keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Stories
Lucía Uribe y su magnetismo inquebrantable
08.09.2021
Por Enriqueta Arias
fotografía Karla Ximena
estilismo Edna Pedraza
maquillaje Paulina Juárez para Urban Decay
peinado Claudia Reyna

Lucía Uribe es una actriz mexicana que está rompiendo las barreras y desdibujando las finas líneas entre el teatro, el cine y la televisión. Una mujer de ideales inquebrantables, de sueños infinitos y con un compás actoral que la está llevando a forjarse un camino dentro y fuera de las pantallas. Ha dado vida a personajes que van más allá de lo establecido, lo hegemónico, lo común. Su trabajo en series como Desenfrenadas y actualmente, Todo va a estar bien, son dos grandes ejemplos de esta breve introducción.

Arete Iconique, Vestido Jean-Louis Sabaji, Botas Aldo

EL PLACER DE SER ACTRIZ

En MEOW tuvimos la oportunidad de pasar una tarde con Lucía Uribe en el hotel Pug Seal Anatole France mientras interpretaba a ‘una extraterrestre en casa’ el cual se adhirió al lado juguetón y multifacético de la actriz en toda su expresión. Mientras duró la sesión, platicamos con ella sobre sus personajes, su visión como actriz y su futuro profesional

¿Cómo comenzó tu inquietud por hacer teatro y actuar?

Estudié Filosofía en la UNAM y luego en Casa Azul. Desde muy chiquita, a los ocho años, tuve mi primera experiencia como actriz no profesional, era una obra escolar pero fue mi primer acercamiento. Los demás eran adolescentes y tenían entre 15 y 18 años e hicimos “Los Miserables.” Yo era la única niña del elenco, era Cosette y desde ese entonces recuerdo que hay muchas cosas que persisten en mi manera de actuar y en mi manera de ser ahora. 

Por un lado, me acuerdo que desde niña disfrutaba muchísimo el desmadre tras bambalinas, los juegos, y esta cuestión muy familiar que se arma fuera de escena en los ejercicios de actuación. Todas esas risas que están detrás de un proceso actoral y, por otro lado, siempre sentí que cuando estaba en el escenario era alguien importante. Era algo que me conectaba muy profundamente con el cosmos, como algo sobrenatural, muy poderoso. Pero al mismo tiempo era muy consciente de que al estar en el escenario, manejas la energía o trabajas con la energía del público, la energía de tus compañeros. Es una cuestión colectiva y la responsabilidad que esto implica es que realmente nunca actúas sola, siempre estás en equipo. 

Para mí, actuar es un oasis donde siento que puedo expresarme y ser muchas personas dentro de mí.

Lucía Uribe
Look total Alfredo Martínez, Joyería Rodete, Sandalias Aldo

Además, durante la secundaria lo que me salvó en esa época tan horrenda y difícil, fue el teatro. O sea, al taller de teatro al que iba a la escuela era como mi oasis; en el que convergíamos, coincidíamos personas de todas las generaciones, pero que estábamos ahí por gusto, por placer. Entonces siempre sentí que era un espacio que se desmarcaba de todos los mandatos que tenemos en la secundaria, como los grupitos: el grupo de las populares, el grupo de las rechazadas, el grupo de la mierda y media.

Y entonces siento que era un oasis en medio de todo eso, donde lo que importaba era el juego; lo que importaba era una meta en común de hacer una obra, de pintar una escenografía, etcétera. Entonces, creo que hasta la fecha este espacio creativo de la actuación es eso, es justo así… un oasis en el que, incluso, a veces te pueden tocar equipos de trabajo horrendos, pero la mayoría de las veces son equipos de trabajo hermosos que se vuelven una utopía en las que te riges bajo tus propias reglas, juegas y eres libre. Siento que todo esto, hasta hoy, perdura. Para mí, actuar es un oasis donde siento que puedo expresarme y ser muchas personas dentro de mí. Para mí es la posibilidad y la delicia de jugar con otra partes de mí misma que, muchas veces, no puedo poner en juego durante la vida cotidiana. 

Para el personaje de Julia, ¿cómo fue su desarrollo? Considero que es un papel que resignifica el modelo utópico de la familia perfecta. En mi caso, por ejemplo, me identifiqué muchísimo con el personaje de la hija de Julia y Ruy, por el proceso de divorcio de mis papás. Creo que muestra una realidad mucho más allá de lo que siempre nos cuentan los historias en la televisión. 

Claro, sí a mí me fascinó que desde que leí los guiones, me di cuenta de que son personajes muy cercanos a nosotros. Es decir, al México en el 2020 / 2021. Son personajes que se desmarcan de la mayoría de las historias mexicanas que muchas veces se basan en estereotipos. Es mucho más difícil conectar con un estereotipo que conectar con un personaje imperfecto, que se parece mucho más a ti o a situaciones que son, probablemente, mucho más cercanas a nosotres. 

Lo que más valoro en una interpretación y la escritura de un personaje, es la honestidad, la complejidad y lo imperfecta que es la vida.

Lucía Uribe
Chaleco Carlos Pineda, Vestido de mesh Paloma Lira, Pantalón Desigual, Ear Cuff Rodete, Sandalias UGG

Para mí fue un regalo la complejidad de Julia. Me fascinó el hecho de que fuera madre, de que tuviera esta responsabilidad tan grande, que estuviera atravesando por este proceso emocional tan fuerte y tan doloroso, como lo es una separación, y lo digo porque, tal vez, era muy fácil que por los personajes previos que he hecho antes, podrían haberme encasillado como en la “amiga cagada”, entonces la verdad es que este personaje para mí fue un regalo, porque fue trabajar algo completamente distinto a lo que había hecho antes. Son estos personajes que te permiten crecer. Que son más grandes que tú en muchos aspectos o mucho más distintos de quienes somos en realidad.

Julia es un personaje muy distinto a mí, en cuanto a su personalidad, en que es madre y al mismo tiempo también todo ese personaje tuvo que pasar por mi sensibilidad, por mis experiencias, entonces fue maravilloso porque me conectó con lo que es ser madre, leer sobre la maternidad, platicas con amigas mías que son madres, pero también qué significa ser una madre de 30 años, en este país, en el 2020. Mostrando cómo estando el feminismo tan fuerte, se puede ser una madre que quiere romper con estos mandatos patriarcales y cómo le enseñas a una hija esta nueva forma de vivir que, quizás nosotras tampoco tenemos tan resuelta pero que, en una de esas, las nuevas generaciones ya no aprendan eso de la manera en que nosotras lo aprendimos. 

Blusa organza pro, Blusa manga larga Desigual, Bolso y falda Bimba y Lola, Collar Rodete

THIS IS REAL

Justo creo que la serie muestra un aspecto súper importante, y es que nos devela cómo los papás no saben realmente cómo ser papás, con todas sus complejidades y sus retos. 

¡Exacto!

¿Crees que el hecho de que dos mujeres estuvieron involucradas en la escritura de los guiones le da una nueva perspectiva a la serie? Creo que es súper interesante que se entiende bastante todo desde una mirada mucho más femenina, no un guión masculinizado, hablando sobre las mujeres y la maternidad, creo que esto se ve muy fuerte no sólo el personaje de Julia y la maternidad, pero en general los personajes femeninos y masculinos.

Claro, creo que se sienten las voces de Lucero Novaro y Jimena Montemayor súper presente en la serie, tanto en Julia como en Ruy (Flavio Medina), porque siento que también la manera en que se aborda el personaje de Ruy, los machismos cotidianos que tiene. Es decir, se muestra un personaje que no es un “macho malo”, unidimensional,  sino que es un tipo que todas conocemos. Es este macho progre que yo nunca había visto en la pantalla y creo que es justo ahí donde se ve muy clara la voz de Jimena y Lucero como hacer un personaje tan real. Ambos personajes, súper reales. 

Es mucho más difícil conectar con un estereotipo que conectar con un personaje imperfecto

Lucía Uribe

¡ASÍ ES LA VIDA!

¿Qué sigue para Lucía Uribe, en cuestión de proyectos? ¿Tienes proyectos en puerta, estás escribiendo o produciendo algo tuyo? 

Sí, justo sí. Estoy escribiendo dos proyectos con compañeres de Argentina. Fui a Argentina en 2019 y vi 60 obras de teatro y encontré unos tipos de ficción impresionantes. Una diversidad teatral espectacular, y es que eso es lo que estaba buscando en cuanto a la diversidad, a la profundidad, la comedia. Siento que allá tienen una comedia mucho más digerible, que no es como la comedia que abunda aquí, la cual puede ser machista, misógina, clasista.

Allá la comedia se fundamenta en otro tipo de cosas, y ahorita estoy escribiendo dos series con Julián Lucero, quien es un cómico de allá, buenísimo, Malena Medici, Andrea Nussembaum, Débora Zanolli y Mariano Rosales. Estoy muy contenta, porque desde hace mucho tiempo tenía ganas de escribir y realizar mis propios proyectos, porque justo eso… de repente me llegan proyectos o castings con los que no comulgo, con los que digo: no quiero hacer este personaje, no quiero decir estas cosas clasistas. Y es que creo que cada vez tengo menos tolerancia a las ficciones que son así que basan su humor en el clasismo y la misoginia. Entonces es por eso que estoy apostando por hacer mis propios proyectos. 

¿Cuál es el mensaje que te gustaría dejar a la gente que vea la serie, con el personaje de Julia?

Pienso que lo que más valoro en una interpretación y la escritura de un personaje, es la honestidad, la complejidad y lo imperfecta que es la vida. Para mí las interpretaciones de actores o actrices que me interpelan, pues son justo las que me atraviesan, las que me hacen reaccionar y decir: ¡Claro! Así es la vida. Así de difícil, compleja, divertida… como un espectro que solo se puede decir actuando, que lo sientes y te reafirmas: ¡no estoy loca! La vida es así. Yo creo que lo que más me gustaría que la gente sintiera eso con la serie, que los toque de alguna forma, que los haga hacerse preguntas, que los conecte con algo propio. 

HOT BUT CUTE BUT FIERCE


Puedes ver la impecable interpretación de Lucía Uribe como Julia en la primera temporada de Todo va a estar bien en Netflix, una producción de La Corriente del Golfo

Agradecimientos al hotel Pug Seal Anatole France
Dirección creativa Olivia Meza
Producción MEOW Magazine