keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Meow Picks
CARTA EDITORIAL: Ocho años de cultura de moda
02.07.2021
Por Olivia Meza de la Orta

Hola, gracias por estar aquí leyéndome. Me fui en junio (a modo un poco improvisado) a conectar con la naturaleza en un increíble viaje a la selva y las montañas de Chiapas, por lo tanto, aplacé mis cartas mientras conocía tantas cosas hermosísimas. Ahora puedo sentarme y contarte más sobre lo que he reflexionado, pues se entrelazan los eventos: esta es una recapitulación a modo de agradecimiento por los ocho años que cumple Meow Magazine.

EL GÉNESIS

Meow Magazine nació cuando estudiaba el último semestre de mi carrera. Pero el deseo de tenerla nació cuando era muuucho más joven; tendría como 10 años cuando doblaba hojas de papel a la mitad, las engrapaba y hacía mi revista con una pluma Bic. Mis referencias eran las revistas como Eres, Sveenteen, Tú y Por Tí más las lecciones de moda con Tim Blanks en su programa Fashion File. Siempre me visualicé teniendo una revista, ¿cómo lo iba a hacer? No tenía idea, pero la intención era clara.

Mi interés por la moda se sembró con las idas a los tianguis a comprarme mi gel con brillantina, mariposas de plástico para el pelo y pantalones acampanados. ¡Qué sueño era ir a a la calle de Correo Mayor cuando tenía 12 años! ¡Qué magia era entrar a Hippixi en los centros comerciales! ¡Qué fortuna poder experimentar con mis ropas cuando iba en la preparatoria!

Yo siempre vi en la moda un canal de expresión. Nunca fui ni la más popular ni la más inteligente ni la más nada, pero la gente me ubicaba por cómo me vestía (sin definir gustos o juicios). Mi interés por la moda era (lo es, todavía) una extensión de mis placeres creativos como dibujar, sobre todo. Yo quería ser artista, quería ser cantante, quería ser futbolista, quería tener mi revista. Qué bonito es tener tantos sueños que no parecen imposibles.

SIN MIEDO A VIVIR

Jugué fútbol, fui a clases de arte, pinté cuadros, escribí canciones, me grabé cantando covers, tuve una banda de música y ahora tengo una revista. Mi Meow Magazine. Desde que inicié MEOW hace ocho años, se convirtió en una colmena creativa, donde muchas mentes quisieron aportar y lo hicieron; desde el día uno que empecé a bocetar esta plataforma siempre me sentí acompañada y con mucha inspiración sin saber muy bien lo que hacía.

Luego uno crece y se vuelve más rígido, y muchas ideas las he ido guardando en un cajón. Por miedo a fracasar, por falta de tiempo, porque no hay dinero suficiente, por el popular síndrome del impostor. Pero he decidido volver a esta Oli temeraria que se imaginaba algo y lo hacía. De eso se trata este viaje lleno de viajes. De jamás conformarme sino celebrarme y seguir creando, porque mantenernos estáticos y cómodos va en contra de nuestra existencia.

Estoy profundamente agradecida con mi familia, mis amigues, mi equipo, con todas las personas que han sumado algo a este proyecto, y también conmigo, porque durante mucho tiempo no me di el crédito o pensaba que no era lo suficientemente buena.

¿QUÉ HUBO Y QUÉ SIGUE?

En junio –mes oficial del Orgullo– hablamos de películas, de acciones para sumarse a la lucha y teñimos de colores nuestros contenidos (como solemos hacer). Entre muchas otras cosas, hicimos un reporte de tendencias de moda para gozar la vida; unas fotos muy a la Olivia Rodrigo con la artista mexicana Dani Hoyos. Compartimos unas editoriales de moda con la bailarina Ana Elisa Mena y con la modelo Xanat. Y hablamos de perreo femenino y también del amor con un fashion film de Ale Quesada en exclusiva para nosotres.

Empezando este mes, abrimos con un editorial + entrevista con Elsa y Elmar, la música colombiana de 27 años que el día de ayer lanzó su segundo single Corazones Negros. Asimismo, tendremos muchos contenidos sobre viajes (al estilo MEOW, obvio) en nuestra sección Travel Series, entrevistas con talentos de moda mexicanos y un especial de fotografía de moda en Latinoamérica.

WRAP UP

Ocho: un número infinito que fluye sin interrupción, en armonía, en equilibrio. El punto de inflexión del ocho es una unión de todas las dualidades que hasta ahora he vivido o se me han presentado (no solo con MEOW sino en la vida). Es un número simétrico, que invita también a regocijarse en la creatividad imparable; un ocho combustible, un motor de sueños que se materializan. Un abrazo para el arte y nuestra comunidad.

LARGA VIDA A MEOW MAGAZINE

¡VIENEN MUCHOS PROYECTOS NUEVOS!