compra. No sé con certeza si liberarnos de estereotipos pueda lograr algún beneficio social colectivo pero lo que sí creo es que podemos ampliar nuestra mente sobre nuevas formas de ver las cosas; la ropa que nos ponemos a diario, y en cómo percibimos a los demás, dándole un espacio a la reflexión antes de emitir un juicio y de comprender cómo podemos ser cada vez mejor respecto a nuestra sociedad.

P.D.: Me hubiera gustado expresar mejor aquí lo que pienso sobre el tema, así que hice una especie de poema que pueden leer acá.

Imágenes de la campaña H&M Madero

Créditos

Fotografía y dirección: Dorian Ulises López
Productor creativo: @intheparkproductions
Modelo: @iamthef
AD: @viviphotomx
2nd AD: @lucianaherrera
DOP: @jordiplanell00
Música: @camilolara
Asistente de foto e iluminación: @lechix
Estilismo de moda: @smilewith_style + @babisk87
Asistentes de estilismo: @charrrrrrro @boy_george_michael @otraadriana @janell_mm @griselgomez27
Maquillaje: @anagdev
Asistentes de maquillaje: @makeup_nevarez @alejandro_camposg
Pelo: @erichclemenz + @carlosarriolahair
Coreografía: @zebradrag
Dirección de arte: @disciplinastudio
Asistentes de arte: @richieav @lfcallico
Productora Ejecutiva: @claubosque @metropromx
Productora en Línea: Lissy Castillo
Asistente de producción: Mauricio del Olmo
Gerente de Locaciones: Franco de la Lanza
Agradecimientos: @posemodelsmx @guerxs @hm @valenetwork