keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Beauty
Rutina de higiene amigable con el planeta
22.04.2020
Por Edna Pedraza

En momentos como éste restaurarse, adaptarse y buscar ser la mejor versión de nosotrxs mismxs resulta tan imprescindible como refrescante. Ahora que estamos en casa podemos divertirnos experimentando nuevas – y muy necesariamente amigables con el planeta maneras de llevar a cabo nuestra rutina de higiene personal. Estas son algunas de las cosas que puedes transmutar y con ellas darle un respiro a nuestro planeta:

1. Shampoo y acondicionador rellenables o en sólido

Cada vez es más fácil encontrar la opción de rellenar tus envases de shampoo y acondicionador, y por supuesto hay fórmulas para cada necesidad: pelo graso, seco, rizado, etcétera; al igual que en la versión sólida de estos productos. Mejor aún, son libres de parabenos, sulfatos y siliconas que, aunque muchas quieran negarlo, han mantenido a nuestros cueros cabelludos en un Trainspotting sin fin. Muchos de ellos son #HechoEnMéxico por lo tanto, impulsas la economía local también.

Abeja Reyna es un delicioso ejemplo. Sus exquisitas fórmulas a base de miel pueden adquirirse en línea así como a través de diversos puntos de venta como Happening o Canasta Madre. La dinámica es que compras la presentación del tamaño que mejor te acomoda y cuando sea momento de ir por más te rellenan el mismo recipiente. Además de que te descuentan a partir de tu segunda compra.

Mucha gente comenta que el shampoo en sólido tiende a resecar el cabello. Personalmente la primera vez que lo usé ha sido también la primera vez que sentí que realmente me había lavado la cabeza y aunque ciertamente la resequedad se presenta, habría que considerar aquí espaciar los días que te lavas el cabello, un tip que recomiendan tanto activistas del medio ambiente como los más reconocidos estilistas, pues estarás ahorrando agua y protegiendo tu cabellera. Los hay de Lush, Diamanda, la Ecotienda MéxicoSomos Tierra y hasta en el mercado ya los encuentras.

2. Cepillo de dientes de bamboo

Este también es un mundo aparte y en estos días los encuentras en variedad de tamaños, precios y en muchos lados como Duraznito Skin Care y Superama, por ejemplo. Cuando usé uno por primera vez tuve la impresión de que era muy duro pero mediante el uso tanto se fue suavizando como me fui acostumbrando a él. Denle chance, dense chance, y no duden en buscar la propuesta que mejor les acomode; si de plano no les gusta lo entierran en la maceta más cercana para que se vuelva uno mismo con la tierra.

3. Pasta dental sólida o en pastillas

También este básico de la higiene se puede encontrar en estado sólido y libre de empaques. Sólo tienes que frotar tu cepillo contra ella, hacer espuma, cepillarte al ritmo de tu reggaetón favorito, y ¡listo! Sonrisa deslumbrante sin tubitos que acaben en el fondo del Pacífico. Indra Ecosmética tiene versión ayurveda y menta + carbón activado, las puedes comprar en línea o en alguno de sus tantos puntos de venta a lo largo de México. Asimismo, Lush tiene unas pastillas dentales en diferentes sabores (que huelen además, delicioso).

4. Desodorantes amigables con el planeta

De la mágica, antiséptica y antibacteriana piedra de alumbre, a talcos y barras hechas con ingredientes naturales, aquí también las opciones son muy diversas. Dado lo tóxico para nuestras axilas de los antitranspirantes comerciales, que además vienen en gigantescos caparazones de plástico, bien vale la pena encontrar las variantes que nos mantengan saludables. La piedra de alumbre la consigues en farmacias o tiendas naturistas, mientras que en Somos Tierra encuentras unas barras sólidas que contienen entre otras cosas cera de soja, polvo de arroz, aceite de almendras, hoja de nogal y pachulí.

5. Cremas corporales rellenables

Al igual que con el shampoo, en este producto hay diversas y deliciosas fórmulas hechas a base de ingredientes naturales con opción a refill, como es el caso de Loredana y sus recetas con lavanda y manzanilla, té blanco y jengibre, ámbar negro y bergamota y hasta vino tinto, ¡salud!

6.Copa Menstrual

Si de revolución se trata, por supuesto tenemos que hablar de este artículo. La copa menstrual nos ahorra todo ese dinero que además tenemos que gastar, por el natural hecho de menstruar, en tampones o toallas sanitarias, sino que de paso le ahorra al planeta ese desperdicio ya que es reutilizable. Puede ser útil hasta por 10 años y gracias a sus materiales: silicón, látex o polietileno quirúrgico; a diferencia de otras opciones no contiene blanqueadores ni químicos que pueden llegar a causar alguna reacción. Todas las mujeres que conozco la recomiendan por la sensación de libertad que genera, modificando también la relación que tenemos con nuestro periodo. La encuentras en lugares como la Ecotienda México y Angelcup.

7. Pads desmaquillantes reutilizables

Este pequeño cambio es muy fácil de hacer en casa. En YouTube encontrarás tutoriales para lograrlo y básicamente lo que necesitas es una tela suave para tu rostro, hilo y aguja. No tienes que ser una experta en costura ni es indispensable tener una máquina de coser.

Todo esfuerzo suma, ya sea una, tres, o más de estas opciones que incorpores en tus hábitos de higiene estará teniendo un efecto positivo para nuestro planeta.