keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Beauty
10 tips para empezar correr y no morir en el intento
15.07.2019
Por Olivia Meza

Correr: una acción tan cotidiana como desconocida para muchos pero amada y asediada por otros más. Correr es el deporte que me apasiona, que me hace sentir viva, un pasatiempo, una manera de meditar, unos minutos de terapia personal y solo lo descubrí cuando me invitaron a hacerlo. De la manera más casual empecé a adentrarme al mundo del running y aquí me quedé.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Olivia Meza de la Orta (@oliviameza) el

Hace un año comencé y mi meta era prepararme en tres meses para correr un medio maratón. La promesa era bastante confusa, pero lo logré (¡ya llevo dos medios!). Y a partir de allí este viaje me ha conectado de una forma impresionante con mi cuerpo y mi mente; crecí y el proceso no fue fácil ni agradable todo el tiempo. Y bueno, por eso mismo me siento con un poco de autoridad para compartirles algunos consejos que he aprendido, me han servido y me han inspirado a continuar corriendo. Si están comenzando o les gustaría intentarlo, les podría servir todo esto que a mi me enseñaron:

1. Corre sin prisa. Corre consciente.
Empezarás la carrera, pero es tuya y de nadie más, así que corre sin prisa. Si eres newbie, no pienses en los tiempos ni qué tan rápidx eres, y concéntrate en sentir tu cuerpo. Correr es un proceso de introspección, tanto física como mental, asi que ya irás sintiendo en qué momentos te sientes más fuerte, más débil, más cansado, más alegre etc. Si te presionan los tobillos, las rodillas te punzan o las manos se te engarrotan, tranquiiiii, no te claves pues al correr tu mente comienza a lanzar señales de ‘por qué estás haciendo esto’ y su defensa es parar, es resguardarte. Primitivamente, al correr activamos niveles de estrés y adrenalina, por lo tanto es importante aprender controlar la mente y literalmente pensar, “estamos corriendo para sentirnos bien no porque huyamos de algún animal salvaje que nos quiera comer”. Asimismo, es esencial sentir tu cuerpo; sé consciente de tus pies, tus pantorrillas, tus caderas, tus brazos… ¡todo! Verás que cuando lo haces así te sentirás más fuerte y más capaz de lograr cualquiera que sea tu meta, llámese 1km o un maratón completo. Las metas las pones tú y por ello, correr es un excelente ejercicio de autodisciplina pues es un compromiso con uno mismo a diferencia de los deportes en equipo.

2. H2O y vitaminas.
Si comenzarás a entrenar regularmente, es decir de 3 a 5 días por semana, el agua en el cuerpo es súper importante. El agua no solo ayuda a reponer los minerales y las sales que despedimos con el sudor, sino que es esencial para la flexibilidad de los músculos, los tendones y las articulaciones y estén listos para ayudarte a hacer lo que quieras, literalmente. Olvídate de los famosos ocho vasos de agua diarios y apuesta por los termos de 1 litro para rellenarlo por lo menos dos veces al día (agrega stickers para personalizarlo). Depende de la intensidad de tus entrenamientos, la cantidad de agua que ingieras debe ser mayor. El Gatorade es el más famoso para reponer electrolitos y aminoácidos para después de ejercitarse, pero tiene mucha azúcar, asi que yo recomiendo Electrolit o también existen unas pastillas efervescentes como Nuun o Gud (ésta última la venden en GNC) con sabores delis y tienen vitaminas, aminoácidos, minerales y electrolitos con el mínimo de azúcar. También recomiendo incluir suplementos aislados (es decir, no en un multivitamínico) como Omega 3, colágeno e inulina (absorbe mejor el calcio en el cuerpo).

Photo by Kaizen Nguyễn on Unsplash

Photo by Kaizen Nguyễn on Unsplash

3. Un buen par de _______.
Tu calzado para correr es sagrado.
Llámese Nike, Asics, Hoka, Under Armour o huaraches, es muy importante que el par con el que corras te haga sentir bien al 100% con tus pasos. Aqui no aplica el ‘me molesta tantito, pero si aguanto’ porque no, no vas aguantar y te vas a lastimar. Mis tenis favoritos para correr son los Pegasus 35 de Nike, aunque también me encanta Nike Free para entrenar y los Zoom Pegasus Turbo para distancias largas y carreras. Los Nike React también son muy lindos y cómodos pero no los recomiendo para distancias de más de 5 km. Estoy medio loca de los tenis, me encantan, y ahora sigo descubriendo nuevas cosas sobre los running shoes. Ya les contaré más, pero mientras tanto, que tu elección sea sabia y pruébalos en las tiendas (muchas tienen caminadoras).

4. Calienta y estira.
He visto cómo llega la gente a correr y no calienta ni estira, solo empieza a correr. Los veo y pienso ‘ouchhhh’. En la app Nike Training Club puedes seguir los calentamientos y estiramientos para corredor, literalmente, buscándolos así (la app es gratis). Los calientamientos deben ser dinámicos, es decir, cada movimiento debe ser rápido y alternado; el punto es encender al cuerpo y prepararlo para el entrenamiento. Al terminar, estira con cada movimiento por 30 segundos; el estiramiento es tal vez más importante que el calentamiento pues te ayudará a recuperarte para que el dolor post workout no sea agobiante, entre otros beneficios.

5. Ve al baño antes de correr
Hablando de cosas que tienes que hacer antes de correr está el ir al baño. No hay nada más estresante que correr distancia, por ejemplo, y no encontrar un baño cerca. Una amiga un día me dijo, ‘tienes que exprimirte, casi casi’ porque me ha pasado que tengo ganas pero me aguanto y no está bien. Todos sabemos que es malo aguantarse y también puede provocar fugas accidentales, pues los riñones están funcionado al mil por ciento mientras tu corres y desechas agua con el sudor y además tienes sed y quieres ir al baño. Pensarás que ahora que estarás tomando más agua irás más al baño y sí es una realidad pero una vez que tu cuerpo encuentre el balance con tu hidratación, verás que serán cada vez menos tus ganas de ir y necesitar agua cuando corres.

6. Enfócate en ti.
Correr se trata de ti, no de aquellxs que te han rebasado en tu ruta, no en los que se han quedado atrás de ti. Es un tiempo para estar contigo en cuerpo, en mente y en alma (aunque suene cursi, pero yo así me siento). Ponte los audífonos y escucha tus canciones favoritas, o bien,  date un respiro de aparatos (solo tu Garmin o tu celular para marcar tu distancia o tiempo) y escucha tu corazón, tus pasos y todo lo que pueda hacerte consciente a tu alrededor. No pienses en cómo te ven los demás, si te despeinaste, si se te cayó un arete, si tu paso es muy lento para ellos. Olvida esos pensamientos de afuera hacia adentro y enfócate de adentro hacia afuera. Yo lo que hago es dar gracias a mi cuerpo mientras corro, respiro tranquila y tampoco acelero. Durante los primeros 15 minutos asi es mi rutina y lo curioso es que los pensamientos negativos llegarán pero serás más consciente de evitarlos y reemplazarlos por cosas chidas.

7. Food is fuel.
Comer es otra de mis pasiones. De verdad me gusta mucho comer. Y ahora que corro me da más hambre que nunca y gracias a mi nutrióloga Raquel Pérez, me enseñó el valor de comer correctamente sin dietas radicales ni shortcuts. No hay una fórmula mágica pero lo que sí se es que tus hábitos alimenticios deben ser más sanos y más abundantes. Haz cinco comidas al día, incluye algún tipo de proteína en tres de ellas, incluso puedes tomar proteína en un batido después de entrenar si tu objetivo es ganar músculo. La proteína es básica pues trabaja activamente para saciarte y es super food para tus músculos. También incluir verduras, puede ser en tus colaciones, pepinos o zanahorias con limón… de preferencia que las verduras sean crudas asi conservan su valor nutricional. El azúcar también es otro nutriente que debes incluir pero, ojo, cuidado con abusar de pastelitos y mejor cómete una manzana, toronja e incluso plátano (perfecto para antes y después de entrenar). Evita harinas y azúcares refinados, pero de vez en cuando consiéntete, sobre todo cuando vas a correr carreras largas. No hay nada peor que comer con culpa, asi que solo disfruta tu comida y aprende a comer mejor.

8. ¡Música!
Curar playlists es de mis hobbies más entretenidos que tengo y para correr ya tengo varias. Pueden tener una genérica con sus canciones favoritas, all time hits, guilty pleasures etc. Otra para la carrera que se inscribieron. Otra para cuando corras en un mood más tranquilo; para cuando quieras volar también. Si no te late la música, escucha podcasts (varios de mis cuates lo hacen, yo no) pero bueno entra en esta recomendación. De paso acá mi playlist para correr un medio maratón:

9. Libera tensión.
Después de tus entrenamientos, considera una vez al mes mínimo ir con un fisioterapeuta o masajista deportivo para liberarte tensión de los músculos, con esto evitarás lesiones o desgaste innecesario y aparte te sentirás como nuevo. Recomiendo a Margarita Cué (su consultorio está sobre Ejército Nacional / 5591913465) o a Angie Saldúa (su consultorio está en Aragón y también realiza citas a domicilio / 5515040442). También el yoga o la natación ayudan mucho, puedes incluirlo en tu rutina de la semana y también bañarte con agua fría después de entrenar ayudará a los músculos a relajarse más rápido.

10. Mucho ayuda lo que no estorba.
Con esto me refiero a la ropa. Evita llevar sudaderas, suéteres o cualquier otra cosa que después de cinco minutos querrás quitarte. Prueba los leggings, los shorts, las bikers y analiza cómo te sientes mejor. Prueba las camisetas sin mangas, con mangas, de manga larga; atrévete a combinar colores o limítate a los que te gustan. Una de mis motivaciones cada vez que salgo a correr es planear mi outfit un día antes, aunque sea el más simple, para mí es importante tener esta elección y no ponerme cualquier cosa. Cómprate una cangurera deportiva para guardar lo esencial y ¡dale! TIP: Usa bloqueador solar después de aplicarte un suero y crema hidratante. El maquillaje es opcional, pero yo solo lo reservo cuando son carreras importantes, jaja.

Old Navy

Todo el look de Old Navy Active / A la venta en tiendas

P.D. Corre solx, corre con tus amigos, corre con desconocidos, corre rápido, corre lento, pero ¡corre!