keyboard_arrow_left
close
keyboard_arrow_right
Highlights
CARTA EDITORIAL: Un buen viaje, julio 2020
02.07.2020
Por Olivia Meza de la Orta

¿En qué momento es julio? Ya pasaron siete meses del año 2020. Alrededor de 120 días en confinamiento. Sismos, marchas, feminicidios, desempleo más la crisis sanitaria que ha dejado más de 28,000 muertes solo en México… un panorama que nos aterra, entristece y enoja nos invita a responder como medio de comunicación, a fungir como una puerta abierta al diálogo y a explorar nuevas perspectivas que nacen desde una actitud positiva. De eso se trata julio. De accionar desde nuestro privilegio y compartir un mensaje activo con nuestra comunidad.

Fotografía Alexis Rayas para MEOW Mag

Comenzamos el mes platicando sobre diversidad y representación en la música con Moni Saldaña en un Instagram Live que pueden ver aquí. Moni es directora del festival Nrmal, uno de los más inclusivos del país y que celebra 11 años de existir. Ayer en nuestra conversación, Moni recalcó la importancia de cuestionarnos todo ante la situación histórica que estamos viviendo con una intención genuina.

También sobre cómo los proyectos, como el de ella y como MEOW Mag, están repensando aún más sobre sus decisiones internas como externas, en la creación de sus contenidos y con el objetivo de aportar algo a la sociedad que también proviene desde un cambio personal.

Al mismo tiempo que estamos cuestionando todo y a todes, sin caer en los juicios precipitados y sin fundamentos, reconocemos nuestro valor como seres humanos para dar algo más a nuestro entorno y quienes nos rodean. Y eso es despertar; cuando estás consciente, quiere decir que las dejado de estar en modo avión. Dejaste de ceder a las rutinas y le diste una oportunidad a tu mente para crear nuevas conexiones, para pensar diferente.

Esto es algo que aprendí de un documental llamado Diálogos para sanar (que aún no termino porque son varios episodios). El Dr. Joe Dispenza abandera el poder que tenemos sobre nuestra mente para crear nuevas interconexiones neuronales basado totalmente en la ciencia.

Me llamó mucho la atención porque estar confinada me ha dado la libertad de pensar, ver y sentir todo de nuevas maneras. El reconocimiento de unx mismx viene cargado de un poder increíble y de un sentido de propósito que nos obliga a develar nuestras sombras, nuestra ignorancia y nuestras dudas también.

Y por eso en julio –el mes preferido del verano– retomamos la idea del amor por nuestro propio reconocimiento. Es el verano del amor que hemos creado, así como la generación hippie le llamó en su tiempo. Tocaremos base con la sabiduría y psicodelia de las plantas medicina. Nos adentraremos cada vez más a la historia de nuestros textiles tradicionales indígenas, los procesos artesanales y transparentes de las marcas de moda y belleza y las prácticas sustentables reales y obligatorias.

Reforzaremos nuestro sentido de diversidad y representación comenzando por nuestros propios intereses personales; ¿cuál es mi diversidad y representación en las elecciones que hago a diario? Y resultando en increíbles contenidos creados por el equipo MEOW a través de la Moda, la música, el arte y el cine.

»the solution« por Anatol Knotek

En este viaje de amor propio, entrevistamos a algunas artistas latinas que se han redescubierto a través del autorretrato. Sobre las maneras creativas de producir sesiones de fotos sin contacto físico y las nuevas colecciones que despiertan el amor y la inspiración.

Este mes de julio también daremos a conocer nuestra próxima edición de Fashion Bootcamp, un espacio dedicado a la educación de una forma divertida y a distancia que yo misma impartiré. Lo nuevo es que se sumarán invitadxs para impartir masterclasses como un bonus a este nuevo formato que surgió a raíz de la pandemia.

Por último, quiero invitar a todos nuestrxs lectores a compartir sus experiencias, comentarios y dudas a nuestro correo, siempre abierto y siempre expectante de ustedes: hello@meowmag.mx Hago hincapié en la importancia que debe ser la retroalimentación y la crítica constructiva para que proyectos como éste resuenen más y mejor. Somos los responsables de nuestra cultura y no debemos olvidar que el impacto de nuestras acciones no solo afectan a unx sino a todxs. Asi que despertemos, naveguemos y viajemos juntxs en este verano del amor pandémico.