keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Highlights
#INSPOWER Sobre la belleza de la ruptura con Silvana Estrada
09.08.2021
Por Irving Alfaro

Silvana Estrada es una cantautora veracruzana de 24 años y una de las promesas musicales más grandes que tiene nuestro país.  Al mezclar el folk y el jazz de un manera impecable con sus raíces latinas, logra un estilo único, sincero y profundo en cada una de sus composiciones. Gracias a su talento, Silvana ha colaborado con grandes artistas como Natalia Lafourcade, Alex Ferreira, Caloncho y Charlie Hunter, experimentado guitarrista de jazz.

En medio de su gira por España y en la víspera de ‘Marchita’, su nuevo material, tuvimos la oportunidad de platicar con ella. El nuevo álbum que lleva el mismo nombre se pule con la sencillez, sinceridad y madurez musical de esta increíble artista.

Foto: Sol Talamantes

Intensidad Melancólica

Meow Magazine (MM): Ya estás a unos meses de estrenar tu nuevo disco de estudio a través de Glassnote, ¿de dónde surge el título ‘Marchita’ y qué significa para ti?

Silvana Estrada (SE): ‘Marchita’ para mí fue un proceso muy especial porque es la música que compuse después de una ruptura amorosa. El disco había pasado por un montón de nombres pero al final decidí ponerle así porque esa canción es el eje del disco y habla de la idea del amor perdido, aquel que a veces se pierde de una manera tan sutil y tan hermosa. Me gusta porque viene de una flor y para mí las flores son como un statement de belleza, de colores y me gusta la idea de marchitarse como un proceso de pérdida que contiene también mucha belleza. Al final es como hablar de una muerte o una pérdida dentro de un contexto tan primoroso como lo es el de una flor marchitándose. Me gusta hacer este símil con el amor. Creo que cuando compuse ‘Marchita’, sentí la palabra y se cerró muy bien todo el ciclo.

MM: Fue como una metáfora para ti…

SE: Sí, incluso fue muy refrescante poder ponerle nombre a toda esa intensidad melancólica que surgió a partir de grabar y de componer todo el disco.

MM: En medio de toda esta locura provocada por la pandemia ya estás en gira por España ¿Qué se siente regresar a los escenarios en vivo?

SE: Es toda un locura. Primero que nada, estoy muy agradecida de poder dar shows, la verdad es que la mayoría de la gente no puede ahora mismo salir a dar shows, todo está parado. Para mí es un privilegio poder venir aquí (España) que ya se está activando un poquito más y poder hacer una gira, que es de las más largas que he hecho en mi vida (sino es que la más larga). Estaremos aquí mes y medio haciendo tres shows a la semana y es bastante fuerte; ha sido muy complicado también para mi volver porque hablando con músicos y colegas, también hay como una cosa de poder entrar en calor, en tener el control del escenario…

Los primeros 6 shows yo pensaba: ¿Cómo era esto de mantenerme súper concentrada y conectada con el público? (Risas) Hasta el sexto show fue como si se liberara algo y la energía fluyó muy bonito. En la cuarentena nos acostumbramos a estar cansados todo el tiempo, por lo menos yo durante la cuarentena tenía muy asimilado que vivía en friega y durmiendo poco, así que tuve que aprender lo maravilloso que es dormir, descansar y comer bien, pero de repente volver a la carretera sí cuesta acostumbrarse a una vida que es muy demandante.

“Una escena musical sana va a necesitar de mucha más presencia femenina”

MM: En ese sentido, ¿tu proceso creativo para escribir y componer canciones fue diferente durante la pandemia o no?

SE: Bueno, fue muy diferente, de hecho los primeros meses del encierro fueron muy complicados para poder componer, pero conforme pasaron los meses me fui liberando, acostumbrándome. Creo que todo es cuestión de tiempo pues cuando entendí mi dinámica de estar todo el día en mi casa, cambié bastante, me volví mucho más organizada por ejemplo… (risas). En la cuarentena podía dedicarle todo un día a una sola canción; empecé a componer con amigos como Alex Ferreira, David Aguilar, Gustavo Guerrero, en fin… varios colegas que estábamos en la misma situación de entender cómo era este nuevo proceso, aunque cada quien tiene su camino y es muy diferente.

Foto: Karla Read, Dirección creativa: Edwin Erazo

MM: ¡Eres muy joven! A tus 24 años ya has podido colaborar con Natalia Lafourcade, Mon Laferte, Caloncho, incluso hace poco hiciste un cover a Jorge Drexler, pero ¿hay alguien más con quien te gustaría colaborar musicalmente en un futuro?

SE: (Suspiro) Bueno, hay mucha gente, si me voy muy a lo máximo de lo máximo, quisiera colaborar con Caetano Veloso, con Chico Buarque, ¡¡ME GUSTARÍA MUCHO cantar con Rosalía (Risas) ¡¡Me encanta su onda!! Colaborar siempre es aprender; es como una master class de un montón de cosas que no sabía. Cuando conocí a Natalia pensé: “Hay un montón de cosas que no sé de la vida entera”; Natalia fue y ha sido como una gran mentora, ademas de una gran amiga; con Jorge Drexler hace poco dimos un show juntos y fue lo mismo, verlo y cantar con él es una master class de cómo conmover a la gente sin tener ocho octavas de registro (de voz) y hacer cuatro notas por segundo, aprendí mucho de la sencillez de las buenas canciones. De la gente que te digo, quisiera colaborar con ellos porque siento que tengo mucho que aprender.

MM: ¿Hay algún adelanto o sorpresa que nos puedas dar sobre lo que vendrá en tu nuevo disco?

SE: Sí, me han preguntado mucho y hace poco anuncié que no hay colaboraciones. Es un disco tan íntimo, tan vulnerable, tan mi universo de este proceso casi terapéutico del post-breakup, que me parecía complicado a nivel emocional oír todas estas palabras que escribí con tanto esfuerzo en alguien más, y pensé: “Todo esto que escribí quiero que salga de mi boca, ya después que lo cante quien sea”. En los shows en vivo me gusta cantar todo con todo mundo, pero a la hora de grabar me pareció importante mantener esa intimidad.

Foto: Instagram @silvanaestradab

MM: ¿Qué le aconsejarías a quienes quieren iniciarse en la música de forma profesional?

SE: Pues… (Risas) me siento un poco inhabilitada para dar consejos pero un poco de lo que he aprendido en estos añitos es que todo vale la pena si el proceso es disfrutable, si amas la música y te entregas a ella. Hay que trabajar pero a la vez disfrutar. En ocasiones en el proceso deja de disfrutarse y quizá se pierda la magia, pero hay que disfrutar tomar aviones a las 5 am, no dormir y estar lejos de casa porque la música lo vale y si al momento de hacer una balanza se va del otro lado, podría ser complicado.

Nos han quitado tanto, nos han quitado el miedo

MM: Tú has sido parte importante en el movimiento feminista, sobre todo con la canción ‘Si me matan’, que ha sido retomada como un estandarte en contra de la violencia de género… ¿Cuál ha sido tu lucha contra toda esta violencia?

SE: Sí, creo que estamos en un momento muy duro, pero al mismo tiempo es muy chido que cada vez veamos con mayor atención estas pequeñas formas de violencia constantes… A ver, ¿yo he sido víctima de violencia machista? Por supuesto que sí, y más en la profesión en la que me desenvuelvo, y aún más porque trabajo y vivo sola desde que tengo 15 años. Definitivamente me he enfrentado a cosas que, de repente pienso: “quizá mucha gente no tenga que dirigir una banda de hombres a los 19 años y en ese sentido tal vez se ahorre ciertos comentarios”, pero sí creo que mi lucha ha sido para demostrar que mi trabajo vale y el poder dirigir mi propio proyecto en esta industria musical: esa ha sido la lucha a la que yo me he acercado.

Creo que la industria va mejorando, poco a poco, pero sí, en los años que voy conociendo el universo musical creo que sí estamos avanzando hacia festivales con mayor presencia femenina, disqueras donde no todos los A&R son hombres y así; por otro lado los managers, los roadies, los músicos la gran mayoría son hombres, es una industria muy masculinizada, pero poco a poco se va diversificando y me parece importante promoverlo activamente, porque una escena musical sana va a necesitar de mucha más presencia femenina.

MM: ¿Qué sigue para ti durante el 2021?

SE: Ahora sigue volver a casa y ponerme a trabajar porque quiero ya sacar ‘Marchita’, ponerme a grabar y empezar a producir mi próximo disco. Tengo un par de giras más este año fuera de México, pero quiero concentrarme en este disco, darle difusión etc.

Sacar un disco siempre es mucho trabajo, mucha prensa, mucha creatividad para ver cómo se lo hacemos llegar a la gente y eso es un trabajo bonito y muy demandante; una vez que termine quisiera empezar en el estudio una vez más.

Creo que mi lucha ha sido para demostrar que mi trabajo vale y el poder dirigir mi propio proyecto en esta industria musical: esa ha sido la lucha a la que yo me he acercado.

Foto: Instagram @silvanaestradab

En la cuarentena hice muchísimas canciones, entonces quisiera sacarlas lo más pronto que se pueda porque con ‘Marchita’ ha sido un proceso muy largo desde que lo grabé hasta ahora que va a salir. Han sido muchísimos meses, entonces ha sido como un parto muy, muy largo y quiero trabajar en pro de ver cómo se siente grabar así: mezclar, masterizar y lanzar. Conocer cómo es todo eso, porque no lo conozco. Esa es mi búsqueda profesional ahora.

MM: ¿Tu outfit favorito para una gira?

SE: Aaaaaah, pues a mí me gusta estar súper cómoda, me gusta mucho usar maxi dresses, me gustan mucho los colores ahora, porque antes usaba siempre negro. Me hice amiga de una ilustradora que ahora es mi alma gemela, se llama Jimena Estíbaliz, ella siempre se vestía de negro hasta que un día dijo, “me voy a vestir de colores porque siento que el negro me esta volviendo una persona triste”. Comenzó a vestirse de colores y la vi tan feliz que yo ahora estoy copiándole como siempre, porque ella siempre va un paso adelante. Entonces estoy comprándome un montón de vestidos grandes de color verde, amarillos, rosados y en verdad que te cambian la perspectiva.

Foto: Edwin Erazo

MM: ¿Qué escucha Silvana Estrada en su Spotify?

SE: Bueno, una amiga muy querida acaba de sacar un disco, se llama como ella Laura Itandehui. Aquí en España acabo de conocer a una cantante maravillosa que se llama Anna Colom y un disco de confianza podría ser Novos Bahianos, lo he estado escuchando mucho en esta gira, no es nuevo, es una banda brasileña de los años 70, y es lo que he estado escuchado un montón.

MM: ¡Mucha suerte y éxito en tu gira, Silvana, esperamos pronto verte en México!

SE: ¡Ay, muchas gracias, ya quiero regresar! ¡Muchas gracias por el tiempo! Ω

Fotografía Cover cortesía de Sol Talamantes

@littleremy