keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Fashion
Talento Emergente: Ximena Corcuera
23.12.2020
Por Sara Castañon

En el mundo de la creatividad, encontrar un lenguaje que te distinga dentro de la moda no es sencillo. Para Ximena Corcuera, una piscis llena de intensidad y pasión por su trabajo, el camino ha sido encontrar un punto donde puede fusionar la creatividad del diseño con otros sectores creativos y artísticos, como la danza y la pintura.

Después de una trayectoria Work Experience Fashion en España y LEO BMS en México, decidió crear su propio proyecto. Su marca homónima, que nace en el 2019, y que en un año lleno de incertidumbre encontró el momento perfecto para dar rienda suelta a su creatividad, nos enseña una nueva propuesta de hacer y vestir moda.

En la marca buscamos compartir una visión humanizada de la moda a través del arte y la cultura. Creamos proyectos ulturales que enriquecemos a través de colaboraciones multidisciplinarias con el fin de abrir un diálogo diferente y una nueva perspectiva.

Su última colección llamada “Sankofa”, que deriva del símbolo ghanés Adrinkra, significa “aprender del pasado”. Nace a partir de la historia del continente africano, en especial Ghana, Nigeria, Sudáfrica, y Etiopía. La idea de pensar un futuro que crea un diálogo con la herencia, cultura y tradición dio paso para crear una colección donde sus clientes puedan conectar con la historia detrás de cada prenda.

Bajo este mensaje, nos muestra una colección que se une la moda, la danza y la teconología. Para Ximena, la ropa es más que algo útil, es un lenguaje.

Aquí les dejamos un teaser del video que nació de su propuesta, con música por Böeneker y diseño sonoro por Blaché. Coreografía e interpretación por Brandy Cisse Choy . Producción y edición de contenido audiovisual por el equipo de Estudio Creativo Madriguera. Programación de maquinaria y locación por parte de Fab Lab México. Y conceptualización general del proyecto, dirección de la colaboración entre sectores y desarrollo y producción de vestuario por Ximena Corcuera.